Situación de los mercados ambientales en el mundo

Hoy en día los Mercados Ambientales se encuentran en distintas fases de desarrollo según los países de los que se esté hablando.

Existen muchos países donde se han venido empleando herramientas como los Bancos de Hábitat o los Pagos por Servicios Ambientales, en los que se han podido comprobar las ventajas que tiene el empleo de estas herramientas para conservar el medio Natural. En numerosos países en vías de desarrollo se están implantando sistemas de Pago por Servicios Ambientales que permiten a las familias rurales obtener incentivos de su buen hacer y de la protección que proporcionan al medio en el que viven. En otros países los Bancos de Hábitat ya llevan mucho tiempo funcionando con éxito, y en algunos otros comienzan a implantarse con el objetivo de lograr un desarrollo sostenible.

Hay países, como España, que en la actualidad se encuentra en una fase de nacimiento de las herramientas de mercado para la conservación de los recursos y servicios ambientales, punto de partida para crear un posible mercado con estos servicios. Leyes como el Contrato Territorial incluyen mecanismos de compensación por los servicios ambientales generados a los propietarios rurales que produzcan estos servicios ambientales. Otras Leyes, como el Real Decreto que desarrolla el Plan Estratégico de Patrimonio Natural y Biodiversidad ya contempla la posibilidad del uso de mecanismos como los Bancos de Hábitat para solventar las deficiencias que presenta el sistema de compensaciones ambientales que se viene desarrollando en España, consecuencia muchas de ellas de la falta de recursos económicos y humanos. La falta de estos recursos conlleva el no desarrollo de planes de gestión que protejan las áreas naturales de posibles catástrofes, como la ocasionada por los daños irreversibles que genera un fuego, y las conserven, mejorando incluso su situación.

En una situación como la que está atravesando nuestro país es importante abrir puertas a la financiación privada destinada a la conservación ambiental, para evitar que la falta de recursos financieros vaya en pos del deterioro de nuestro legado natural. Por ello se está apostando por estas herramientas de mercado que dotan de valor al medio ambiente de manera que al sector privado le resulte “interesante” invertir en la conservación del medio natural.

Los mercados de biodiversidad en la actualidad mueven en el mundo más de 2.500 millones de euros y gracias a ellos se ha conseguido que una superficie de más de 180.000 ha de terreno a nivel mundial disponga de algún plan de gestión o de algún tipo de protección ambiental. Estos mercados incrementan el número de hectáreas anuales de hábitats que son protegidos gracias a ellos. Por lo tanto, si bien no se trata de una solución global a la pérdida de ecosistemas, sí que es verdad que los mercados ambientales se están convirtiendo en una herramienta efectiva para la conservación ambiental.

Deja un comentario