Por qué los inversores apoyan la fijación del precio del carbono

El blog del Banco Mundial recoge en sus páginas virtuales el artículo «Por qué los inversores apoyan la fijación del precio del carbono», firmado por varios autores, en el que explican que «no fijar el precio de las emisiones de carbono deja al mercado sin recursos para abordar el daño creado por estas emisiones. Y sin la existencia de un coste asociado a una actividad perjudicial, los que participan en el mercado no tienen incentivos para buscar alternativas menos nocivas».

40 jurisdicciones nacionales y 20 subnacionales mundo han puesto en marcha o planean implementar mecanismos de fijación del precio del carbono

Sin embargo, según avanza el artículo, «afortunadamente, esto está cambiando», ya que en la actualidad, del orden de 40 jurisdicciones nacionales y más de 20 jurisdicciones subnacionales en todo el mundo han puesto en marcha o planean implementar mecanismos de fijación del precio del carbono».

Este interés creciente por contar con un mayor número de mercados del carbono en el mundo es una estupenda noticia y «promover la fijación del precio del carbono es esencial», inciden los expertos, puesto que «este tipo de medida reduce las emisiones y los costes asociados a ellas, que terminan siendo soportados por todos —incluidas las empresas y sociedades—, a través de diversos impactos derivados del cambio climático».

Sin embargo, reconocen que «el precio del carbono debe proporcionar una señal económica fuerte que estimule las inversiones favorables a las alternativas con bajo nivel de emisiones de carbono. Un precio débil sin certezas a largo plazo no ayuda a alentar este tipo de inversiones», advierten. Por esta razón es «tan importante que los inversores reciban una señal cierta del precio del carbono».

Los autores firmantes de este artículo publicado en el blog del Banco Mundial son Stephanie Pfeifer, Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (Europa); Nathan Fabian, Grupo de Inversores sobre el Cambio Climático (Australia/Nueva Zelanda); Chris Davis, Red de Inversores sobre el Riesgo Climático (América del Norte), y Alexandra Tracy, Grupo de Inversores sobre el Cambio Climático de Asia.

Accede a la lectura del artículo original a través de este enlace.

Fuente: Banco Mundial

Deja un comentario