Los países y las empresas compartiendo objetivos para el desarrollo sostenible

Hoy incorporamos a las filas de nuestro grupo de expertos una voz dedicada desde hace años a difundir la importancia y los enormes beneficios para todos que se derivan del hecho de que las empresas sean socialmente responsables. Se trata de Ana Herrero, directora de Proyectos y Servicios de Forética, entidad referente en España del impulso y desarrollo de la Responsabilidad Social.

En su artículo, Ana nos habla de un asunto de la más candente actualidad: la recientemente adoptada Agenda 2030 con sus 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible y 169 metas y el determinante papel que jugarán las empresas en la consecución de todos ellos.

Nuestra experta comparte a continuación herramientas e iniciativas que se están desarrollando en la actualidad para facilitar al sector de los negocios la alineación de sus respectivas políticas y estrategias con los nuevos ODS, información que seguro que te resulta útil, interesante y muy oportuna.

Los países y las empresas compartiendo objetivos para el desarrollo sostenible

Entre el 25 y el 27 de septiembre los principales líderes políticos y empresariales a nivel mundial han estado reunidos en Nueva York en la Cumbre de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. ¿El motivo? La esperada adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que sientan las bases de una renovada agenda global. Bajo el título Transformando nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, se presentaron los 17 nuevos objetivos que guiarán la acción de países y empresas desde ahora hasta 2030.

 

Una de las novedades que presentan los ODS frente a sus predecesores, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), es el reconocimiento del importante rol de las empresas como agentes fundamentales para garantizar el desarrollo sostenible.

El principal objetivo para 2030 es la erradicación de la pobreza y para ello se establecen dos premisas que han de ser igualmente consideradas en el avance a través de los demás objetivos:

– La necesidad de integrar las tres dimensiones del desarrollo sostenible: la económica, la social y la ambiental en todas y cada una de las acciones que se proponen.

– Hacerlo desde una perspectiva global, mediante el llamamiento a la acción a todos los países, desde los más pobres hasta los más ricos, de modo que ninguno se quede atrás en este viaje.

El carácter global e integrador se resume en el marco establecido como «las cinco P»: personas, planeta, prosperidad, paz y partenariado (o colaboración), que han de ser consideradas para el correcto avance de esta nueva agenda de la sostenibilidad.

Una de las novedades que presentan los ODS frente a sus predecesores, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), es precisamente el reconocimiento del importante rol de las empresas como agentes fundamentales para garantizar el desarrollo sostenible. De este modo, por primera vez las empresas han colaborado activamente en dar forma a esta agenda. Esto no sólo garantiza una mayor capacidad de estas para establecer un marco de actuación que conecte su estrategia empresarial con las prioridades sociales y ambientales definidas, sino también una mayor capacidad de, además de mitigar los riesgos, ver la sostenibilidad en clave de oportunidad: desarrollar nuevos productos y servicios, mejorar en la eficiencia o incrementar su legitimidad social.

Las empresas tienen ahora, por tanto, el reto de alinear sus políticas y estrategias con estos objetivos globales. Esto no implica que todas las empresas tengan que disponer de una agenda específica para cada uno de los 17 objetivos, sino que tendrán que llevar a cabo un análisis profundo de materialidad, diferenciando cuáles son las áreas de acción más relevantes según su tamaño, sector o ubicación geográfica, entre otros, y de acuerdo con esto dirigir su trabajo y construir su posicionamiento a corto, medio y largo plazo.

Para este tipo de análisis, las empresas cuentan con herramientas como la guía SDG Compass, realizada en colaboración entre el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), Global Reporting Initiative (GRI) y Global Compact y que fue presentada este pasado fin de semana en Nueva York.

Desde Forética, como único representante en España del WBCSD, hemos incorporado también nuestra visión a través de la participación en los grupos de trabajo. Esta misma mañana la presentaremos en Madrid en el marco del foro CSR Spain 2015.

En la guía (en inglés), se sugieren los cinco pasos principales para alinear la estrategia empresarial con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible:

1.º Comprender los ODS.

2.º Definir prioridades.

3.º Establecer objetivos e indicadores.

4.º Integrar en la gestión y

5.º Reporting y comunicación.

El año 2015 será posiblemente recordado como un año clave en la agenda global del desarrollo sostenible y, en concreto, en el llamamiento e implicación de las empresas en este.

Además de la Cumbre de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, este año contamos con otro evento de gran relevancia, la COP 21 que se celebrará en París en diciembre y de la que se espera que resulte en un acuerdo mundial sobre reducciones de gases de efecto invernadero.

La guía documento realiza un llamamiento al compromiso de las empresas españolas para contribuir al objetivo de la lucha contra el cambio climático.

En este sentido, Forética e IKEA Ibérica acabamos de lanzar la Guía para la Acción de Presidentes y Consejeros Delegados en Cambio Climático. La finalidad de esta guía es conseguir que las empresas adopten compromisos individuales, transparentes y cuantificables para la reducción de gases de efecto invernadero, participen en iniciativas colaborativas a gran escala y establezcan rutas sectoriales hacia 2050 que sean consistentes con el objetivo de evitar que la temperatura del planeta aumente por encima de los 2 ºC.

Esta guía es la traducción al español de The CEO Guide to Climate Action, del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD).

El cambio climático, junto con la energía, el agua, las ciudades sostenibles, el consumo y producción responsables y la biodiversidad marina y terrestre son parte de los nuevos ODS y, por tanto, son temas que irán siendo cada vez más incorporados y más visibles en las agendas empresariales de manera progresiva.

En este sentido, el WBCSD viene trabajando desde hace tiempo a través de sus clusters en generar soluciones empresariales a dichos retos. Un buen ejemplo de ello es la Low Carbon Technology Partnerships Initiative. Desde Forética, hemos comenzado a trabajar en la adaptación al contexto nacional de algunas de estas iniciativas con el objetivo de acompañar a las empresas en su incorporación de los aspectos sociales y ambientales en su estrategia y gestión empresarial de manera que maximicen su contribución positiva para alcanzar un futuro sostenible, tal y como queda recogido en nuestra misión.

Guarda el enlace permanente.
Ana Herrero Hernández

Acerca de Ana Herrero Hernández

Ana es licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y ha cursado sendos másteres en MBA y Gestión y Control Ambiental de la Empresa en el Instituto de Empresa y la Universidad Politécnica de Madrid, respectivamente. Desde enero de 2012 está al frente de la Dirección de Proyectos y Servicios de Forética, cargo desde el que ejecuta y supervisa proyectos, diagnósticos en materia de RSE, memorias de sostenibilidad y planes estratégicos. Además, coordina el desarrollo del área Ambiental de Forética, función que le permite colaborar en el diseño de productos y actividades, así como participar en las iniciativas ambientales de la asociación.

Deja un comentario