Son pagos voluntarios que se realizan a los productores de los servicios ambientales por la generación de estos servicios. Los Pagos por Servicios Ambientales se caracterizan por presentar los siguientes elementos:

Un servicio ambiental bien definido

  • Un comprador de servicios ambientales
  • Un proveedor de servicios ambientales que ha de suministrar el servicio de manera continua

Es decir, es la compra por parte de un consumidor de un servicio ambiental, con un compromiso implícito de continuidad de suministro del servicio.

Los pagos por servicios ambientales pueden ser promovidos por las administraciones, como medida de desarrollo sostenible de zonas sub-desarrolladas o en las que se están desarrollando actividades dañinas para el Medio Ambiente, o por empresas interesadas en la conservación de unos servicios ambientales determinados. En este segundo caso las empresas que demandan estos servicios ambientales lo hacen por la rentabilidad que les aporta el mantenimiento del servicio ambiental por el que pagan.