Es un sistema voluntario mediante el cual una etiqueta identifica la incorporación de criterios ambientales en la producción de un producto o servicio, para diferenciarse del resto de los productos o servicios de su gama e influir en la compra por parte del consumidor.  Las etiquetas son en muchas ocasiones la imagen que transmite la posesión de un certificado por parte de una empresa.

Según el origen del sello o etiqueta éstos se pueden clasificar en:

  • Etiquetas o sellos avalados por una tercera parte que tras certificar que se están cumpliendo las especificaciones concretas del sello o etiqueta, permite el empleo de la ecoetiqueta.
  • Etiquetas o sellos propios, como una declaración de intenciones para desarrollar una actividad dentro de unas pautas ecológicas.
  • Etiquetas o sellos obtenidos tras la selección del producto a través de unos indicadores concreto por parte de una entidad, que la selecciona frente a otros productos de la misma gama.

Al igual que los certificados, para que sean efectivas, es necesario que la entidad que emite la etiqueta tenga credibilidad.