Una sola molécula del gas PFTBA produce 7000 veces más daño a la atmósfera que el CO2

Investigadores de la universidad de Toronto han descubierto los efectos del gas perfluorotributilamina (del inglés, perfluorotributylamine, PFTBA) como potente agente de efecto invernadero.

 

El poderoso gas se llama perfluorotributilamina (del inglés, perfluorotributylamine, PFTBA) y a pesar de no estar regulado en ningún convenio sobre cambio climático, investigadores del equipo del Profesor Scott Mabury, Angela Hong y Cora  Young  de la Universidad de Toronto (Canadá) han descubierto recientemente que se trata de un nuevo gas de efecto invernadero 7100 veces más potente que el dióxido de carbono y con una vida media de cien años en la atmósfera, tal y como recoge el estudio publicado en la Geophysical Reseach Letter.

Se sabe que las concentraciones de este nuevo gas son muy bajas (0,18 partes por cada billón), en comparación con las 400 partes por millón del CO2, sin embargo es muy persistente y puede permanecer inalterable en las capas bajas de la atmósfera, contribuyendo al efecto invernadero durante decenas de años. Por este motivo, impacta mucho más notablemente sobre el calentamiento global que el dióxido de carbono. Esto es así porque se necesitan 7100 moléculas de carbono para igualar el efecto que produce una sola de PFTBA en la capa de ozono.

Drew Shindell, climatólogo del Instituto Goddard para Estudios del Espacio que depende de la NASA, afirma que este «gas de efecto invernadero puede tener un gran impacto sobre el calentamiento del planeta. No es momento de preocuparse por el mismo por su relativamente baja concentración, pero no debemos perderlo de vista».

A pesar de que aún no se ha incluido en la lista de GEI, se estima que en unos cien años va a tener un rol importantísimo en la salud de la Tierra por su influencia sobre el proceso del efecto invernadero.

Su permanencia en el medio ambiente es muy duradera, dado que puede alcanzar los 500 años y, diferencia del dióxido de carbono, no se absorbe con la vegetación.

A día de hoy, el PFTBA se emplea fundamentalmente en las industrias electrónica y farmacéutica, así como en los análisis químicos y médicos, por su propiedad de alta solubilidad de oxígeno, superior a la del agua.

El CO2  se utiliza como base de comparación y referencia en estudios sobre efecto invernadero y cambio climático porque es el gas más común y conocido. Pese a que se desconoce la cantidad de PFTBA emitido a la atmósfera, «los datos presentados ahora indican que este es un producto que tiene una persistencia en la atmósfera extremadamente larga y que muestra una capacidad de radiación solar [sistema de medida del efecto invernadero] extraordinario y, por tanto, un potencial de calentamiento global muy alto», ha explicado Cora Young, una de las investigadoras que firma el estudio.

No se conoce hasta la fecha ningún sistema que capture o destruya este producto cuando se encuentra libre en la atmósfera, advierten los autores del informe, y su condición de gas “persistente” va a obligar a la comunidad internacional a estar alerta para medir sus posibles consecuencias sobre el calentamiento global.

 

Fuentes: The Guardian

2 comentarios en “Una sola molécula del gas PFTBA produce 7000 veces más daño a la atmósfera que el CO2

  1. Lo que quisiera saber cual es el compnente residuo que se va a la atmosfera ya que pienso que el fluor tambien deteriora la capa de ozono.

    • Hola Elmer. Gracias por la consulta. Creo que directamente en el estudio “Geophysical Reseach Letter” que está vinculado en el artículo puedes encontrar la respuesta.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>