Un tribunal holandés ordena al Gobierno a reducir un 25 % sus emisiones de GEI para 2020

Bajo la demanda de que el Gobierno «tiene la obligación legal de proteger a sus ciudadanos de los peligros que trae asociados el calentamiento global», la ONG Urgenda acaba de ganar una demanda histórica, ya que ha logrado que un tribunal sentencie que la Administración holandesa deba endurecer sus políticas para frenar el cambio climático.

Se trata de la primera vez en la historia que un grupo de civiles recurre a la legislación europea sobre derechos humanos y al derecho de daños para solicitar que se ponga freno a la contaminación.

En este sentido, la sentencia determina que el Gobierno de los Países Bajos debe reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) un 25 % para 2020, una decisión histórica que podría sentar un precedente que sirviera de ejemplo en las jurisdicciones de otros países. Se trata de la primera vez en la historia que un grupo de civiles recurre a la legislación europea sobre derechos humanos y al derecho de daños para solicitar que se ponga freno a la contaminación.

Urgenda, una organización no gubernamental a la que pertenecen 900 ciudadanos, estableció la demanda por entender que las medidas hasta ahora adoptadas por el Ejecutivo del primer ministro, Mark Rutte, no son suficientes para detener el avance del cambio climático. Así, han logrado forzar a que el Gobierno tenga que cumplir con un recorte entre un 8 y 11 % superior al establecido en la política medioambiental del país de cara a 2020 (el objetivo inicial era de entre el 14 y el 17 %).

«Antes de la presente sentencia, las únicas obligaciones legales en los Estados eran las que acordaron entre sí en los tratados internacionales», recordó Dennis van Berkel, asesor legal de Urgenda, al conocerse el fallo del tribunal. «Esta es la primera vez que un tribunal ha determinado que los Estados tienen la obligación legal independiente hacia sus ciudadanos. Eso debe servir de ejemplo a los compromisos de reducción de cara a la cumbre de París, porque si es así, puede ser que los países tengan que enfrentarse a la presión de los tribunales en sus propias jurisdicciones».

En su argumentación del fallo, el juez Judge Hans subraya que la amenaza del calentamiento global es grave y reconocida por el Gobierno holandés en pactos internacionales. «El Estado no debe esconderse tras el argumento de que la solución al problema del cambio climático global no depende únicamente de los esfuerzos holandeses», recoge la sentencia. «Cualquier reducción de las emisiones contribuye a la prevención del peligro del cambio climático, y como nación desarrollada, los Países Bajos deben tomar la iniciativa a este respecto», continúa.

El gobierno holandés no ha decidido aún si apelará la decisión del tribunal. Al conocer la decisión judicial, la ministra de Medio Ambiente holandesa, Wilma Mansfeld, asegura que la estrategia del Gobierno ha consistido en implementar acuerdos de ámbito comunitario e internacional. «Nosotros y Urgenda compartimos el mismo objetivo», pero « tenemos diferentes opiniones respecto a la manera de cómo alcanzarlo»

Fuente: The Guardian.

Deja un comentario