Un enfoque regional del capital natural en el marco del Foro Mundial del Capital Natural 2017

Enmarcado en el World Forum on Natural Capital que tuvo lugar a finales de la semana pasada en Edimburgo, se desarrolló el debate “A regional approach – we cannot do this alone” («Un enfoque regional, no podemos hacer esto solos»), dentro de la sesión de trabajo «Teniendo en cuenta a la naturaleza». En ella, participaron representantes de empresas (Australia, España y Japón), gobiernos (Escocia) y organismos internacionales (Banco Mundial). Ecoacsa Reserva de Biodiversidad, empresa impulsora de nuestra plataforma de noticias, fue la representante española en el panel.

Imagen: Natural Capital Coalition.

Ecoacsa Reserva de Biodiversidad participó como representante de España en el panel de debate sobre «Un enfoque regional: No podemos hacerlo solos» del Foro Mundial sobre el Capital Natural 2017.El debate estuvo moderado por Hannah Pitts, directora de Relaciones Públicas de la Natural Capital Coalition, quien pidió a los participantes de distintos países que resumieran la situación del capital natural en sus naciones.

David Álvarez, director ejecutivo de Ecoacsa, destacó que, en el caso de España, «el lanzamiento del Protocolo del Capital Natural ha provocado un cambio de comportamiento de las empresas españolas». Asimismo, puso en contexto la situación del capital natural en nuestro país, donde «detectamos una creciente necesidad por conocer la situación y tendencias sobre este tema, lo que nos llevó a organizar en 2016 el primer congreso español centrado exclusivamente en los enfoques de capital natural: el Natural Capital Summit. El evento abordó tanto las novedades y estado de los enfoques del capital natural en el sector privado como en el público».

«En la actualidad, el avance en España en estos temas es lento. Más allá de su relación con la normativa sobre cambio climático, el capital natural no es una prioridad para el Gobierno. Sin embargo, desde el sector empresarial se demanda la existencia de una regulación que permita llevar a escala la incorporación del capital natural en los negocios. De otro modo, en un país como el nuestro, en el que la mayoría de los movimientos por parte de las compañías tienen lugar al hilo de la legislación, será muy difícil impulsar el cambio».

«En este necesario, se hace imprescindible contar con alguna herramienta que permita escalar la integración del capital natural en los procesos de toma de decisión. Por este motivo, vamos a lanzar el Natural Capital Factory, un espacio colaborativo para fomentar el diálogo con la Administración y consolidar nuevos impulsores del capital natural en el sector empresarial. Se trata de una iniciativa dirigida tanto a empresas y organizaciones que estén empezando a trabajar en este ámbito como a aquellas interesadas en comenzar a abordarlo», avanzó.

Por su parte, Gary Gillespie, asesor económico del Gobierno de Escocia, secundó lo avanzado por la primera ministra escocesa durante la apertura al incidir en la gran relevancia que el capital natural tiene para su Administración y enfatizó que, «dentro de un marco de crecimiento inclusivo, la naturaleza es realmente importante».

Representando a Australia, país en el que las entidades financieras miran cada vez más en detalle los riesgos asociados al capital natural antes de conceder un crédito, Carl Obst, director del Grupo IDEEA, subrayó que «medir el consumo de agua no es suficiente, necesitamos conocer el contexto. Es necesario un cambio radical hacia la contabilidad de los ecosistemas», e incidió en uno de los asuntos destacados también por otros expertos durante el foro: «Existe una gran cantidad de datos sobre capital natural, solo se necesita encontrar a la persona que los tiene».

Yoji Natori, director de Ciencia para la Acción de Conservation International Japan, recordó que «este año hemos lanzado la traducción al japonés del Protocolo del Capital Natural y ahora estamos preparando el lanzamiento de una plataforma regional de la Natural Capital Coalition con el fin de integrar el uso del Protocolo en el pensamiento y contexto de Japón».

Sofia Ahlroth, economista ambiental Senior de la iniciativa del Banco Mundial WAVES (Contabilidad de la Riqueza y la Valoración de los Servicios de los Ecosistemas, por su traducción al español), detalló el programa global sobre la contabilidad del capital natural de las naciones que aborda su iniciativa.

Deja un comentario