Un 23 % más de empresas incorporan en sus estrategias la fijación del precio del carbono o planean hacerlo

Datos revelados por CDP en uno de sus últimos informes concluyen que 1249 de la principales compañías del mundo ya tienen en cuenta el Acuerdo de París en sus planes empresariales al incorporar un precio al carbono o planear hacerlo próximamente. Este número es un 23 % mayor a los resultados obtenidos un año atrás.

 

Las organizaciones que incorporan un precio interno al carbono son testigos de impactos tangibles. Así, 37 empresas han revelado efectos tangibles como resultado de internalizar un coste de carbono, entre ellos, mencionan el desplazamiento de inversiones hacia medidas de eficiencia energética, compras de energía, iniciativas bajas en carbono y el desarrollo de ofertas de productos bajas en emisiones.

Embedding a carbon price into business strategy (La incorporación del precio del carbono en la estrategia empresarial) es el informe recientemente publicado por los expertos de Carbon Disclosure Project, con el fin de proporcionar a inversores, empresas y gobiernos una visión general sobre cómo

las empresas están respondiendo a las señales sobre precios de carbono en la economía global.

Los resultados obtenidos muestran que el sector empresarial está preparándose para un futuro con menos carbono mediante la construcción de elementos amortiguadores en sus modelos de negocio. Así, la incorporación del precio del carbono en las estrategias corporativas está ganando peso respecto a los datos de 2015.

En este sentido, 147 empresas de las principales multinacionales están llevando este enfoque incluso más allá al incluir el precio del carbono más profundamente dentro de las estrategias de negocio y operaciones. Y es que han identificado esta opción como un mecanismo que puede ayudarles a conseguir reducir las emisiones de manera sistemática y los objetivos relacionados. De hecho, consideran que un precio interno del carbono les ayuda a proporcionar un incentivo o una razón más para reasignar los recursos hacia actividades bajas en carbono; se trata de un factor determinante del negocio en el caso de las inversiones en I+D y facilita la revelación de riesgos y oportunidades ocultas en las operaciones de la empresa y en sus cadenas de suministro empresas que utilizan un precio de carbono son internos

Las organizaciones que incorporan un precio interno al carbono son testigos de impactos tangibles. Así, 37 empresas han revelado efectos tangibles como resultado de internalizar un coste de carbono, entre ellos, mencionan el desplazamiento de inversiones hacia medidas de eficiencia energética, compras de energía, iniciativas bajas en carbono y el desarrollo de ofertas de productos bajas en emisiones.

Adicionalmente, el análisis realizado por CDP concluye que un gran número de empresas pueden estar en riesgo. Mientras que 370 entidades de 14 industrias con altas emisiones aseguran que están adoptando los precios del carbono, más de 500 confiesan que no planean hacerlo. Aproximadamente 400 de ellas tienen su sede en países que están considerando, están implementando o planean fijar un precio al carbono. El número de empresas potencialmente en riesgo es probable que sea aún mayor dado el carácter multinacional de muchas de ellas y a la cobertura sectorial más amplia de algunos impuestos sobre el carbono.

A medida que los datos sobre la exposición al carbono van mejorando, los inversores pueden cuestionar el riesgo de preparación de estas empresas en materia de regulación climática.

En el caso de España, el informe apunta que son 37 las empresas que incluyen un precio al carbono, entre ellas, Abengoa (10,5 $/tCO2e), Acerinox, Banco de Crédito Social Cooperativo, Banco Popular Español (8,94 $), Cepsa, Caixa Bank (5,58 $), Ercros, Ferrovial, Grupo Logista, Inditex (30 $), International Consolidated Airlines Group, OHL (4,86 $) y Repsol.

El documento incluye varios estudios de caso de distintas compañías que han apostado por establecer un precio al carbono, así como datos detallados por regiones y países. Si quieres descargártelo, pincha sobre la imagen y podrás hacerlo desde nuestra Biblioteca.

 

Los resultados obtenidos muestran que el sector empresarial está preparándose para un futuro con menos carbono mediante la construcción de elementos amortiguadores en sus modelos de negocio. Así, la incorporación del precio del carbono en las estrategias corporativas está ganando peso respecto a los datos de 2015.

 

Fuente: CDP.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.