Traduciendo el valor de los océanos

Los océanos cubren casi tres cuartas partes del planeta, sus bienes y servicios representan al año 2,5 billones de dólares del PIB mundial y son esenciales para los medios de vida de millones de personas y para garantizar el bienestar de la población mundial. Sin embargo, sus recursos están degradándose a un ritmo muy rápido. Con el fin de abordar los retos que enfrentan actualmente, la Natural Capital Coalition está desarrollando un Suplemento de los océanos del Protocolo del Capital Natural. Este será un marco práctico armonizado para ayudar a las empresas vinculadas a los océanos a integrar el capital natural en su toma de decisiones.

 

El suplemento persigue aportar argumentos para la gestión sostenible de los océanos y complementar el valor de las evaluaciones del capital natural para su aplicación en sectores específicos. Para 2030, se espera que la economía de los océanos se duplique, fundamentalmente por el impulso de la acuicultura, el desarrollo costero, de la energía y minería marinas. Según estas previsiones, su crecimiento será mayor que el de la economía mundial.

Los océanos nos brindan multitud de beneficios, entre los que se incluyen alimentos, lugares para el disfrute y el turismo, recursos para generar energía y producen la mitad del oxígeno que requerimos para vivir. A pesar de que cubren todas estas funciones esenciales y de que nos aportan bienes fundamentales para nuestro bienestar, no estamos haciendo lo suficiente para protegerlos. Además, son pocas las empresas o industrias que han evaluado sus dependencias e impactos en los océanos. Existe una gran falta de conocimiento sobre los riesgos y oportunidades comerciales vinculadas a los océanos, y los problemas ambientales asociados suelen ser derivados a los departamentos de Sostenibilidad de las compañías, en lugar de a los Consejos de Dirección. Esto deriva en que dichos valores y riesgos no sean reflejados ni en valores de mercado, ni en balances financieros, ni en cuentas de pérdidas y ganancias.

Para cubrir esta laguna y hacer frente a los desafíos que enfrentan nuestros océanos, la Natural Capital Coalición está desarrollando el Suplemento de los océanos del Protocolo de Capital Natural.
El documento será elaborado, al igual que sucede con el resto de proyectos de la Coalición, de manera colaborativa por organizaciones del sector empresarial, los gobiernos, el mundo de la conservación, la ciencia, la academia, las finanzas y las entidades encargadas del establecimiento de estándares normativos y regulatorios.

El suplemento persigue aportar argumentos para la gestión sostenible de los océanos y complementar el valor de las evaluaciones del capital natural para su aplicación en sectores específicos. Asimismo, busca desarrollar un marco práctico estandarizado para facilitar a las empresas vinculadas al sector de los océanos la incorporación del capital natural en sus procesos de decisión, mediante enfoques metodológicos innovadores para medir los impactos y dependencias que las compañías tienen del capital natural.

En este sentido, la guía aportará herramientas para ayudar a las organizaciones a:

  • Identificar impactos materiales y dependencias de los recursos oceánicos saludables.
  • Identificar riesgos y oportunidades para los modelos de negocio.
  • Apoyar la medición y valoración de dichos impactos y
    dependencias y consolidar enfoques y herramientas existentes
    en un marco coherente.
  • Abordar los factores subyacentes de los cambios del capital natural —como el cambio climático—.
  • Desarrollar ejemplos prácticos y casos de estudio para demostrar su aplicación en las empresas.

Las empresas que utilicen el suplemento podrán beneficiarse de:

  • Reducciones de costes (de materias primas y cumplimiento).
  • Mejor acceso a financiación y costes de financiación reducidos (como acceso a fondos verdes, tasas de interés más bajas).
  • Identificación de nuevos flujos de ingresos.
  • Identificación de beneficios e impactos en las comunidades locales para interactuar mejor con ellos.
  • Anticipación de cambios regulatorios y alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
  • Soporte para la provisión de una licencia social para operar.
  • Identificación de estrategias de operación sostenible a largo plazo.
  • Atracción y retención de empleados.
  • Apoyo a la identificación de estrategias para mitigar el cambio climático (como compensaciones o créditos de carbono azul y adaptación basada en los ecosistemas).
  • Mejora del reporting y el monitoreo.

Para lograr esto, se establecerán alianzas entre grupos de interés y organizaciones clave y se ofrecerá a las entidades vinculadas al sector de los océanos de un marco para incorporar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) en sus estrategias, entre otros.

En este enlace tienes más información sobre el Suplemento de los océanos del Protocolo del Capital Natural, trabajo coordinado por la Coalición en colaboración con ICAEW, Conservation International y NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration).

Fuente: Natural Capital Coalition.

 

Deja un comentario