Soluciones climáticas naturales pueden aportar un 37 % de la mitigación del cambio climático necesaria para cumplir el Acuerdo de París

Natural climate solutions (Soluciones climáticas naturales) es una investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United State of America (PNAS) que proporciona un análisis exhaustivo de las mejores opciones para mitigar el cambio climático mediante el aumento del secuestro de carbono y la reducción de emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI) a través de la conservación, restauración y mejores prácticas de gestión de los bosques, humedales y tierras agrícolas.

 

La investigación describe y cuantifica 20 opciones de mitigación diferenciadas dentro del sector AFOLU. Estas alternativas desglosan ocho opciones informadas por el WGIII del IPCC y cubren los vacíos existentes al incluir actividades tales como la restauración y protección de los humedales costeros y las emisiones evitadas de los incendios de sabanas. También se aplican restricciones para salvaguardar la producción de alimentos, fibra y hábitat para la diversidad biológica. Este trabajo demuestra cómo las soluciones climáticas naturales (NCS, por su acrónimo en inglés) pueden aportar un tercio de la mitigación del cambio climático necesaria hasta 2030 de forma rentable para mantener el aumento del calentamiento global por debajo de los 2 ºC. Así, los científicos que han colaborado en este trabajo explican cómo las NCS, junto a reducciones agresivas de las emisiones derivadas de los combustibles fósiles, representan un conjunto poderoso de opciones para que los países cumplan los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático, al tiempo que mejoran la productividad de los suelos, la calidad del aire y del agua y contribuyen a la conservación de la biodiversidad.

El resumen del artículo comienza reconociendo que es necesaria una mejor gestión de la tierra para alcanzar la meta consensuada en el paco universal sobre cambio climático de mantener el calentamiento por debajo de los 2 °C; sin embargo, la confusión sobre el conjunto específico de opciones de custodia del territorio disponibles y su potencial de mitigación continúa en el debate internacional.

Para abordar este frente, investigadores de The Nature Conservancy, el Departamento de Biología de la Universidad James Madison, el Centro de Investigación Woods Hole (WHRC), el Departamento de Agricultura, Medio Ambiente y Economía del Desarrollo de la Universidad Estatal de Ohio, el Instituto Cary de Estudio de los Ecosistemas, Recursos para el Futuro y el Instituto Gund del Medio Ambiente de la Universidad de Vermont, entre otros, han identificado y cuantificado una serie de NCS. En concreto, se trata de 20 acciones de conservación, restauración y gestión mejorada de la tierra que aumentan el almacenamiento de carbono o evitan emisiones de GEI en bosques, humedales, praderas y tierras agrícolas.

El análisis ha llevado a la conclusión de que el potencial máximo de las NCS -cuando están limitadas por la seguridad alimentaria, la seguridad de la fibra y la conservación de la biodiversidad— es de 23,8 petagramos de CO2 equivalente (PgCO2e) y-1 (95 % IC —nivel de confianza— 20,3-37,4). Esto representa un ≥30 % mayor que estimaciones anteriores que no incluían el amplio abanico de alternativas y salvaguardas consideradas en esta investigación. Aproximadamente la mitad de este máximo (11,3 PgCO2e y−1) representa mitigación del cambio climático rentable, con un coste social de la contaminación por CO2 de ≥100 USD MgCO2e−1 para 2030.

Así, se concluye que las soluciones climáticas naturales pueden proporcionar un 37 % de la mitigación de CO2 necesaria hasta 2030 de forma rentable para un > 66 % de posibilidades de mantener el calentamiento por debajo de los 2 °C. Un tercio de esta mitigación rentable de las NCS se puede lograr a un coste de 10 USD o menos MgCO2e1.

La mayoría de las acciones de las NCS, si se implementan de manera efectiva, también aportan filtración de agua, amortiguación de las inundaciones, salud del suelo, hábitat de biodiversidad y mayor resiliencia climática.

Este trabajo actualiza y construye argumentos a partir de análisis sintetizado por el Grupo de Trabajo III (WGIII) del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) sobre el inventario de gases de efecto invernadero en el sector de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra (AFOLU, por sus siglas en inglés).

En él, se describen y cuantifican 20 opciones de mitigación diferenciadas dentro del sector AFOLU. Estas alternativas desglosan ocho opciones informadas por el WGIII del IPCC y cubren los vacíos existentes al incluir actividades tales como la restauración y protección de los humedales costeros y las emisiones evitadas de los incendios de sabanas. También se aplican restricciones para salvaguardar la producción de alimentos, fibra y hábitat para la diversidad biológica.

Estas vías de conservación terrestre, restauración y prácticas mejoradas, que incluyen salvaguardas para los alimentos, la fibra y el hábitat son denominadas «soluciones climáticas naturales» (NCS).

A lo largo del análisis, los científicos estiman para cada opción su potencial de mitigación adicional máximo como punto de partida para calcular el potencial de mitigación igual o por debajo de dos umbrales de precio: 100 y 10 USD MgCO2e-1. El nivel de 100 USD representa el coste máximo de las reducciones de emisiones para limitar el calentamiento a menos de 2 °C, mientras que 10 USD MgCO2e-1 se aproxima a los precios de carbono existentes.

Adicionalmente, se añaden oportunidades de mitigación en el umbral de 100 USD para estimar la contribución global coste-efectiva de las NCS para limitar el calentamiento global a menos de 2 °C. Para 10 de las opciones más prometedoras, se proporcionan mapas globales de su potencial de mitigación. En particular, se aporta un conjunto de datos espaciales globales de oportunidades de reforestación (limitado por la seguridad alimentaria y las salvaguardas de la biodiversidad). Además, se revisan los servicios ecosistémicos no carbonados asociados con cada alternativa.

Las conclusiones halladas pretenden ayudar a traducir los compromisos climáticos en acciones específicas de NCS que pueden ser adoptadas por los gobiernos, el sector privado y las partes interesadas locales. Asimismo, las 15 organizaciones involucradas en este análisis han llevado a cabo una evaluación exhaustiva de la incertidumbre general y específica de las opciones para sus estimaciones máximas a fin de exponer las implicaciones de la calidad de los datos variables y ayudar a priorizar las necesidades de investigación.

Los autores reconocen que aún queda trabajo para limitar mejor la incertidumbre de las estimaciones de mitigación de las soluciones climáticas naturales. Sin embargo, el conocimiento existente informado en este trabajo proporciona una base sólida para la acción global inmediata de manera que se mejore la gestión del ecosistema como una solución principal al cambio climático.

Fuente: PNAS.

Deja un comentario