Si las Ecoaldeas invadieran el mundo, otro gallo cantaría

Ecoaldeas, un modelo de vida que desarrollan proyectos sostenibles.

Normalmente, la palabra Ecoaldeas suele traer a nuestra memoria calificaciones como “hippie”, “desorganización”, “anarquía” o “marihuana”. Cuando estas palabras surgen en nuestra mentes es en muchos casos por desconocimiento de  la realidad. Una Ecoaldea es una comunidad donde viven y trabajan un grupo de personas que ha decido unirse por un propósito de vida o visión común.  Es cierto que existen miles de Ecoaldeas en todo el mundo y que la visión que une a sus miembros puede ser muy diferente. Por el contrario, la mayor parte de las Ecoaldeas tienen en común la intención de desarrollar sus vidas, actividades y proyectos de manera sostenible. Es por esto que son un referente en lo que a sostenibilidad se refiere, mucho más que cualquier otro proyecto ideado en una oficina. En las Ecoaldeas se respira, se vive y se practica de manera diaria la sostenibilidad. En las Ecoaldeas el soñar y planificar un mundo mejor pasan a la acción y se convierte en parte del día a día.

Pero, ¿Qué es sostenibilidad para una Ecoaldeas?

Allí, el término sostenibilidad se contempla como algo mucho más holístico que posee cuatro dimensiones principales: Económica, Ecológica, Social y Visión del mundo.

La sostenibilidad económica busca crear empresas sociales, responsables con las personas y el planeta y a su vez, económicamente viables. Aquí se trabajamos también con la nueva economía social basada en el consumo colaborativo, las monedas alternativas o el trueque; además de poner en práctica nuevas teorías económicas como el decrecimiento, la economía circular, la economía del bien común etc…

La dimensión ecológica toma un carácter protagonista en ciertas Ecoaldeas, aunque no en todas, ya me el propósito de alguna de ellas es incluso por fines empresariales o por espirituales. No obstante, la ecología y el cuidado al planeta son el cemento que mantiene visión y acción unidas. Aquí encontramos actividades que van desde la bioconstrucción, el cultivo ecológico, el tratamiento de residuos con menor impacto y de manera natural, así como las energías renovables.

Asimismo, la dimensión social, adquiere en las Ecoaldeas un papel protagonista ya que el éxito de la vida comunitaria viene determinada por la calidad de las relaciones humanas que se establezcan entre sus individuos.  Por lo tanto, las ecoaldeas son laboratorios vivientes en constante aprendizaje sobre la relación del individuo y su entorno, sobre comunicación, toma de decisiones, liderazgo, empoderamiento, sistemas organizativos alternativos o  bienestar de las personas. No existe en la tierra, desde mi punto de vista un lugar donde se investigue de manera más activa sobre las relaciones humanas y la manera para convivir en paz y felicidad.

Finalmente, la visión del mundo tiene una visión integradora, como nunca antes se habría planteado. En esta dimensión se trabaja por reintegrar el pensamiento científico con el mundo más espiritual. Se busca reconciliar dos modelos que durante muchos años han tenido direcciones opuestas para conseguir crear la sociedad inclusiva, respetuosa y evolucionada a la altura del nuevo siglo. Una sociedad que se concentra en aquello que nos une y no en lo que nos separa o nos hace parecer diferentes. Esta puede ser, sin duda, la dimensión más compleja, pero a la vez, la más innovadora y con mayor impacto.

A mi parecer, este modelo de las 4 dimensiones de la sostenibilidad, puede ser llevado a la práctica a todas nuestras actividades diarias, ya sea de manera profesional o personal.

Podemos, en nuestros nuevos proyectos, trabajar por conseguir sostenibilidad social, económica, social y cultural. Cuando trabajemos en el equilibrio de estas cuatro dimensiones, se producirá un cambio radical en el impacto de nuestras acciones sobre las personas y el planeta. Necesitamos visiones más integrales, inclusivas y resilientes.

Es por esto que el modelo de las ecoaldeas, es para mí, un modelo del que aprender, tanto sus fallos como sus aciertos, para ir poco a poco creando la sociedad del siglo XXI.

Así pues, os invitamos a ver el planteamiento que hace La Agroteca de la implantación del modelo de la sostenibilidad integral para la creación de proyectos sostenibles.

De la misma manera, os recomendamos mirar con detenimiento el curso el diseño de asentamientos y emprendimientos sostenibles que tendrá lugar este verano en Almería.

Guarda el enlace permanente.
Julia Ramos

Acerca de Julia Ramos

Emprendedora de La Agroteca: proyecto galardonado por la Fundación Biodiversidad en la categoría de “Nuevos proyectos empresariales en Innovación y Sostenibilidad”; siendo además seleccionado como finalista de los premios del CONAMA 2012 al “Emprendimiento Verde”. En posesión de un “Bachelor of Science Degree in Hospitality Management” y un Máster en Dirección de Comunicación y RRPP. Procedente del mundo empresarial “convencional” con 8 años de experiencia en dirección de empresas hosteleras. Actualmente trabaja como consultora y coach en Sostenibilidad Integral. Mente creativa de un exclusivo modelo de 9 fases, que combina técnicas como la Permacultura, Dragon Dreaming, la Ecología Profunda y las 4 dimensiones del ser humano, entre otras; para diseñar y rediseñar proyectos y empresas resilientes y equilibradas, que garanticen el bienestar y porvenir de futuras generaciones dentro de los límites del planeta.

6 comentarios en “Si las Ecoaldeas invadieran el mundo, otro gallo cantaría

  1. Julia,¡qué buen artículo!. Lo he encontrado de casualidad. No puede ser más interesante.

    Por cierto, si conoces algún link donde poder ampliar información sobre este tema, agradecidísimo de conocerlo.

    Enhorabuena también por la biblioteca que habéis creado.

    Un saludo.

  2. HOLA Julia, al ver el título de tú artículo , me motivo’ a leerlo.
    trabajé en el área de Medio Ambiente y Recursos Naturales por tres
    década, he sido educadora de ecología en universidades y jamás se me
    había ocurrido ésta genial idea.
    Ahora las ideas llegan a mí con mucho entusiasmo, me gustaría saber;
    ¿ Cómo podría visitar la Ecoaldea de Almería, por 15 días o un mes.
    ¿Cuáles serían los costos? de poderse visitar.

    La felicito, es un artículo sin desperdicios.
    Gracias, por la amabilidad de enviarme respuesta
    Ing.MSC, Rosa Sánchez.
    República Dominicana.

  3. Julia buen articulo sobre las ecoaldeas, estoy de acuerdo el el mundo seria mejor si mas gentes piensan como los de ecoaldeas.

    Sois gentes maravillosas muy prepara intentáis vivir de una forna diferente no tiene que estar todo bien hecho ni mal tampoco.

    Yo particular mente pienso que se aprende mas de los errores que de los aciertos .

  4. Estoy mas que de acuerdo , aunque diria en mi caso seguro, que la argamasa que auna es la CAL , en una ecoaldea, material tradicional y sostenible, patrimonio común en su vertiente social,ecológica y económica.
    no al cemento ni a las pinturas plasticas derivadas de la industria petroquímicas
    por todo lo demas felicidades por el artículo

  5. Julia, hoy me encontrado con este articulo en un momento muy oportuno. Su experiencia me parece fascinante. Trabajo en la universidad, en gestión social. Me gustaría mantener contacto para ver la posibilidad de estudiar su experiencia.

Deja un comentario