Un total de 182 países y la UE se comprometen a luchar contra la corrupción en el comercio de vida salvaje

En el marco de la 17.ª reunión de la Conferencia de las Partes de CITES (COP17) que tendrá lugar en Johannesburgo (Sudáfrica) hasta el 5 de octubre de 2016, 182 países y la Unión Europea han acordado un proyecto de resolución para erradicar la corrupción en el comercio de especies salvajes.

 Imagen: CITES.

Bajo el título Prohibir, prevenir y combatir la corrupción-Facilitación de actividades desarrolladas ante la violación de la Convención, el texto implica una decisión histórica en la que las Partes abordan por primera vez esta problemática.  Bajo el título Prohibir, prevenir y combatir la corrupción-Facilitación de actividades desarrolladas ante la violación de la Convención, el texto implica una decisión histórica en la que las Partes abordan por primera vez esta problemática.

Al conocer la noticia, desde WildLife Conservation Society (WCS) han emitido un comunicado en el que Susan Lieberman, vicepresidenta de Política Internacional y responsable de la delegación de WCS en la COP17, declara «apoyar firmemente el proyecto de resolución sobre la corrupción, presentado por la Unión Europea y Senegal. Damos la bienvenida al hecho de que, por primera vez en sus más de 40 años de historia, la CITES le haga frente finalmente al flagelo de la corrupción. La corrupción a todos los niveles facilita los crímenes contra la vida silvestre y socava el estado de derecho, el buen gobierno y el desarrollo sostenible».

«La corrupción puede y se lleva a cabo en cada etapa de la cadena comercial de la caza furtiva —desde la tala y la pesca ilegales, el transporte, procesamiento y exportación de mercancías furtivas, la emisión, inspección y aceptación de documentación (permisos de CITES), la venta de productos ilegales de vida silvestre hasta el blanqueo del producto».

«La resolución aprobada (o considerada, o modificada) tiene elementos que incluyen: solicitudes a las Partes y organismos internacionales y regionales para incorporar la corrupción de manera explícita en su trabajo contra el tráfico de vida silvestre; instancias a las Partes y la Secretaría para responder a las acusaciones de corrupción como una cuestión de cumplimiento; y requerimientos a todas las Partes para que adopten medidas para prohibir, prevenir, detectar y combatir los casos de corrupción y garantizar que las prácticas corruptas asociadas con la administración, regulación, aplicación o ejecución de la CITES son punibles como delitos con penas adecuadas en la legislación nacional», concluye Lieberman.

“El flagelo de la corrupción no terminará sólo porque CITES adoptó una resolución, pero este es un paso muy importante para poner de relieve la gravedad del problema y la necesidad de luchar contra ella como una cuestión de urgencia.

Convención CITES

La CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es un acuerdo internacional concertado entre los gobiernos que tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituye una amenaza para su supervivencia.

Ofrece distintos grados de protección a más de 35 000 especies de animales y plantas. los Estados que han acordado su compromiso con la Convención se conocen como Partes.

Fuente: CITES, WCS.

Deja un comentario