Regulado el acceso y utilización de los recursos genéticos procedentes de taxones silvestres

El Gobierno ha aprobado el Real Decreto relativo al acceso a los recursos genéticos españoles procedentes de taxones —grupo de organismos con características comunes— silvestres y al control de su utilización. Mediante esta norma, se desarrollan varios preceptos de la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad relacionados con el cumplimiento, por parte de España, del Protocolo de Nagoya, en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

 

La aprobación del nuevo RD también asegura el correcto uso de los recursos genéticos en España de conformidad con el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de 2014. Así, la norma detalla los procedimientos para el acceso a los recursos genéticos procedentes de taxones silvestres y el control sobre su utilización, tanto si se trata de recursos propios como si proceden de terceros países, al tiempo que regula la distribución justa y equitativa de los beneficios que genera su explotación.La aprobación del nuevo RD también asegura el correcto uso de los recursos genéticos en España de conformidad con el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de 2014. Así, la norma detalla los procedimientos para el acceso a los recursos genéticos procedentes de taxones silvestres y el control sobre su utilización, tanto si se trata de recursos propios como si proceden de terceros países, al tiempo que regula la distribución justa y equitativa de los beneficios que genera su explotación.

Tal y como recuerdan desde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), «con anterioridad a la aprobación de este Real Decreto, la comercialización de un producto elaborado a partir de recursos genéticos españoles procedentes de taxones silvestres (como por ejemplo, un producto cosmético o farmacéutico), no reportaba  a la sociedad española ningún beneficio. No se lograba provecho social monetario (porcentaje sobre beneficios de productos y royalties sobre patentes), ni no monetario (capacitación en nuevas áreas y proyectos de investigación, transferencia de tecnología) que pudiera redundar en la conservación de la biodiversidad española».

Sin embargo, es nuevo RD revierte esta situación ya que, a partir de su entrada en vigor, «el acceso a los recursos genéticos españoles con fines de utilización comercial queda sometido a los procedimientos de consentimiento previo, y a la negociación y acuerdo de la distribución de los beneficios. Como prueba de haber cumplido ambos requisitos, el usuario deberá obtener una autorización de acceso, otorgada por la autoridad competente», subraya la información difundida por la cartera que dirige Isabel García Tejerina.

Con esta decisión, «se pone en valor la biodiversidad española como potencial fuente de desarrollo de algunos sectores de la economía española. Así, la utilización de los recursos genéticos españoles podrá suponer un beneficio para toda la sociedad, y un incentivo y una nueva fuente de financiación innovadora para la conservación de la biodiversidad», inciden desde el Mapama.

El Real Decreto reconoce, además, el doble perfil de España como país proveedor de recursos genéticos (al ser uno de los países europeos más ricos en biodiversidad) y como país usuario de recursos genéticos nacionales y extranjeros, gracias a su importante industria biotecnológica. Por ello, la nueva norma concreta los procedimientos internos para el control y seguimiento, que permitirán detectar la utilización ilegal de recursos genéticos y conocimientos tradicionales asociados en España, de conformidad con la normativa de la UE.

La demostración por parte del usuario de un recurso genético, de haber cumplido con la normativa, habrá de realizarse cuando sea beneficiario de fondos de investigación, se encuentre en la etapa final de la elaboración de un producto que utilice de recursos genéticos o solicite una patente.

Criterios para incluir taxones o poblaciones en el Catálogo Español de Especies Amenazadas

Otra de las decisiones consensuadas en el pasado Consejo de Ministros está relacionada con la inclusión de los criterios para la consideración de taxones «en situación crítica», en desarrollo de lo previsto en la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Con esta decisión, se podrán determinar las especies con mayor riesgo de extinción para que las administraciones competentes les destinen una atención preferente.

Además, el acuerdo supone la actualización de los criterios previamente aprobados en 2004 por la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza, para lo que se ha utilizado como documento de referencia los criterios consensuados por la comunidad científica internacional, a través de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Tal y como subrayan desde el Mapama, «la aprobación de todos estos criterios resulta de gran importancia para que los procedimientos de catalogación, descatalogación o cambio de categoría se rijan por una metodología que elimine al máximo la subjetividad en la toma de decisiones».

La inclusión de una especie en el Catálogo Español de Especies Amenazadas lleva aparejada repercusiones legales y, en especial, de índole penal, en relación con los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad creó el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y, en su seno, el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

En desarrollo de esta Ley, se aprobó un Real Decreto que regula el procedimiento para la inclusión de taxones en dichos listado y catálogo, así como para su cambio de categoría o exclusión. Igualmente, a través de esta norma se desarrollan tanto el listado como el catálogo, que son actualizados puntualmente a través de órdenes ministeriales.

Fuente: Mapama.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.