Red Europea de Aprendizaje sobre Agrobiodiversidad Funcional

Optimizar los beneficios de la agrobiodiversidad, promover la agricultura sostenible e impulsar la adopción generalizada del concepto de biodiversidad mediante el aumento de los servicios ecosistémicos no agronómicos es el objetivo con el que se constituyó en 2009 la Red Europea de Aprendizaje sobre Agrobiodiversidad Funcional (European Learning Network on Functional AgroBiodiversity, ELN-FAB).

 

Imagen: ELN FAB

Se trata de una iniciativa surgida de la conferencia celebrada en La Haya (Holanda) en junio de 2008 bajo el título «Hacia una Red Europea de Aprendizaje sobre Agrobiodiversidad Funcional». Así, los profesionales del ECNC (European Centre for Biodiversity and Sustainable Development), en cooperación con los técnicos de la Oficina de Proyectos Internacionales Diversitas agroBiodiversity (AB-IPO), asumieron la coordinación de la red, y el Ministerio holandés de Vivienda, Planificación Territorial y Medio Ambiente aportó en una primera instancia la financiación para su puesta en marcha.

La meta de la ELN-FAB consiste en fomentar el intercambio de conocimientos y experiencias prácticas a través de diferentes países y lenguas entre agricultores, científicos, organizaciones no gubernamentales y responsables políticos con la finalidad de permitir la aplicación rápida y efectiva de las mejores prácticas.

¿Qué es la agrobiodiversidad funcional?

Según los responsables de la ELN-FAB, «es la biodiversidad a escala de los campos agrícolas o paisajes que proporciona servicios ecosistémicos, que son los pilares de la producción agrícola sostenible y pueden también tener consecuencias positivas para el medio ambiente regional y mundial, así como sobre la sociedad en su conjunto».

La asunción de la idea de que la agricultura debe ser más sostenible está cada vez más extendida y es por ello que los responsables de la toma de decisiones tienden a  incorporar con mayor asiduidad en los instrumentos políticos medidas dirigidas a la consecución de este objetivo, tanto desde una óptica nacional como desde una perspectiva mundial.

Hoy por hoy, el conocimiento sobre cómo se puede movilizar la biodiversidad para que la agricultura sea más sostenible es cada vez mayor. En este sentido, los agricultores, investigadores, responsables políticos y otros agentes interesados están desarrollando diversos proyectos de agrobiodiversidad funcional a lo largo de toda Europa. Sin embargo, estas experiencias prácticas están extremadamente fragmentadas y el acceso a la información relacionada con ellas es complicado.

Para evitar esta complejidad de acceso a los datos relacionados con estas iniciativas, surgió la idea de constituir la ELN-FAB.

Desde principios de 2009, la ECNC ha sido sede del Secretariado de la ELN-FAB, cuyas actividades son dirigidas por un grupo formado por los responsables políticos europeos y científicos que representan a las siguientes organizaciones:

La red europea se centra en todos los Estados miembros de la UE, además de Noruega y Suiza, y sus propósitos principales son estimular el diálogo e influir en la formulación de políticas adecuadas, así como apoyar la aplicación de las mejores prácticas en materia de agrobiodiversidad. Además, los expertos involucrados trabajan conjuntamente en la generación e intercambio de conocimientos sobre los mecanismos y prácticas que subyacen a la agrobiodiversidad funcional. Para ello, llevan a cabo diferentes actividades de divulgación, proporcionan asesoramiento a agricultores, políticos, científicos y resto de partes involucradas en este sector.

Beneficios para las partes interesadas

Los principales interesados en formar parte de la ELN-FAB son administradores de la tierra (agricultores, gestores del paisaje y de la naturaleza); la comunidad investigadora relacionada con la agrobiodiversidad funcional y los encargados de formular políticas a todos los niveles, desde el ámbito local hasta el internacional.

Los beneficios de formar parte de esta iniciativa para los respectivos grupos de interés son, entre otros:

  • mejora de la capacidad y las habilidades de los administradores de tierras para integrar la agrobiodiversidad funcional en sus prácticas de gestión a través de, por ejemplo, información fácilmente accesible sobre las mejores prácticas; oportunidades de diálogo con sus colegas en otras partes de Europa, resultados de la investigación aceptados como base para una gestión adaptable;
  • colaboración e intercambio de conocimientos entre investigadores, así como entre los investigadores y otras partes interesadas para contribuir a mejorar la comprensión científica de la contribución de la FAB a los servicios ambientales;
  • mayores posibilidades para los investigadores de realizar consultas a los colegas de su campo de investigación, así como para mantenerse en contacto con los administradores de tierras y responsables políticos;
  • mayor acceso a un número creciente de campos que pueden ser utilizados por los investigadores como laboratorios vivos para desarrollar experiencias sobre la FAB;
  • mayor impacto en las políticas agrícolas nacionales y europeas debido a la gran fuente de certezas, prácticas y factores multiplicadores que promueven de manera conjunta la integración de la FAB en las políticas agrícolas (en particular, la oportunidad de influir en la reforma de la PAC en 2013);
  • mayor oportunidad para los responsables de la toma de decisiones en materia de agricultura para acceder a conocimiento y asesoramiento relacionados con su ámbito político.

La ELN-FAB recibe apoyo financiero del Ministerio de Vivienda, Planificación Territorial y Medio Ambiente de Holanda, la Oficina Federal del Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, La Flemish Land Agency (VLM) de Bélgica, el Ministerio de Agricultura de Estonia, la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA) y el Programa Life+ de la Comisión Europea.

Fuente: European Learning Network on Functional AgroBiodiversityECNC-European Centre for Nature Conservation

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.