Recomendaciones para financiar una economía europea sostenible

El Grupo de Alto Nivel sobre Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea han publicado el informe provisional Financing a sustainable European economy (Financiar una economía europea sostenible), que presenta un conjunto de recomendaciones y soluciones para impulsar la acción de los Estados miembros y avanzar en el logro de una Europa baja en carbono, sostenible y resiliente al cambio climático.

 

Europa necesitará alrededor de 180 000 millones de euros en inversiones anuales adicionales, especialmente en energía limpia, con el fin de mantener el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2 ºC.Con la adopción del Acuerdo de París sobre el cambio climático y la Agenda 2030 del Desarrollo Sostenible, las naciones del mundo eligieron hace dos años un camino más sostenible para nuestro planeta y nuestra economía. Tras la decisión de los Estados Unidos de retirarse del pacto universal sobre el cambio climático, la UE se comprometió a tomar la iniciativa en la aplicación de este acuerdo histórico y la transición hacia una economía baja en carbono, más eficiente en el uso de los recursos y más circular. Para ello, en las próximas décadas Europa necesitará alrededor de 180 000 millones de euros en inversiones anuales adicionales, especialmente en energía limpia, con el fin de mantener el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2 ºC.

Este es un gran reto, pero también una oportunidad. «Mediante la reorientación de las redes públicas y los ciclos financieros hacia las tecnologías verdes y sostenibles, podemos ayudar a mitigar los riesgos por el cambio climático, al tiempo que creamos empleo y crecimiento económico en el proceso», advierte el resumen introductorio del documento.

A través del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFIE —EFSI, por sus siglas en inglés—), la UE ya está acelerando la financiación de inversiones en energía renovable y eficiencia energética, así como de otras iniciativas de impulso de la eficiencia ambiental y de los recursos. EFIE planea desbloquear 315 000 M€, en combinación con fondos privados de inversión, y en el futuro, para lograr en un futuro que al menos un 40 % de los fondos EFSI contribuyan a cumplir los objetivos de la COP21 de París.

A pesar de que el compromiso de integrar la sostenibilidad en las políticas de la UE y en las iniciativas intersectoriales ya está arraigado en la revisión intermedia del Plan de Acción de la Unión de Mercados de Capital, es necesario realizar una reingeniería más profunda del sistema financiero para que sea verdaderamente sostenible desde una perspectiva económica, social y ambiental.

Con la finalidad de desarrollar la visión global sobre financiación sostenible que esto requiere, se constituyó el año pasado en el seno de la CE un Grupo de Expertos de Alto Nivel bajo la presidencia de Christian Thimann.

El trabajo de estos especialistas consiste en garantizar que el enfoque financiero de los Estados miembros es ambicioso e innovador a la escala necesaria. Así, recomiendan reformas de las normas y políticas financieras de la UE para fomentar inversiones sostenibles, lo que requiere asegurar que el capital fluye hacia proyectos sostenibles y sirve a los objetivos comunitarios a largo plazo.

Como esta premisa como primera prioridad, se requiere «cambiar la cultura de inversión y el comportamiento de todos los participantes en el mercado. Esto incluye proporcionar más incentivos financieros y de otro tipo para elegir y ofrecer productos ecológicos», destaca el texto.

Este informe provisional recoge una serie de recomendaciones de acción. Entre ellas, las sugerencias para la creación de un sistema de clasificación de activos sostenibles, un estándar europeo y una etiqueta para los bonos verdes tienen un gran potencial y «deberían ser exploradas en mayor medida como un paso hacia el logro de la meta a largo plazo de establecer etiquetas y normas de la UE para todos los activos sostenibles. Estas deberían aportar la confianza y seguridad necesaria de los inversores en los productos sostenibles y verdes, de manera que apuesten por financiar una economía baja en carbono», según los expertos.

Otras recomendaciones recogidas en este informe consisten en:

  • Establecer un conjunto único de principios de deber fiduciario y conceptos relacionados de lealtad y prudencia.
  • Debe seguir potenciándose la divulgación por parte de empresas e instituciones financieras de información relevante sobre temas relacionados con la sostenibilidad.
  • Dado que la sostenibilidad todavía no ha sido adecuadamente incluida en tola la legislación financiera de la UE, sería útil desarrollar un «test de sostenibilidad» para garantizar que la sostenibilidad es incorporada en todos los futuros reglamentos y políticas financieras de la Unión.
  • Constituir «Infraestructura Sostenible de Europa», un servicio especializado de asesoramiento y establecimiento de contactos entre autoridades e inversores que deseen impulsar los ambiciosos planes de infraestructuras de Europa, especialmente en el ámbito de las inversiones sostenibles.
  • Posicionar a las agencias europeas de supervisión en materia de sostenibilidad.
  • Mejorar la interpretación de Eurostat de las normas de contabilidad del sector público sobre inversiones en eficiencia energética.

Si pinchas sobre la imagen del informe, podrás descargártelo desde nuestra Biblioteca.

 

Los expertos destacan que las sugerencias para la creación de un sistema de clasificación de activos sostenibles, un estándar europeo y una etiqueta para los bonos verdes tienen un gran potencial.

 

Fuente: CE.

Deja un comentario