¿Qué valor tienen los humedales para las personas?

La Convención Ramar ha dedicado una de sus últimas Notas sobre Política a la Integración de los múltiples valores de los humedales en la toma de decisiones, en la que se reconoce la interdependencia de las personas con los humedales por los importantes valores económicos, culturales, científicos y recreativos de estos espacios naturales.

 

Para lograr un uso racional y una plena contribución de los humedales al desarrollo sostenible, los responsables de la toma de decisión deberían reconocer los múltiples valores de los humedales y reflejarlos en sus decisiones, políticas y acciones.

Para integrar en los procesos de toma de decisión y en la creación de políticas los numerosos valores de la naturaleza, incluidos los humedales, y sus beneficios para la sociedad, se han valido del marco desarrollado por los técnicos de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).

El reconocimiento de los diversos valores de los humedales resulta fundamental para su uso racional y también para lograr que su papel quede correctamente reflejado en procesos políticos mundiales como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres y el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Los valores que aportan los humedales a la sociedad son:

Valores intrínsecos: Las propiedades de los ecosistemas (p. ej., biota, agrupaciones de especies o procesos de los ecosistemas) tienen un valor intrínseco, que sustenta su capacidad para aportar beneficios a las personas. Normalmente, estos valores emanan de los componentes del ecosistema (los elementos vivientes y no vivientes de los humedales) y sus procesos (que tienen lugar entre los organismos, en las poblaciones y comunidades y también entre ellas, incluidas las interacciones con el medio no viviente).

Valores de los beneficios de los humedales para las personas:

  • Las contribuciones reguladoras comprenden los aspectos funcionales y estructurales de los humedales que modifican las condiciones ambientales experimentadas por las personas, apoyando o regulando la creación de beneficios materiales e inmateriales. En muchos casos, estas contribuciones no se experimentan directamente. Por ejemplo, algunos tipos de humedal pueden reducir el riesgo de desastres relacionados con el agua tales como inundaciones y sequías mediante la regulación de los regímenes hidrológicos. Además, en la regulación del clima, los humedales juegan un papel vital como sumideros de carbono; mientras que en la regulación de la calidad del agua resultan fundamentales para la depuración del agua y en la creación y mantenimiento de hábitats los humedales ofrecen hogar a aves migratorias dentro de sus rutas de migración.
  • Las contribuciones materiales incluyen las sustancias, los objetos u otros elementos materiales de la naturaleza que sustentan la existencia física y las infraestructuras de las personas. Suelen ser consumibles, por ejemplo pescado, comida o agua procedentes de un humedal.
  • Las contribuciones inmateriales abarcan la contribución de la naturaleza a la calidad de vida subjetiva o psicológica de las personas, tanto a nivel individual como colectivo. Las fuentes de estas contribuciones intangibles pueden ser consumidas físicamente durante el proceso (como en la pesca ritual o recreativa) o protegidas (como en el caso de los ecosistemas como fuente de inspiración). Otros ejemplos de la contribución inmaterial de los humedales al beneficio de las personas son su capacidad para contribuir a la adaptación presente y futura al cambio climático, su aporte de sentido de pertenencia y conexión a las comunidades o su papel como vía de investigación o educación sobre los ecosistemas acuáticos.

Los autores de esta Nota sobre Política recomiendan que, para lograr un uso racional y una plena contribución de los humedales al desarrollo sostenible, los responsables de la toma de decisión «deberían reconocer los múltiples valores de los humedales y reflejarlos en sus decisiones, políticas y acciones. La evaluación de los múltiples valores de los humedales debe incluir el reconocimiento y examen de toda una gama de distintos sistemas de valores. Los múltiples valores de los humedales deben orientar esfuerzos cooperativos e intersectoriales. Los distintos sectores que participan en la gestión de los humedales deberían cooperar entre sí y comunicarse para garantizar el reconocimiento de estos valores. La evaluación de los múltiples valores de los humedales debería seguir procesos legítimos, creíbles y pertinentes a fin de posibilitar su aceptación e impacto sobre las políticas».

 

Fuente: Convención Ramsar.

 

Deja un comentario