¿Qué países sufrirán un mayor estrés hídrico en 2040?

Los expertos del World Resources Institute (WRI) han realizado una estimación sobre los países que sufrirán más escasez de agua para 2040 en previsión de la creciente necesidad que registrará el mundo en los próximos años como consecuencia del esperado incremento poblacional. De los 33 países que sufrirán mayor escasez de agua, 13 son Oriente Medio.

 

Un total de 33 países se enfrentarán a niveles extremadamente elevados de estrés hídrico en 2040, 14 de ellos se ubican en Oriente Medio.

La demanda mundial de agua aumentará previsiblemente en las próximas décadas a tenor de las previsiones sobre el crecimiento poblacional, que sitúan el número de habitantes de la Tierra en los 9000 millones para 2050.

 

La multiplicación de la población se traducirá en un mayor consumo de recursos para alimentar y satisfacer las necesidades de todos los que habitamos este mundo, entre ellos, el agua. Además, dado que se estima que cada vez serán más las personas que se trasladen a las ciudades, esto conllevará una mayor presión sobre los suministros.

Para dar satisfacción a las necesidades de una población creciente también será necesario incrementar la producción de alimentos, bienes y la generación de electricidad, lo que requiere un elevado consumo de agua.

¿De dónde provendrá toda el agua que será necesaria? Esto no está muy claro aún, pero se espera que el cambio climático convertirá algunas zonas del planeta en más secas y transformará otras regiones en más húmedas.

A medida que las precipitaciones extremas aumentan en algunas regiones, las comunidades afectadas se enfrentan a mayores amenazas de sequías e inundaciones.

«Si bien un cambio entre la oferta y la demanda de agua es inevitable, cómo se piensa que será dicho cambio está lejos de ser cierto», aseguran los técnicos del WRI. El primer análisis realizado de este tipo de análisis por los especialistas de este organismo internacional arroja una nueva luz sobre la cuestión.

Para el desarrollo de este análisis, se han empleado un conjunto de modelos climáticos y escenarios socioeconómicos que han permitido el establecimiento de un ranking mundial del estrés hídrico futuro: la proyección de la competencia y el agotamiento de la superficie de agua en 167 países para los años 2020, 2030 y 2040.

El resultado revela que 33 países se enfrentarán a niveles extremadamente elevados de estrés hídrico en 2040, 14 de ellos se ubican en Oriente Medio. Además, Chile, Estonia, Namibia y Botsuana podrían registrar un aumento especialmente significativo en el estrés hídrico en 2040. Esto significa que, en particular, las empresas, granjas y comunidades de estos países pueden ser más vulnerables a la escasez de agua de lo que son hoy en día.

De los 14 países de Oriente Medio mencionados, nueve se considera que sufrirán un estrés hídrico muy extremo: obtienen una puntuación de 5.0 sobre 5.0 en este aspecto. Estos son Baréin, Kuwait, Palestina, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Israel, Arabia Saudita, Omán y Líbano. Esta región, que se considera la más insegura del mundo en cuanto a garantía del suministro de agua, depende en gran medida de las aguas subterráneas y agua de mar desalinizada y se enfrentará previsiblemente en un futuro a retos excepcionales relacionados con el agua.

Las superpotencias mundiales y el agua

El análisis del WRI arroja que aunque es probable que las superpotencias económicas como China, Estados Unidos e India no tengan que enfrentarse a la escasez de agua extrema en 2040, sí que se enfrentan a riesgos propios relacionados con este recurso. Así, se prevé que sufrirán un estrés hídrico alto más o menos constante hasta 2040. Sin embargo, zonas específicas de cada una de estas naciones como el suroeste de Estados Unidos o la provincia china de Ningxia en China podrían experimentar un aumento del estrés de agua hasta de entre un 40 y un 70 %.

 

Fuente: WRI.

Deja un comentario