¿Qué es lo que ha sucedido en la primera semana de la COP23 sobre cambio climático en Bonn?

Muchos han sido los anuncios que han tenido lugar desde que arrancó en Bonn la vigésimo tercera COP sobre cambio climático (COP23), que, bajo la Presidencia de Fiji, reunirá en la ciudad alemana a las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), ONG, entidades de la sociedad civil y otros actores interesados hasta el próximo viernes 17 de noviembre. Es destacable la decisión de Siria de firmar el Acuerdo de París, lo que deja a Estados Unidos aislado en su posición de desmarcarse del pacto universal. Te resumimos a continuación, por temas, algunos de los anuncios más relevantes.

El Gobierno de Alemania inauguró la conferencia internacional anunciando 100 millones de euros adicionales para el Fondo de Adaptación, cuyo cometido es apoyar a los países en desarrollo en la adaptación al cambio climático.

Reducción de emisiones y descarbonización 

La Unión Europea y California impulsarán la cooperación en los mercados de comercio de emisiones y la transición hacia un transporte de emisiones cero.

Un total de 52 grandes y medianas empresas alemanas han solicitado al Gobierno alemán que haga más y mejor para alcanzar los objetivos climáticos de Alemania y la UE en materia de recorte de emisiones. Entre los firmantes de la petición, se hallan varias industrias muy intensivas en energía o con inversiones en carbón. Entre todas, dan empleo a más de 500 000 trabajadores en Alemania y a alrededor de 1,5 millones personas en todo el mundo.

El exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, planea expandir su campaña para eliminar gradualmente la producción de energía alimentada con carbón de su tierra natal en Estados Unidos a Europa. El multimillonario y enviado especial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático a la COP23 avanzó que invertirá 50 M$ para apoyar acciones dirigidas a terminar con el consumo de carbón, el impulso de investigaciones relacionadas y de actividades legales en Europa. También presentó America’s Pledge, una iniciativa que recoge las aportaciones de los agentes no estatales al pacto de París, que consisten en reducir emisiones entre un 26 y un 28 % para 2025 en comparación con 2005.

Suecia presentará una estrategia de desarrollo de bajas emisiones a largo plazo (LT-LEDS, por sus siglas en inglés) a la CMNUCC para 2018. Para ello, el Gobierno ha solicitado a la Agencia Sueca de Protección Ambiental que la redacte.

La Administración italiana avanzó su intención de eliminar el carbón para el año 2025, cuando está prevista la adopción formal de su Estrategia Nacional de Energía.

La delegación del País Vasco en la COP23 ha presentado las acciones realizadas por la comunidad autónoma española para lograr disminuir un 24 % sus emisiones de gases de efecto invernadero desde 2005 y las medidas que se están implementando en materia de adaptación.

En el marco de la iniciativa C40 Cities, 25 ciudades se han comprometido a desarrollar y comenzar a implementar planes de acción climáticos más ambiciosos antes de finales de 2020 para lograr urbes neutras en emisiones y resilientes al clima de cara al año 2050.

El sector del transporte mundial ha constituido una nueva Alianza de Descarbonización del Transporte (ADT) para que las acciones por el clima lleguen más lejos y más rápido, y para estimular un mayor liderazgo político en el sector.

Biodiversidad

En el Día de los Bosques, representantes de países y el sector empresarial presentaron diversas iniciativas encaminadas a reducir las emisiones derivadas del uso de los bosques y establecer una gestión forestal sostenible. Entre ellas, destacan el proyecto ecuatoriano de reducir 15 millones de toneladas de emisiones de CO2 en el sector forestal, el compromiso de la cadena de supermercados Walmart para ofrecer productos básicos sin deforestación, la nueva política de Mars Inc. para reducir su huella de carbono en un 27 % para 2025 y un 67 % para el año 2050, al abordar la deforestación en toda su cadena de valores corporativa y las acciones llevadas a cabo en Gabón para detener una operación de tala ilegal que detendrá la emisión de 20 millones de toneladas de CO2

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por su acrónimo inglés) informó sobre un hito clave para luchar contra la degradación del suelo y la biodiversidad: la inversión de 2100 M$ del sector privado para proyectos de restauración de la tierra degradada en América Latina y el Caribe a través de la Iniciativa 20×20.

Otra de las apuestas presentadas fue la alianza público-privada del Gobierno de Colombia con el fin de potenciar la conservación de los bosques. Se está trabajando con empresas cultivadoras, intermediarias, supermercados y multinacionales para que se abastezcan de aceite de palma «cero deforestación». El objetivo a mediano plazo consiste en que el país latinoamericano demuestre que toda la cadena de producción de aceite de palma esta libre de deforestación, mediante datos fiables asociados a la monitorización de los bosques y el carbono y comunicar dicha información a los consumidores.

Adaptación

El Gobierno de Alemania inauguró la conferencia internacional anunciando 100 millones de euros adicionales para el Fondo de Adaptación, cuyo cometido es apoyar a los países en desarrollo en la adaptación al cambio climático. Del total, 50 M€ parten del Ministerio Federal de Medio Ambiente y los otros 50 M€ tienen su origen en el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo —que aporta apoyo específico a la adaptación al cambio climático de los países más pobres—.

Renovables

El Gobierno de Tonga mostró su ambición en la lucha contra el cambio climático comprometiéndose a instalar paneles solares en el Palacio Real, proyecto que se enmarca en el Programa Solar de la Cabeza del Estado de la isla del Pacífico.

Una colaboración entre la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS), el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y la Universidad de Melbourne (UM) desarrollará una serie de vías de descarbonización regionales avanzadas que podrían limitar el calentamiento global a 1.5 ° C. Los esfuerzos para impulsar esta iniciativa fueron iniciados y financiados a principios de este año por la Fundación Leonardo DiCaprio, cuyo propósito es contribuir a acelerar soluciones innovadoras a la crisis climática, proyectos de conservación de los océanos y las tierras y los derechos indígenas.

Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Secretaría de la CMNUCC han firmado un nuevo Memorando de Entendimiento para renovar el compromiso conjunto de las dos instituciones de hacer frente a los retos que la subida de las temperaturas supone para la salud pública, y de ayudar a los países a mejorar la eficiencia de su respuesta ante el cambio climático.

Se requiere más ambición

Representantes de gobiernos locales y regionales han defendido mejorar la coordinación entre todos las escalas administrativas para consolidar una agenda «multinivel», acorde con los objetivos del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La mayoría de los planes climáticos nacionales con un componente de adaptación presentados en el marco del Acuerdo de París priorizan la acción sobre el agua. Sin embargo, la financiación debería triplicarse hasta alcanzar los 255 000 MEUR al año para que dichos objetivos se alcancen.

Próximos pasos

El Diálogo de Talanoa, como así se conoce el proceso de definición de las reglas de funcionamiento del Acuerdo de París para establecer las condiciones que recojan la revisión en 2018 de la ambición de los compromisos climáticos nacionales para lograr limitar el aumento del calentamiento global a 2 ºC, es crítico. Talanoa debe ser un proceso que desbloquee nuevas ambiciones en el periodo anterior a 2020 y posterior a 2020. Tanto la Presidencia de Fiji como la de Polonia jugarán un papel importante para que este proceso resulte todo un éxito.

El Acuerdo de París es una herramienta esencial a medida que se trabaja por lograr el objetivo común de los 2 ºC y se destinan esfuerzos para tratar de limitar a 1,5 ºC el incremento de la temperatura terrestre. Con 2018 como límite innegociable, las Partes deben acelerar las discusiones para garantizar un conjunto sólido de directrices para la plena operación del Acuerdo de París en la COP24.

Con eventos climáticos extremos y otros impactos climáticos que ya están dejándose notar entre los más vulnerables y a pesar de los esfuerzos realizados por las naciones desarrolladas para apoyar a los países en desarrollo, se requiere mucho más para responder a las necesidades de las naciones que más expuestas están al cambio climático y de los países en desarrollo. La COP23 sentará las bases para un mayor progreso y acciones concretas que faciliten condiciones propicias para la implementación de acciones climáticas en este sentido.

La financiación climática desempeña un papel clave en la mejora de la confianza entre las Partes y es esencial que siga ocupando un lugar destacado en la agenda política en el periodo previo a la COP24.

Ha habido avances hacia el cumplimiento del objetivo de los 100 000 M$ para impulsar la adaptación y resiliencia al cambio climático de los países en desarrollo, pero aún queda mucho por hacer. A esto ayudaría la adopción de un enfoque más audaz en las contribuciones financieras.

En materia de pérdidas y daños, deben intensificarse los esfuerzos para ayudar a los más vulnerables a desarrollar la resiliencia a la vez que se evitan, minimizan y abordan las pérdidas. El Mecanismo Internacional de Varsovia (WIM, por sus siglas en inglés), que ya ha cumplido un lustro, registra logros mínimos. La primera COP presidida por un pequeño estado insular del Pacífico debe proporcionar un diálogo de alto perfil, continuo, orientado a la acción y participativo sobre cuestiones de pérdidas y daños, incluidas las finanzas. El apoyo adicional al Comité Ejecutivo del WIM es esencial.

Las Contribuciones Nacionales Determinadas (CND o NDC, por su acrónimo en inglés) requieren un fuerte apoyo, incluido en materia de desarrollo y transferencia de tecnología. Dadas las lagunas de capacidad en muchos países en desarrollo, puede ser un desafío hacer coincidir las necesidades nacionales y las prioridades de las CND y evaluar las opciones tecnológicas y las compensaciones, a menudo complejas. Con los rápidos cambios en las tecnologías, los países en desarrollo necesitarán un apoyo más oportuno y adecuado para implementar plenamente sus CND en el alcance y la escala necesarios para poder limitar los aumentos de temperatura a 1,5 ºC.

Sin embargo, la Presidencia de Fiji dio su brazo a torcer ante la presiones de los países desarrollados y ha sacado de la agenda oficial la negociación sobre la Acción pre2020, que abordaba precisamente los aspectos relacionados con el impulso y transferencia de tecnología.

Deja un comentario