¿Qué ecosistemas terrestres son más sensibles a la variabilidad climática?

Sensitivity of global terrestrial ecosystems to climate variability (La sensibilidad de los ecosistemas terrestres globales a la variabilidad del clima) es una reciente investigación publicada en Nature por científicos de la Universidad de Bergen (Noruega) que muestra un mapa de los ecosistemas terrestres que son más sensibles a la variabilidad climática.

 

El índice de sensibilidad de la vegetación (Vegetation Sensitivity Index, VSI) cuantifica la cantidad de un ecosistema que se verá afectada por el aumento de las temperaturas y la variabilidad del clima, por ejemplo, durante un octubre especialmente caliente o durante un marzo especialmente frío.

Un equipo de investigadores de la universidad noruega de Bergen ha desarrollado una métrica para medir la sensibilidad climática de diversos ecosistemas. El índice de sensibilidad de la vegetación (Vegetation Sensitivity Index, VSI) cuantifica la cantidad de un ecosistema que se verá afectada por el aumento de las temperaturas y la variabilidad del clima, por ejemplo, durante un octubre especialmente caliente o durante un marzo especialmente frío.

El VSI permite una respuesta más cuantificable a los desafíos del cambio climático y el grado de sensibilidad de los distintos ecosistemas a las anomalías climáticas a corto. Además, el índice también se puede utilizar para evaluar el estado de los ecosistemas a escala global.

«En primer lugar, el método identifica cuáles son las variables relacionadas con el clima (la temperatura, la disponibilidad de agua y la nubosidad) que son importantes para el control de la productividad en un lugar determinado, explica el investigador Alistair Seddon, del Departamento de Biología de la Universidad de Bergen. Este experto detalla que, «en función de los datos recogidos por satélite, podemos identificar áreas que durante los últimos 14 años han mostrado una alta sensibilidad a la variabilidad del clima».

El enfoque de los investigadores ha sido la identificación de los conductores del clima de la productividad de la vegetación a escalas mensuales. Así, han «encontrado regiones ecológicamente sensible con las respuestas amplificadas a la variabilidad del clima en la tundra ártica, en partes del cinturón de bosque boreal, la selva tropical, las regiones alpinas de todo el mundo, regiones de estepa y praderas de Asia Central y América del Norte y del Sur, los bosques de América del Sur y áreas del este de Australia», concreta Seddon.

 

Fuente: Universidad de Bergen.

Deja un comentario