Proclamación de Marrakech: Arranca la maquinaria mundial de acciones climáticas para la implementación del Acuerdo de París

Los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo reunidos hasta el pasado viernes Marrakech (Marruecos) con motivo de la COP22 sobre cambio climático han reafirmado su compromiso para facilitar la implementación del Acuerdo de París con la aprobación de la Proclamación de Marrakech. El texto supone el arranque de la maquinaria de acciones mundiales para facilitar el logro de los compromisos políticos adoptados en el pacto universal para abordar adecuadamente el cambio climático y apoyar la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

 Imagen: CMNUCC.

 La adopción de la Proclamación de Marrakech, que cuenta no solo con el apoyo de gobiernos, sino también de empresas, inversores, gobiernos subregionales y ciudades, es un ejemplo del impulso imparable que se persigue a escala global en la lucha contra el cambio climático y en el logro de un desarrollo sostenible.

A pesar de que las nubes ensombrecieron el cielo de Marrakech cuando se conoció la elección de Donald Trump como el 45.º presidente de los Estados Unidos, candidato republicano a la Casa Blanca y negacionista del calentamiento global, el espíritu de colaboración y lucha compartida por abordar el cambio climático de forma adecuada ha triunfado en Marrakech, al igual que ya lo hiciera en París en diciembre de 2015.

A día de hoy, 193 las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) han firmado el Acuerdo de París y 111 los países ya han entregado sus instrumentos de ratificación del pacto ante el organismo que dirige Patricia Espinosa. «El cambio climático es real, pero también lo es nuestra respuesta», hizo hincapié la secretaria ejecutiva de la durante su última intervención en el plenario de la COP22.

La adopción de la Proclamación de Marrakech, que cuenta no solo con el apoyo de gobiernos, sino también de empresas, inversores, gobiernos subregionales y ciudades, es un ejemplo del impulso imparable que se persigue a escala global en la lucha contra el cambio climático y en el logro de un desarrollo sostenible. En este sentido, el texto acordado aboga por «un compromiso político sin precedentes por la acción climática y que apoye los Objetivos de Desarrollo sostenible para el beneficio de las personas y del planeta», destacan desde la CMNUCC.

Financiación climática

Entre los avances más reseñables conseguidos durante la COP22 marroquí, cabe destacar la definición de una hoja de ruta para las finanzas climáticas. Así, se ha comprometido:

  • Destinar 81 M$ al Fondo de Adaptación.
  • Dirigir 23 M$ al Centro y Red de Tecnología del Clima, que apoya a los países en desarrollo en temas de desarrollo y transferencia de tecnología para el clima. Como instrumento de implementación del Mecanismo Tecnológico, dicho centro es una institución clave para que las naciones puedan cumplir los compromisos que han contraído en virtud del Acuerdo de París.
  • ElFondo Verde para el Clima (FVC) ha anunciado la aprobación de las dos primeras propuestas para la formulación de planes nacionales de adaptación: Liberia recibirá 2,2 M$ y Nepal, 2,9 M$. Se prevé que otros 20 países tengan pronto sus aprobaciones para recibir hasta 3 M$ cada uno.
  • «En general, el FVC avanza a buen ritmo para aprobar proyectos por un valor de 2500 M$», apuntan desde la CMNUCC.

En materia de financiación climática, Patricia Espinosa subrayó en su último discurso ante los asistentes al encuentro celebrado en la nación norteafricana que «será necesario respetar el compromiso de 100 000 M$ desde ahora hasta 2020. Ante la magnitud de lo que hace falta para hacer frente a los impactos del cambio climático, resulta imprescindible convertir miles de millones en billones. 2017 tiene que ser el año de los proyectos a gran escala, de la movilización de financiación, y del acceso a los fondos financieros que serán necesarios para la adaptación».

Por otra parte, se ha fijado para el año 2018 la fecha límite para completar las normas de aplicación del Acuerdo de París, «con el fin de asegurar la confianza, la cooperación y su éxito en años y décadas venideros». En concreto, «el acuerdo exige una importante mejora de la transparencia de la acción, entre otras cosas para las mediciones y la contabilidad de las reducciones de las emisiones, la provisión de financiación para hacer frente al cambio climático y para el desarrollo y transferencia de tecnología. Además, también incluye la labor de diseñar comunicaciones sobre la adaptación, que es el principal vehículo para compartir esfuerzos individuales de adaptación y para atender necesidades en el marco del Acuerdo de París»

Otros hitos alcanzados durante la COP22 han adoptado forma de numerosas y variadas iniciativas, como el compromiso de generar un 100 % de la energía mediante fuente renovables «tan pronto como sea posible» realizado por 48 países en desarrollo que forman parte del Climate Vulnerable Forum (CVF), liderados por Etiopía; las estrategias ambiciosas frente al cambio climático para 2050 presentadas por varias naciones (entre ellas, Alemania, Canadá, Estados Unidos y México) que buscan la  neutralidad climática y un mundo con bajas emisiones en la segunda mitad del siglo; y el compromiso de un grupo de 165 gobiernos subnacionales, agrupados en torno a la iniciativa Under2 Coalition, consistente en reducir las emisiones al menos un 80 % para el año 2020.

Adicionalmente, se han concretado el destino de miles de millones de dólares de apoyo para tecnologías limpias, la creación de capacidad para informar de planes de acción por el clima y proyectos para impulsar la seguridad alimentaria y la seguridad de los recursos hídricos en países en desarrollo.

Pérdidas y daños y Alianza de Marrakech para la Acción Climática Global

En materia de pérdidas y daños, se ha establecido un nuevo marco quinquenal para el Mecanismo Internacional de Varsovia para las Pérdidas y los Daños (WIM, por sus siglas en inglés) que se ocupará de impactos que no sean abordados mediante la adaptación planificada, como por ejemplo el desplazamiento, la migración y movilidad humana y la gestión integral de riesgos.

Las paladinas del clima, Laurence Tubiana, embajadora francesa para las negociaciones del cambio climático, y Hakima El Haité, ministra delegada del Ministerio de Energía, Minas, Agua y Medio Ambiente de Marruecos, lanzaron la Alianza de Marrakech para la Acción Climática Global. Esta aspira a proporcionar una hoja de ruta que indique claramente cómo el proceso de la CMNUCC acelerará y apoyará las acciones de las Partes y otros interesados directos para afrontar el cambio climático en el período 2017-2020.

Acción climática empresarial

Las iniciativas descarbonizadoras que han partido del sector empresarial también han sido muy numerosas durante la COP22 marroquí. Por ejemplo, el número de compañías que están contrayendo compromisos climáticos a través de la coalición We Mean Business ha crecido más del doble respecto a diciembre de 2015. En total, 471 empresas con más de 8 M$ de capitalización bursátil han adoptado compromisos ambiciosos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Por su parte, la iniciativa Objetivos de Reducción de Emisiones Basados en la Ciencia también ha ganado adeptos desde París. Hasta la fecha, cuenta con cerca de 200 empresas comprometidas.

En el capítulo reservado a la energía, Dalmia Cement y el grupo de seguros Helvetia se han comprometido a utilizar energía 100 % renovable en todas sus operaciones y unirse a RE100, una iniciativa mundial de colaboración con más de 80 de las empresas más influyentes del mundo. Asimismo, Swiss Re ha anunciado que se compromete a duplicar su productividad energética y unirse a EP100, una campaña mundial que trabaja con empresas para maximizar los beneficios económicos de cada unidad de energía que consumen. Por su parte, se ha creado una nueva iniciativa liderada por el sector privado con el nombre Renewable Energy Buyers Alliance (REBA, —Alianza de Compradores de Energía Renovable—), que crea conexiones entre la demanda de electricidad de las empresas y la oferta de energía renovable.

Fuente: CMNUCC.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.