Por qué los enfoques de paisaje tienen sentido para las empresas

Las actividades empresariales y las comunidades no están aislados, sino que forman parte de un paisaje más amplio en el que dependen de los mismos recursos para poder desarrollar sus respectivas actividades. Son interdependientes y se afectan entre sí. Un enfoque de paisaje es un proceso de múltiples partes interesadas e intersectorial que ayuda a las empresas y comunidades a alcanzar los objetivos en materia de sostenibilidad. Para demostrarlo, desde el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (World Business Council for Sustainable Development, WBCSD) han elaborado una infografía que expone los beneficios para las empresas derivados de la implementación de un enfoque de paisaje en su modus operandi.

 

La deforestación, la explotación de los recursos naturales y la contaminación del agua dulce son desafíos materiales para muchas empresas. Estos retos solo pueden resolverse a escala a través de enfoques de paisaje colaborativos e integrados. La deforestación, la explotación de los recursos naturales y la contaminación del agua dulce son desafíos materiales para muchas empresas. Estos retos solo pueden resolverse a escala a través de enfoques de paisaje colaborativos e integrados.

¿En qué consiste el enfoque de paisaje? A medida que las empresas conocen más sus cadenas de suministro, comprobamos que la sostenibilidad no se detiene en las vallas de los sitios individuales de producción y extracción (por ejemplo, granjas, concesiones, presas o canteras). Por el contrario, los impactos y dependencias cruzan los límites de la propiedad para incluir la totalidad de los paisajes, mostrando asuntos que desafían a una mezcla diversa de grupos de interés.

Riesgos como la escasez de agua, la degradación del suelo, la competencia por los recursos naturales, la energía y el cambio climático afectan a regiones enteras, con las consiguientes consecuencias sobre las actividades sociales y empresariales más allá de unidades o usuarios únicos.

Debido a esto, se necesitan enfoques y soluciones colectivas. Tenemos que trabajar juntos para gestionar adecuadamente paisajes enteros, de ahí el enfoque de paisaje.

¿Por qué adoptar enfoques de paisaje?

Abordar los retos de sostenibilidad a través de un enfoque de paisaje implica la armonización de la competencia por los intereses en el uso de la tierra y trabajar por avanzar hacia un terreno común. Ofrece un proceso para alcanzar diversos objetivos de sostenibilidad de diversas partes interesadas.

Por ejemplo, el suelo industrial o comercial utilizado para la agricultura, la silvicultura, la minería o la energía y los asentamientos humanos puede superponerse o competir en cualquier tipo de paisaje. En estos casos, todas las partes dependen de los mismos recursos naturales para el éxito y sus respectivas actividades afectan a todos a su alrededor. Es decir, todas las partes interesadas tienen el incentivo de gestionar el suelo compartido eficientemente, los que les convierte en candidatos perfectos para la aplicación de un enfoque de paisaje.

¿Cuál es la mejor manera de poner en marcha un enfoque de paisaje?

Mientras las empresas tratan de cumplir sus objetivos de sostenibilidad más amplios, las partes interesadas de todos lados colaboran para gestionar el suelo conjuntamente. Con un conjunto de herramientas adecuadas, los mecanismos, enfoques y sistemas integrados de gestión de la tierra resultan cada vez más atractivos para las empresas que necesitan cubrir varios riesgos, al tiempo que aprovechan nuevas oportunidades.

El primer paso para adoptar un enfoque de paisaje consiste en identificar problemas y partes interesadas. A continuación, hay que establecer una plataforma de múltiples partes interesadas, crear conocimiento compartido, planificar participativamente y, por último, trabajar hacia la implementación efectiva.

¿Cuáles son los beneficios para las empresas de la apuesta por el enfoque de paisaje?

Los beneficios para las compañías que se derivan de la apuesta por el enfoque de paisaje son, entre otros:

– Asegurar el suministro a largo plazo mientras se mantienen los servicios de los ecosistemas.

– Mejora de las relaciones con las partes interesadas para conservar la licencia para operar.

– Reducción de costes a través del fuentes sostenibles verificadas y la mejora de la trazabilidad de los productos.

– Satisfacción de los requisitos de los compradores y contribución a ayudar a satisfacer los corporativos.

– Optimización de reglamentos e incentivos para los compromisos de prácticas sostenibles.

– Movilización de nuevas inversiones.

– Ayuda a identificar oportunidades de ahorro de costes.

La aplicación de enfoques de paisaje contribuye a avanzar en la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible números 2, 6, 12, 13, 14 y 15, recuerda la infografía.

Si haces clic sobre la imagen, podrás ver la infografía original completa y ampliada.

 

Los beneficios para las compañías que se derivan de la apuesta por el enfoque de paisaje son, entre otros, asegurar el suministro a largo plazo mientras se mantienen los servicios de los ecosistemas.

 

Fuente: WBCSD.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.