Plataforma para la Integración de la Biodiversidad en los sectores agrícolas

La Plataforma para la Integración de la Biodiversidad de la FAO persigue tender puentes intersectoriales, identificar sinergias, alinear objetivos y desarrollar enfoques integrados intersectoriales para reforzar y promover un uso sostenible de la biodiversidad en la agricultura, la silvicultura, la pesca y la acuicultura. Con ello, se aspira a contribuir al logro de los compromisos asumidos por los países en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13 CBD) y en la Agenda 2030 y sus Objetivos del Desarrollo Sostenible.

 

La Plataforma para la Integración de la Biodiversidad de la FAO persigue tender puentes intersectoriales, identificar sinergias, alinear objetivos y desarrollar enfoques integrados intersectoriales para reforzar y promover un uso sostenible de la biodiversidad en la agricultura, la silvicultura, la pesca y la acuicultura. La biodiversidad es un factor importante para el logro de la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición. Todos los sectores agrícolas (agricultura y ganadería, silvicultura, pesca y acuicultura) dependen de la biodiversidad y de las funciones del ecosistema y los servicios que la sustentan. Al mismo tiempo, estos sectores pueden afectar a la diversidad biológica a través de diversos factores directos e indirectos. Además, la pérdida de la biodiversidad puede tener un impacto negativo en estos sectores y, por lo tanto, potencialmente en la seguridad alimentaria, la nutrición y la provisión de funciones y servicios del ecosistema.

La integración de la biodiversidad a través de políticas, planes y programas dirigidos a todos los sectores agrícolas es, por lo tanto, tan esencial para detener la pérdida de biodiversidad como lo es para lograr la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición.

Para impulsar la consideración de la diversidad biológica a través de todos los sectores, la FAO ha puesto en marcha la Plataforma para la Integración de la Biodiversidad (Biodiversity Mainstreaming Platform). Su misión se dirige a promover y facilitar la adopción de buenas prácticas en todos los sectores agrícolas, de manera que respalden la conservación, uso y gestión sostenible de la biodiversidad y aumenten la productividad, la estabilidad y la resistencia de los sistemas productivos en un enfoque integrado.

El logro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible requerirá una mejor coordinación entre los diferentes sectores agrícolas, ya que ninguno de ellos podrá abordar la biodiversidad aisladamente. En particular, para cumplir los ODS n.º 2, 14 y 15, la plataforma tiene el objetivo de incorporar la biodiversidad a través de facilitar el diálogo entre gobiernos, comunidades de práctica y otras partes interesadas; facilitar el intercambio de información y datos sobre biodiversidad y prácticas y políticas agrícolas favorables a la diversidad biológica entre las partes interesadas; y traducir el conocimiento en recomendaciones procesables relacionadas con políticas para su consideración por parte de los Cuerpos Directivos y Estatutarios de la FAO.

Prácticas agrícolas sostenibles y reducción de la huella ecológica para impulsar la biodiversidad

Recientemente, la FAO organizó en Roma junto con el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) un diálogo multistakeholders sobre la transversalización de la biodiversidad en los sectores agrícolas.

Esta reunión ha sido una de las primeras actividades de la Plataforma para la Integración de la Biodiversidad. Ha contado con la presencia de expertos de los sectores agrícolas y del medioambiente de todo el mundo, que han trabajado para identificar áreas de acción conjunta en el desarrollo de enfoques integrados para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, en apoyo de los ODS. Los profesionales asistente pusieron el foco en combinar la gestión sostenible de la biodiversidad y la producción de alimentos para satisfacer la creciente demanda de alimentos.

En su discurso de apertura, José Graziano da Silva, director general de la FAO, recordó que la biodiversidad es esencial para salvaguardar la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, mejorar los medios de vida rurales y mejorar la resiliencia de las personas y las comunidades. Esto es especialmente importante hoy en día para hacer frente a desafíos emergentes tales como los impactos del cambio climático, la rápida urbanización y una población creciente con dietas cambiantes.

En la actualidad, «el mundo todavía produce alimentos basados ​​principalmente en los principios de la Revolución Verde que comenzó hace más de 50 años, que requieren el uso de muchos insumos químicos a un alto coste para el medioambiente. Como resultado, el suelo, los bosques, el agua, la calidad del aire y, por lo tanto, la biodiversidad continúan deteriorándose», enfatizó.

Para ilustrar con un ejemplo la importancia del buen estado de salud de la diversidad biológica, se refirió a la celebración el 20 de mayo del primer Día Mundial de la Abeja en Eslovenia, «donde las abejas se consideran un tema nacional muy importante». «Ese mismo día, recibimos noticias terribles desde Argentina, donde murieron cerca de 72 millones de abejas en la provincia de Córdoba, probablemente debido al uso de productos químicos. La acción polinizadora de las abejas y otros polinizadores es esencial para la mayoría de las frutas y verduras que consumimos, así como para algunas semillas oleaginosas y cereales. Sin polinizadores, no será posible alcanzar la seguridad alimentaria para todos, como pide el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2».

Otro ejemplo de pérdida de biodiversidad es un estudio desarrollado en los Estados Unidos sobre la distribución de biomasa en el planeta. Este indica que «la raza humana representa solo el 0,01 % de toda la vida en la tierra, pero ha erradicado el 83 % de todos los mamíferos salvajes», detalló da Silva. «La biomasa de las aves de corral domesticadas, por ejemplo, ahora es tres veces mayor que la de las aves silvestres. Además, la actividad humana ha conducido a una disminución a la mitad de la biomasa del pescado. Por ello, debemos promover un cambio transformador en la forma en que producimos nuestros alimentos. Necesitamos presentar sistemas alimentarios sostenibles que ofrezcan alimentos saludables y nutritivos para todos, al mismo tiempo que se preserve el medioambiente y la biodiversidad», defendió el máximo dirigente de la FAO.

Si implementamos prácticas agrícolas sostenibles y reducimos la huella ecológica de los sectores agrícolas, podemos hacer una gran contribución a la conservación de la biodiversidad y las funciones de los ecosistemas. Por lo tanto, es fundamental promover y facilitar la incorporación de la biodiversidad en todos los sectores agrícolas, sentenció el responsable de la organización internacional.

Hoy en día, solo tres cultivos básicos (arroz, maíz y trigo) y tres especies animales (ganado, cerdos y pollos) proporcionan la mayor parte de la ingesta de energía alimentaria en el mundo. En Asia, por ejemplo, el número de variedades de arroz ha disminuido de miles a menos de 50. «Esta simplificación de las dietas que son bajas en variedad pero muy altas en energía y calorías está contribuyendo a los crecientes problemas de obesidad y deficiencias de micronutrientes en el mundo. Tenemos que promover la diversificación y valorar los beneficios de los alimentos tradicionales y locales. Las necesidades de nutrientes para la salud humana no pueden satisfacerse sin la diversidad genética animal y vegetal, la diversidad de especies y la diversidad de los ecosistemas», incidió da Silva.

 

Fuente: CBD, FAO.

Deja un comentario