Plan de Acción de la UE sobre el futuro de la producción ecológica en Europa

La Comisión Europea acaba de publicar nuevas propuestas para un nuevo Reglamento sobre la producción ecológica, un tipo de agricultura que combina las mejores prácticas ambientales, un nivel elevado de biodiversidad, la protección de los recursos naturales y altos niveles de producción a partir de sustancias y procesos naturales.

La Comisión Europea acaba de publicar nuevas propuestas para un nuevo Reglamento sobre la producción ecológica, un tipo de agricultura que combina las mejores prácticas ambientales, un nivel elevado de biodiversidad, la protección de los recursos naturales y altos niveles de producción a partir de sustancias y procesos naturales. Según Dacian Ciolos, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, «el futuro del sector ecológico de la UE depende de la calidad y la integridad de los productos vendidos con el logotipo europeo de producción ecológica. La Comisión busca ampliar y mejorar la agricultura ecológica de la UE consolidando la confianza de los consumidores en los productos ecológicos y eliminando los obstáculos que se oponen al desarrollo de la agricultura ecológica. Este conjunto de medidas es bueno para los consumidores y para los agricultores. Los primeros tendrán mayores garantías sobre los alimentos ecológicos producidos y vendidos en la UE, y los agricultores, los productores y los minoristas podrán acceder a un mercado más amplio, en la UE y fuera de ella».

La propuesta aprobada por los responsables comunitarios persigue tres objetivos principales: facilitar a los agricultores el paso a la agricultura ecológica, mantener la confianza de los consumidores y mantener la confianza de los productores. «La finalidad es que la agricultura ecológica siga siendo fiel a sus principios y objetivos, para satisfacer las demandas de los ciudadanos en cuestión de medio ambiente y calidad», subraya el comunicado de prensa difundido.

En concreto, la CE propone reforzar y armonizar las normas, tanto en la Unión Europea como con respecto a los productos importados, eliminando muchas de las excepciones actuales en materia de producción y control; reforzar los controles basándolos en el riesgo; facilitar a los pequeños agricultores el paso a la agricultura ecológica permitiéndoles adherirse a un sistema de certificación de grupo; abordar mejor la dimensión internacional del comercio de productos ecológicos incorporando nuevas disposiciones sobre las exportaciones; y, por último, simplificar la legislación para reducir los costes administrativos de los agricultores y mejorar la transparencia.

Para ayudar a los agricultores ecológicos, los productores y los minoristas a adaptarse a los cambios estratégicos propuestos y afrontar los retos futuros, la Comisión también ha aprobado un Plan de Acción sobre el futuro de la producción ecológica en Europa. Este plan prevé que se informe mejor a los agricultores sobre las iniciativas de desarrollo rural y de política agrícola de la UE que fomenten la agricultura ecológica, que se refuercen los vínculos entre los proyectos de investigación e innovación de la UE y la producción ecológica y que se estimule el consumo de alimentos ecológicos, por ejemplo, en las escuelas.

La agricultura ecológica está orientada hacia un mercado específico que responde a una demanda concreta de los consumidores y suministra al mismo tiempo bienes públicos en materia de protección del medio ambiente, bienestar animal y desarrollo rural.

Fuente: Comisión Europea

Deja un comentario