Países mediterráneos reforestarán 8 millones de ha de tierras degradadas para 2030 para impulsar el Desafío de Bonn y el ODS n.º 15

La localidad de Agadir (Marruecos) ha ejercido recientemente de anfitriona de la V Semana Forestal Mediterránea, un foro en el que los países socios del Comité sobre Cuestiones Forestales del Mediterráneo (Silva Mediterránea), entre ellos, España, se han comprometido a apoyar el logro del Desafío de Bonn y el ODS n.º 15 mediante la puesta en marcha de una nueva dinámica que contempla, entre otros objetivos, la reforestación de al menos ocho millones de hectáreas de tierras degradadas para 2030.

 Imagen: A. Roldán.

La restauración forestal y del paisaje (Forest and Landscape Restauration —FLR—), el logro de la Neutralidad en la Degradación de la Tierra (Land Degradation Neutrality —LDN—) y otros esfuerzos de conservación de la biodiversidad en la región del Mediterráneo han sido algunos de los temas protagonistas de este evento internacional que ha contado con la participación de representantes de más de 20 países mediterráneos.

A través de una serie de discusiones temáticas sobre aspectos relacionados con la restauración forestal y del paisaje, incluida la gobernanza y la coordinación intersectorial, el seguimiento y la evaluación, las técnicas de restauración y las buenas prácticas, los países socios de Silva Mediterránea, entre los que se cuenta España, han confirmado su voluntad de lograr un objetivo común de restauración. Este está recogido en el Compromiso de Agadir y consiste en restaurar al menos ocho millones de hectáreas de ecosistemas forestales degradados para 2030.

La restauración forestal y del paisaje (Forest and Landscape RestaurationFLR—), el logro de la Neutralidad en la Degradación de la Tierra (Land Degradation Neutrality —LDN—) y otros esfuerzos de conservación de la biodiversidad en la región del Mediterráneo han sido algunos de los temas protagonistas de este evento internacional que ha contado con la participación de representantes de más de 20 países mediterráneos. Bajo el lema «Hacia una mejor cooperación regional para restaurar los paisajes mediterráneos: mejorar la resiliencia en beneficio de las personas y el medioambiente», los asistentes han sido testigos de la presentación de una nueva dinámica.

La nueva dinámica será fundamental para lograr los objetivos regionales en materia de restauración forestal y del paisaje, claves para avanzar en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Se trata de un planteamiento que apoya la consecución del Desafío de Bonn y del ODS n.º 15 —«Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad»—, que alentará a las autoridades políticas y administrativas a nivel nacional, así como a las partes interesadas en la gestión de los ecosistemas forestales mediterráneos y otras tierras boscosas, con la finalidad de fortalecer sus respectivas iniciativas de conservación y restauración de bosques y paisajes

En el contexto del Plan Estratégico de las Naciones Unidas para los Bosques 2017-2030 del Foro de las Naciones Unidas para los Bosques (FNUB) y en consonancia con los objetivos de las Convenciones de Río y la Agenda de 2030 para el Desarrollo Sostenible Desarrollo, la dinámica reunirá los esfuerzos de los principales actores de la región mediterránea.

Dirigida por el Comité Forestal del Mediterráneo, Silva Mediterránea, la nueva dinámica tendrá como objetivo alcanzar los siguientes objetivos para 2030:

– Evaluar los esfuerzos nacionales en curso en materia de FLR para determinar un objetivo regional voluntario que se alcanzará en 2030.

– Reforzar la cooperación regional en materia de restauración de bosques y paisajes y el logro de la neutralidad en la degradación de la tierra.

– Impulsar la cooperación entre los socios interesados para desarrollar una estrategia consensuada y diversificada para la financiación de los esfuerzos en FLR y reforzar las capacidades nacionales.

– Evaluar los esfuerzos respectivos mediante el establecimiento de un sistema voluntario de seguimiento y notificación de los esfuerzos realizados en materia de FLR y LDN en el contexto mediterráneo.

 

Fuente: FAO, UNCCD.

 

Deja un comentario