Países Bajos, referencia mundial en el desarrollo de cuentas ambientales para evaluar el capital natural y los beneficios que aporta a la sociedad

Los Países Bajos es un referente a escala global en el impulso de cuentas ambientales para evaluar el capital natural y conocer los beneficios que representa para la sociedad. Desde hace años, se está trabajando de forma colaborativa desde al ámbito público, privado y la sociedad civil para que todas los estratos económicos midan y conozcan con mayor exactitud su dependencia e impacto sobre el capital natural. El objetivo de las acciones, estudios y experimentos emprendidos es crear una sociedad más sostenible.

Imágenes: Pixabay.

El Gobierno neerlandés y socios locales están realizando esfuerzos considerables para conservar la biodiversidad de gran valor y los paisajes naturales, que brindan numerosos servicios a la sociedad. En este sentido, se están impulsando políticas que promueven el uso de la tierra inclusivo de tierra y soluciones basadas en la naturaleza para satisfacer las necesidades de las personas y detener la pérdida de biodiversidad.Hacia la contabilidad del capital natural en los Países Bajos

Los Países Bajos es un país densamente poblado, con un alto nivel de vida y una industria agroalimentaria de renombre mundial. Sin embargo, el uso intensivo de la tierra está ejerciendo presión sobre el medioambiente local, causando la degradación de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas.

Solo un 14 % de la superficie del país europeo está cubierta de vegetación, bosques naturales o seminaturales; queda poco de la biodiversidad original de la región. Las prácticas empresariales y los patrones de consumo de los consumidores neerlandeses también están ejerciendo una gran carga sobre los recursos de la tierra en otros países del mundo.

Para revertir este desarrollo, el Gobierno y socios locales están realizando esfuerzos considerables para conservar la biodiversidad de gran valor y los paisajes naturales, que brindan numerosos servicios a la sociedad. En este sentido, se están impulsando políticas que promueven el uso de la tierra inclusivo de tierra y soluciones basadas en la naturaleza para satisfacer las necesidades de las personas y detener la pérdida de biodiversidad.

Sin embargo, a menudo no se tienen en cuenta los cambios que se registran en el capital natural, las interacciones y las sinergias relacionadas con los diferentes servicios ecosistémicos. Por este motivo, es necesaria una transición hacia un futuro en el que las empresas, los funcionarios públicos y otras partes interesadas midan con mayor precisión su dependencia e impacto sobre el capital natural. Esto ayudará a crear una sociedad más sostenible.

Concienciación

Entre 2011 y 2014 el Gobierno neerlandés lanzó una serie de estudios y experimentos —que requirieron la participación de las empresas, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Gobierno— para estimular la conciencia y la experiencia con los valores de la biodiversidad y el capital natural. Se empezaron a establecer comunidades de prácticas para permitir a los impulsores intercambiar sus experiencias sobre las evaluaciones del capital natural.

De 2014 a 2016, se lanzó un programa de investigación sobre capital natural —Natural Capital Netherlands— que investigó la posibilidad de trabajar con evaluaciones de capital natural en la práctica en diferentes áreas políticas. Además, se comenzó el desarrollo de herramientas para evaluar los impactos del capital natural y las dependencias de las empresas, se construyó una plataforma online (Natural Capital Atlas) para el intercambio de información espacial y otros datos sobre los servicios de los ecosistemas y el capital natural.

Estas iniciativas han estimulado un interés creciente de las empresas, las instituciones científicas y otras partes, al tiempo que han hecho evidente la necesidad de estandarización y un mejor acceso a datos y herramientas prácticas para la contabilidad del capital natural (NCA, por su acrónimo en inglés).

Desde 2014, el Gobierno ha invertido en:

  • Cooperación internacional y normalización, trabajando junto con la Natural Capital Coalition, el Banco Mundial, la UICN, y el Grupo de Trabajo sobre el Mapeo y Evaluación de los Ecosistemas y sus Servicios (MAES) de la Unión Europea.
  • Establecer coaliciones de empresas para acelerar el despliegue de la contabilidad del capital natural en ciertos sectores económicos. Parte del enfoque es crear plataformas comunitarias sobre el capital natural, donde los desafíos y las experiencias se comparten y combinan.
  • Mayor desarrollo de datos y herramientas para empresas (especialmente pymes).
  • Herramientas, conocimiento y orientación para integrar la contabilidad del capital natural en cuestiones relacionadas con las políticas, como las Cuentas Nacionales del Capital Natural, orientación de la NCA en el análisis de la relación coste-beneficio para la sociedad y criterios para la compra sostenible.

Cuentas Nacionales de Capital Natural

Basándose en dos proyectos pilotos a escala local y otro piloto para la provincia de South-Limburg, Statistics Netherlands (CBS) y la Universidad de Wageningen iniciaron un proyecto en 2016 para desarrollar un sistema de Cuentas Nacionales del Capital Natural, siguiendo las directrices sobre Contabilidad Experimental de los Ecosistemas del Sistema de Cuentas Económicas Ambientales de la ONU. El proyecto, financiado por los Ministerios de Economía y Medio Ambiente neerlandeses, tiene como objetivo mapear, medir y valorar sistemáticamente la distribución y la calidad de los ecosistemas y sus contribuciones a la economía. Así, combina datos estadísticos y geográficos de muchas fuentes y desarrolla mapas y tablas que se publicarán en Natural Capital Atlas.

La iniciativa tiene en cuenta en principio los ecosistemas que forman parte del capital natural: bosques, páramos, pero también ecosistemas en áreas agrícolas y edificadas. Mapas en alta resolución sobre la cobertura terrestre han sido desarrollados por (LCEU), así como tablas para el suministro físico y el uso de 15 o más servicios ecosistémicos.

Uno de los resultados ha sido la publicación reciente de una cuenta completa del carbono. El trabajo adicional que se llevará a cabo en 2018 consistirá en finalizar las cuentas para el suministro y el uso de los servicios de los ecosistemas, y para el estado de los ecosistemas y la biodiversidad. El proyecto también tiene como meta desarrollar cuentas monetarias y una cuenta de capacidad de los servicios de los ecosistemas.

Los resultados pretenden complementar las Cuentas Nacionales tradicionales y crear una imagen más amplia del bienestar. Además, en el marco de la iniciativa se facilitará una evaluación nacional de los ecosistemas y un proceso de toma de decisiones que incluya el capital natural. Los datos se mostrarán como mapas, ofreciendo a los usuarios una manera fácil realizar búsquedas por regiones o áreas.

El enfoque del proyecto es a escala nacional. Sin embargo, al trabajar con empresas y autoridades regionales, los líderes de la iniciativa evaluarán el alcance del uso de los resultados y los datos para facilitar la formulación de políticas, la planificación espacial y la generación de informes integrados. De esta forma, las Cuentas Nacionales de Capital Natural pueden contribuir a iniciativas a diferentes escalas para mejorar la calidad de vida en los Países Bajos.

La noticia es una traducción del artículo de Joop van Bodegraven, asesor político sobre conservación de la naturaleza del Ministerio de Agricultura, Naturaleza y Calidad Alimentaria de los Países Bajos, publicado en la web de UNEP.

Deja un comentario