Nuevos proyectos Life para dar a conocer el significado de la Red Natura 2000

Dos proyectos LIFE financiados con 4 millones de euros de fondos europeos para divulgar qué significa la red Natura 2000 en España.

La unión Europea financiará con unos cuatro millones de euros dos proyectos Life en España cuyo objetivo es dar a conocer las bondades y las restricciones de esos espacios, pero también las posibilidades económicas y la compatibilidad que tienen con los usos tradicionales del suelo. En esos proyectos participan además el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, los gobiernos regionales de Andalucía, Castilla y León, País Vasco, Cantabria, Navarra, Baleares, Castilla-La Mancha y Madrid, la Fundación Biodiversidad y empresas como Red Eléctrica Española. Los proyectos se desarrollarán a lo largo de los próximos cuatro años.

España es el país europeo que más superficie aporta a la red Natura 2000 que nació en 1992 como una iniciativa de la UE para frenar la pérdida de biodiversidad. A pesar de ello,  pero las encuestas que se han realizado por parte de algunas organizaciones ecologistas revelan que existe un gran desconocimiento acerca de la red y su significado( en torno al 85% de los encuestados lo desconocen).

Esta red surgió como un complemento a las figuras de protección existentes que establecían “santuarios” de la naturaleza, siendo la diferencia principal con éstos la compatibilidad con la protección del entorno y con la conservación de la naturaleza que en la Red Natura 2000 existe con la actividad humana.

El secretario de Estado de Medio Ambiente Federico Ramos considera que los ciudadanos no perciban con nitidez su utilidad debido a la complejidad jurídica que ampara la Red dificultando su gestión . El reto ahora es demostrar que la conservación del medio es compatible con la presencia humana y el desarrollo económico.

La Red Natura 2000 está formada por cientos de lugares que tras un proceso de propuesta y aprobación pasan a ser ZEPAS (Zonas de Especial Protección para las Aves) y LIC (Lugares de Interés Comunitario). Desde la propia red Natura se reconoce que el suelo en el que se asientan estos espacios está tan “humanizado” y determinado por la presencia del hombre, y  muchas de estas especies se han adaptado a la presencia humana en por ejemplo las zonas de cultivo en las que habitan (en prados, arrozales o dehesas) y que sería perjudicial para ellas el abandono de las actividades tradicionales.

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) lleva desarrollando un programa desde 2001 en el que se promueve la agricultura respetuosa con el medio ambiente en áreas de interés natural, donde la agricultura es crucial para la conservación de algunas especies de fauna y flora amenazadas. En  un espacio gestionado por la SEO/Birdlife, de casi 50 hectáreas en el corazón del Delta del Ebro, se comercializan Arroz ecológico del Delta del Ebro,  Pasta de trigo duro ecológico de y Vino ecológico del Somontano, todos ellos productos que conviven con las especies animales amenazadas y cuyos hábitats contribuyen a su desarrollo.

Éste es un ejemplo de cómo conviviendo la actividad humana con los espacios naturales se puede lograr mejorar las condiciones de muchos hábitats en los que conviven especies en peligro.

Deja un comentario