Nueva Zelanda creará la quinta mayor reserva marina protegida del mundo: el Santuario Oceánico de Kermadec

El Gobierno de Nueva Zelanda ha hecho pública su decisión de crear un santuario oceánico de 620 000 kilómetros cuadrados -105 000 km2 más que la superficie terrestre de España- en uno de esos lugares remotos del planeta que apetece conocer: la región de Kermadec. Por tamaño, esta nueva reserva pasa a ocupar la quinta posición del ranking mundial de áreas marinas protegidas.

 

Imagen: Departamento de Conservación de Nueva Zelanda.

El nuevo Santuario Oceánico de Kermadec se ubica a unos 1000 km al noreste de Nueva Zelanda, en la región de Auckland, y es uno de los sitios más prístinos y únicos de la Tierra.

En este sentido, la edición 2014 del listado de las Naciones Unidas de Áreas Protegidas, en cuya elaboración han participado expertos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Comisión Mundial sobre Áreas Protegidas, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y protected planet, detalla que hay cuatro espacios marinos protegidos mayores en tamaño que la nueva reserva neozelandesa. Se trata del Parque Natural del Mar de Coral en Nueva Caledonia (territorio situado en Oceanía que pertenece a Francia y cuenta con una extensión de 1 290 697 km2), las islas Georgia del Sur y Sandwich del Sur (Antártica, pertenecientes a Reino Unido y que ocupan 1 070 000 km2), el mar de Coral de Australia (989 842 km2) y el archipiélago Chagos, Territorio Británico del Océano Índico que se extiende por 640 000 km2.

El nuevo Santuario Oceánico de Kermadec se ubica a unos 1000 km al noreste de Nueva Zelanda, en la región de Auckland, y es uno de los sitios más prístinos y únicos de la Tierra. En sus aguas se encuentra la mayor cadena de volcanes submarinos (cerca de 30) y la segunda fosa oceánica más profunda del mundo, con una longitud de unos 10 km, más que la altura del monte Everest.

Además, las aguas de este espacio son el hogar de numerosas especies en peligro de extinción, entre las que se encuentran seis millones de aves marinas de 39 especies distintas, 150 clases de peces, 35 tipos de delfines y ballenas y tres especies de tortugas. Asimismo, en ellas también viven otras especies marinas como corales, medusas y cangrejos que solo se encuentran allí.

La información divulgada por el Gobierno de Nick Smith subraya que esta región también es un importante lugar de paso para las especies migratorias que atraviesan el Pacífico.

«Hasta la fecha, el aislamiento de la zona y la profundidad del agua han asegurado un nivel muy bajo de impacto humano, pero la actividad creciente de la pesca y la explotación minera de los fondos, así como la propagación de la contaminación a través de los océanos del mundo hace más importante la necesidad de proteger nuestros ambientes prístinos», asegura el comunicado gubernamental.

Al convertir este rincón en un santuario de la biodiversidad, queda prohibido el desarrollo de actividades como la pesca comercial y la acuicultura, la pesca recreacional, la pesca turística y la explotación de sus fondos para actividades relacionadas con la extracción de petróleo, gas y la minería.

En el anuncio realizado por el primer ministro neozelandés en Nueva York con motivo de la reciente Cumbre de la ONU sobre los Objetivos del Desarrollo Sostenible, el mandatario recuerda que «los océanos son la nueva barrera protectora del medioambiente. Ocupan el 72 % del planeta y son el hogar de la mitad de las especies del mundo, pero en la actualidad solo el 2 % está protegido. Existe una presión creciente sobre ellos como consecuencia de la pesca excesiva, la minería y la contaminación, actividades que se estima que han reducido a la mitad las poblaciones de especies de peces y aves marinas en los últimos 40 años. De igual manera que nuestros antepasados establecieron reservas importantes en nuestra tierra como los Parques Naturales de Tongariro y Fiordland, también nosotros tenemos que proteger aquellas zonas especiales de nuestro mar, como el océano prístino que existe alrededor de las Islas Kermadec».

Cabe recordar que Nueva Zelanda creó el año pasado otras 10 nuevas reservas marinas en las costas subantártica, Akaroa, Kaikoura y la costa oeste, lo que eleva a 44 el número total de este tipo de reservas en el país. El nuevo Santuario Oceánico de Kermadec ocupará una extensión 35 veces más grande que el tamaño combinado de esas 44 reservas marinas y supondrá un hito, ya que es la primera vez que un área que forma parte de la Zona Exclusiva Económica neozelandesa es protegida totalmente.

Tal y como avanzó Smith, el Ejecutivo neozelandés comenzará la tramitación legislativa parlamentaria necesaria para que el el nuevo santuario oceánico de Kermadec sea promulgado en octubre de 2016.

 

Fuente: Gobierno de Nueva Zelanda, National.

2 comentarios en “Nueva Zelanda creará la quinta mayor reserva marina protegida del mundo: el Santuario Oceánico de Kermadec

Deja un comentario