Nueva web para facilitar a las empresas su apuesta por el impulso de infraestructuras naturales y la conservación de los ecosistemas

Durante el reciente Foro Mundial del los Paisajes, los responsables del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por su acrónimo en inglés) presentaron una nueva plataforma online llamada Natural Infrastructure for Business (Infraestructura Natural para la Empresa).

 

La novedosa web pone a disposición de las empresas experiencias, materiales, estudios de caso y, en definitiva, conocimiento en distintos formatos sobre las oportunidades de negocio que se derivan de la inversión en los ecosistemas —o infraestructuras naturales—.

La novedosa web pone a disposición de las empresas experiencias, materiales, estudios de caso y, en definitiva, conocimiento en distintos formatos sobre las oportunidades de negocio que se derivan de la inversión en los ecosistemas —o infraestructuras naturales—. Además, la plataforma también ofrece un amplio abanico de recursos, herramientas y noticias para favorecer la inversión en infraestructura natural.

Según explican sus promotores, «el objetivo último de la iniciativa es que en 2020 las empresas evalúen sistemáticamente opciones de desarrollo de infraestructuras naturales a la hora de invertir en nuevos sitios o proyectos, con lo que contribuirán de ese modo a la protección, restauración y creación de nuevos ecosistemas».

Las distintas actividades llevadas a cabo por las compañías afectan de una manera más o menos directa y dependen de los servicios críticos que proporcionan los ecosistemas. Sin embargo, el 60 % de los ecosistemas del mundo se ha degradado en los últimos 50 años. Considerando el efecto derivad del cambio del uso de la tierra, esta degradación es responsable de aproximadamente el 20 % de las emisiones de carbono a escala mundial.

Con el fin de poder seguir beneficiándose de los servicios ecosistémicos y del acceso seguro a los recursos que son clave para sus operaciones, las empresas tienen que invertir en la reversión de esta tendencia. Apostar por esto no solo supondrá la reducción de su exposición a los riesgos vinculados a la degradación de los ecosistemas, sino que también se traducirá en la generación de beneficios para la economía, el medioambiente y la sociedad.

Para apoyar esta misión, los expertos del WBCSD quieren favorecer a través de su nueva web el desarrollo de infraestructura natural (o verde), esto es, de un sistema natural o seminatural planificado y gestionado (como un manglar o un humedal), que puede ayudar a las compañías a aprovechar los servicios que ofrece la naturaleza como sustitutivos de la conocida como infraestructura gris (represas, plantas de tratamientos de aguas).

«Al invertir en infraestructura natural, las empresas pueden tomar medidas concretas para poner en práctica los ecosistemas y los compromisos sociales relacionados con el agua, tales como las Metas de Aichi para la Biodiversidad del el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), declaró Peter Bakker, presidente y CEO del WBCSD, durante la presentación de la iniciativa en París.

Natural Infrastructure for Business ha sido desarrollada en colaboración con CH2M, The Nature Conservancy, el programa Copresidentes The Dow Chemical Company y Shell. Además, también ha participado en su puesta en marcha un grupo de más de 30 empresas que han contribuido con experiencias propias y rentables de inversión infraestructura natural con importantes beneficios sociales y medioambientales.

En la web se pueden conocer estudios de casos de diferentes industrias que aprovechan diversos servicios de los ecosistemas y herramientas útiles de análisis del coste-beneficio que guían la toma de decisiones empresariales.

Para Neil Hawkins, vicepresidente corporativo de EH & S y responsable de Sostenibilidad de Dow, «la infraestructura natural tiene el potencial de ser una apuesta beneficiosa para tanto para el negocio como para la naturaleza». Por su parte, Ruper Thomas, vicepresidente de Medio Ambiente de Shell, defendió en el acto de presentación de la plataforma que «existen importantes beneficios empresariales para las compañías que inviertan en soluciones de infraestructuras verdes. Existen oportunidades de generar más beneficios ambientales y sociales que los que son posibles de crear mediante la infraestructura gris. Este es el camino a seguir para las empresas en el futuro».

Elisa Speranza, vicepresidenta Senior de Innovación y Sostenibilidad de CH2M, reconoció que «estamos orgullosos de esta plataforma, una herramienta desarrollada por las empresas para las empresas con la que esperamos animar los distintos negocios a que se den cuenta de que invertir en la naturaleza es bueno para el planeta y es bueno para los negocios».

Por último, Mark Tercek, presidente y CEO de The Nature Conservancy, aseguró que «las empresas son una parte crítica de la solución. A medida que más y más compañías invierten en infraestructura natural, surgen mayores oportunidades de ampliar el progreso ambiental. Estas empresas con visión de futuro no solo están aumentando su capacidad de adaptación a los riesgos climáticos, sino que también incrementan la creación de valiosos beneficios colaterales para la naturaleza, la economía y las comunidades locales».

 

Fuente: WBCSD.

 

Deja un comentario