Mediciones para las estimaciones de las reservas de carbono forestal en las actividades de los proyectos de forestación y reforestación en el marco del MDL

Los expertos del Programa del Mecanismo de Desarrollo Limpio de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático han publicado un nuevo manual de campo sobre cómo realizar estimaciones sobre las reservas de carbono en proyectos forestales: Mediciones para las estimaciones de las reservas de carbono forestal en las actividades de los proyectos de forestación y reforestación en el marco del MDL (Measurements for Estimation of Carbon Stocks in Afforestation and Reforestation Project Activities under the Clean Development Mechanism).

Según subrayan los responsables del MDL (Clean Development Mechanism, CDM), «los bosques almacenan carbono y con ello reducen las emisiones de dióxido de carbono que provocan el cambio climático. En el marco del MDL, por cada tonelada de dióxido de carbono que reduzcan o eviten, los proyectos forestales son recompensados con un crédito de reducción certificada de emisiones que pueden vender en el mercado del carbono».

Los proyectos de forestación y reforestación convierten tierras no boscosas en tierras forestales a través de la plantación, la siembra o promoción de siembra natural. Sin embargo, la cantidad de carbono capturada por los bosques depende de muchos factores como la edad de los árboles, la tasa de crecimiento, el clima local y la calidad del suelo.

«Calcular la cantidad de dióxido de carbono absorbido y almacenado en un bosque es una tarea compleja que hace que no todos los países puedan presentar sus proyectos forestales al MDL», subrayan los responsables de la redacción del manual.

Ante esta dificultad, desde el MDL han elaborado esta guía que pretende llenar el vacío existente en esta materia mediante la facilitación del acceso al MDL a la vez que se asegura la integridad medioambiental gracias a una medición precisa de las reservas de carbono.

Sobre el MDL

El MDL permite ganar reducciones certificadas de emisiones (RCE) a proyectos de reducción de emisiones en países en desarrollo, cada una de las cuales equivale a una tonelada de CO2. Dichas RCE pueden ser negociadas y vendidas a los países industrializados para que estos cumplan con una parte de sus objetivos dentro del Protocolo de Kioto.

De este modo, «el MDL ayuda a los países en desarrollo a reducir sus emisiones de forma sostenible, a la vez que sirve para que los países industrializados tengan cierta flexibilidad para cumplir sus objetivos de reducción de emisiones», destacan desde la CMNUCC.

En el prefacio del documento, Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la CMNUCC, apunta que «los bosques son uno de los recursos más valiosos de nuestro planeta. Son hábitats que conservan la biodiversidad, reducen la erosión del suelo, protegen las cuencas hidrográficas y sostienen formas de vida indígenas. Son el capital natural que permite el crecimiento económico y los sumideros de carbono que mitigan las emisiones de gases de efecto invernadero que impulsan el cambio climático. Por estas razones, los proyectos que promueven la forestación y la reforestación son una parte integral de los esfuerzos internacionales para hacer frente al desafío del cambio climático».

«El potencial de los bosques requiere un cuidadoso proyecto de planificación, ejecución y monitoreo. Sin embargo, no todos los países tienen la experiencia necesaria para aportar sus proyectos forestales al Mecanismo de Desarrollo Limpio», continúa Figueres.

Ante esta dificultad, el manual Mediciones para las estimaciones de las reservas de carbono forestal en las actividades de los proyectos de forestación y reforestación en el marco del MDL es una iniciativa que busca servir de guía de las mejores prácticas sobre cómo supervisar la forestación y las actividades de los proyectos de reforestación.

Desarrollado con el apoyo técnico la Junta Ejecutiva de Forestación del MDL y el Grupo de Trabajo de Reforestación de la CMNUCC, este manual ofrece métodos eficientes y rentables para medir las reservas de carbono en proyectos de forestación y reforestación.

El objetivo que persigue es aumentar el acceso al MDL y, al mismo tiempo, «garantizar la integridad del medioambiente a través de una supervisión precisa», concluye la máxima responsable de la CMNUCC.

 

El manual busca servir de guía de las mejores prácticas sobre cómo supervisar la forestación y las actividades de los proyectos de reforestación.

 

Fuente: CMNUCC.

Deja un comentario