Mapeo y evaluación de la condición de los ecosistemas de Europa: Avances y desafíos

El tercer informe técnico elaborado en el marco de MAES Mapping and Assessment of Ecosystem and their Services (Mapeo y Evaluación de los Ecosistemas y sus Servicios)— analiza los efectos que los factores de presión provocan en las condiciones de los ecosistemas europeos y de qué manera afectan a su capacidad para ofrecer múltiples servicios en el largo plazo.

 

El tercer informe técnico elaborado en el marco de MAES —Mapping and Assessment of Ecosystem and their Services (Mapeo y Evaluación de los Ecosistemas y sus Servicios)— analiza los efectos que los factores de presión provocan en las condiciones de los ecosistemas europeos y de qué manera afectan a su capacidad para ofrecer múltiples servicios en el largo plazo.

La Estrategia sobre Biodiversidad de la Unión Europea esboza una serie de objetivos y acciones concretas para detener la pérdida de biodiversidad. Mediante el mapeo y la evaluación del estado de los ecosistemas y sus servicios, se puede contribuir a informar las decisiones políticas que afectan el medioambiente.

Al hilo de esto, la estrategia solicitó a los Estados miembros que mapearan y evaluaran el estado de los ecosistemas y sus servicios en sus respectivos territorios nacionales para el año 2014 con el apoyo de la Comisión Europea. Además, también deben evaluar el valor económico de dichos servicios y promover la integración de estos valores en la contabilidad y los sistemas de reporting a escala de la Unión y nacional para 2020.

Esta acción específica tiene como objetivo proporcionar una base de conocimientos sobre los ecosistemas y sus servicios en Europa. Constituye la base de la consecución de los seis objetivos de la estrategia y también es relevante para varias políticas sectoriales de la UE relacionadas con la agricultura, los asuntos marítimos y la pesca, y la cohesión.

Un marco analítico coherente fue desarrollado en 2013 para ser aplicado por la UE y sus Estados miembros con el fin de asegurar enfoques coherentes. Este documento contribuye al debate en curso sobre el marco conceptual para llevar a cabo evaluaciones subglobales de ecosistemas y sus servicios bajo la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los ecosistemas (IPBES, por su acrónimo en inglés).

A continuación, en 2014 se publicó un segundo informe técnico que propone indicadores que pueden ser utilizados a escala europea y nacional para mapear y evaluar la biodiversidad, condiciones de los ecosistemas y los servicios ambientales.

El documento que protagoniza hoy esta noticia es el tercer informe técnico elaborado por los expertos de la Comisión Europea. Lleva por título Mapping and Assessment of Ecosystems and their Services. Mapping and assessing the condition of Europe’s ecosystems: Progress and challenges (Mapeo y evaluación de los ecosistemas y sus servicios. Mapeo y evaluación de la condición de los servicios de los ecosistemas en Europa: Progreso y desafíos).

La obra analiza los efectos que los factores de presión provocan en las condiciones de los ecosistemas europeos y de qué manera afectan a su capacidad para ofrecer múltiples servicios en el largo plazo. Sus autores ofrecen una visión general sobre la información disponible sobre las condiciones de los ecosistemas y proponen una metodología flexible construida en función de los resultados de los trabajos desarrollados en los últimos años, principalmente por los especialistas de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), y gracias a los flujos de datos disponibles, en especial a aquellos de obligado reporte.

Según el resumen ejecutivo, «este informe describe las etapas de la metodología, con el foco puesto en las necesidades en materia de datos, y muestra el mapa de los ecosistemas europeos. El análisis de los datos subyacentes revela que muchos ecosistemas están altamente concentrados en un pequeño número de países, lo que podría aumentar su vulnerabilidad a los cambios ambientales, y una proporción sustancial de los ecosistemas más vulnerables no están protegidos dentro de los espacios de la Red Natura 2000, las áreas marinas protegidas o equivalentes».

Así, el cuerpo principal del informe aplica las cuatro primeras etapas de la metodología para cada uno de los ocho tipos amplios de ecosistemas en Europa: urbano, tierras de cultivo, pastizales, brezales y arbustos (cuya información se proporciona de forma conjunta con la vegetación escasa de la tierra), regiones arboladas y bosques, humedales, agua dulce y marina (las cuatro clases de ecosistemas marinos de MAES se combinaron debido a la falta de datos de cada uno de ellos por separado). El informe describe las principales características de cada ecosistema y evalúa las presiones que actúan sobre él y el impacto de esas presiones en los componentes y especies de sus hábitats.

Si tienes interés, puedes descargarte el informe completo en formato PDF desde nuestra Biblioteca. Solo tienes que pinchar sobre la imagen.

 

La obra analiza los efectos que los factores de presión provocan en las condiciones de los ecosistemas europeos y de qué manera afectan a su capacidad para ofrecer múltiples servicios en el largo plazo.

 

Fuente: Comisión Europea.

Deja un comentario