Manifiesto a favor de los bancos de conservación en España

La «Ley de Evaluación de Ambiental» aprobada a finales del pasado 2013 introdujo una interesante novedad en el ámbito de la conservación de la biodiversidad: los bancos de conservación de la naturaleza. Una herramienta que tiene el objetivo de poner en funcionamiento un mecanismo que contribuya a la efectividad de las medidas compensatorias en España, a la par que establece oportunidades de desarrollo en el medio rural.

Los bancos de conservación pretenden involucrar al sector privado en la conservación de la naturaleza mediante el desarrollo de acciones de protección, mejora o restauración de la biodiversidad a largo plazo, rentables y cubiertas con garantías ecológicas, legales y financieras.

En la actualidad, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) está tramitando el desarrollo normativo de los bancos de conservación y desde algunas asociaciones de propietarios rurales y otras organizaciones han puesto en marcha una iniciativa para recabar firmas de apoyo a esta figura que pretende involucrar al sector privado en la conservación de la naturaleza mediante el desarrollo de acciones de protección, mejora o restauración de la biodiversidad a largo plazo, rentables y cubiertas con garantías ecológicas, legales y financieras.

¿Por qué este interés por defender los bancos de conservación? ¿En qué consiste exactamente este mecanismo que persigue la conservación de nuestros recursos naturales en el tiempo y de forma efectiva? De manera sencilla, un banco de conservación es un terreno donde se realiza una actuación de protección, mejora o restauración de especies y hábitats amenazados, que se gestiona y conserva a largo plazo. Un instrumento que garantiza el aporte de riqueza ambiental que se mide en forma de créditos ambientales.

Los créditos ambientales generados en un banco de conservación pueden ser adquiridos por operadores o promotores con objeto de compensar los impactos inevitables sobre las mismas especies o hábitats para las que se creó el banco, con el propósito de que, al final, se obtenga ganancia de biodiversidad.

Los bancos de conservación permiten que las medidas compensatorias en proyectos que afecten negativamente a la biodiversidad cumplan con los requisitos ecológicos legales a través de los créditos ambientales. Asimismo, garantizan la conservación de esos valores naturales generados, ya que dotan de medidas ecológicas, legales y financieras a las actividades de conservación llevadas a cabo.

Los bancos de conservación reportan notables ventajas a la sociedad y a la Administración, ya que permiten implantar medidas de compensación de impactos reales, efectivas e integradas en planes y estrategias territoriales y de conservación de la biodiversidad. Son un instrumento al servicio del cuidado y sustento de los ecosistemas, que facilita que empresas y propietarios rurales se involucren en la conservación del medio natural al hacer rentable la apuesta por cuidar la naturaleza de manera sostenible e impulsar la creación de empleo.

Los bancos de conservación no son herramientas que favorezcan el desarrollo de actividades perniciosas para la naturaleza, al contrario, permiten que la compensación del perjuicio ambiental con medidas de restauración equivalentes, que es el último eslabón en esta cadena de mitigación de daños a la biodiversidad, se realice de manera beneficiosa para el medioambiente.

Con la llegada de los bancos de conservación, los promotores de actividades que impactan sobre la biodiversidad seguirán teniendo la necesidad de evitar, minimizar y reparar los impactos. Además, las compensaciones ambientales que se lleven a cabo por los daños que no pueden ser reparados se podrán desarrollar de forma ecológica y con garantías de conservación.

Son numerosos los beneficios que se derivan de esta herramienta, y para que su desarrollo reglamentario incorpore los elementos clave que garanticen que todos los procedimientos que implica son rigurosos, transparentes y eficaces, desde algunas asociaciones de propietarios y rurales y otras organizaciones han lanzado un manifiesto de apoyo al desarrollo normativo de los bancos de conservación de la naturaleza que solicita lo siguiente:

Manifiesto a favor del desarrollo reglamentario de los bancos de conservación de la naturaleza.

Los abajo firmantes queremos manifestar nuestra posición a favor del desarrollo reglamentario de los bancos de conservación de la naturaleza en España, así como expresar los elementos esenciales que tal reglamentación debería incorporar.

En este contexto, entendemos que el referido desarrollo reglamentario debe contener al menos las siguientes referencias:

– Observancia de los principios de la jerarquía de la mitigación, de forma que:

1) en los procesos de evaluación ambiental haya una clara identificación de los impactos ambientales residuales;

2) se exijan medidas compensatorias de tipo ecológico (mismos valores naturales) para compensar estos impactos;

3) la decisión sobre la viabilidad de los proyectos sea independiente del tipo de medidas correctoras o compensatorias elegidas;

4) en el supuesto de que el proyecto sea considerado viable ambientalmente, en todo caso los créditos de los bancos de conservación solo se utilicen para compensar los impactos ambientales residuales.

– Criterios técnicos de asignación de créditos y cómputo de impactos ambientales residuales sencillos, transparentes y con base técnico-científica.

– Transparencia y seguridad jurídica para todas las partes intervinientes, promotores, propietarios de los terrenos y administración.

– Garantía de evaluación por terceras partes independientes.

– Apoyo administrativo aprovechando las oportunidades de financiación comunitarias.

Este manifiesto será refrendado por todos aquellos que quieran firmar el mismo en las redes sociales, firmas que se harán llegar al Magrama por medios electrónicos.

Para adherirse al manifiesto basta con pinchar sobre la siguiente imagen y firmar la petición online.

 

Son numerosos los beneficios que se derivan de los bancos de conservación, y para que su desarrollo reglamentario incorpore los elementos clave que garanticen que todos los procedimientos que implica son rigurosos, transparentes y eficaces, desde algunas asociaciones de propietarios y rurales y otras organizaciones han lanzado un manifiesto de apoyo a su desarrollo normativo.

 

 

Un comentario en “Manifiesto a favor de los bancos de conservación en España

Deja un comentario