Los suelos deben ser un elemento clave en las políticas públicas por ser vitales para la seguridad alimentaria la mitigación del cambio climático

Del 19 al 23 de abril tuvo lugar en Berlín (Alemania) la Semana Mundial del Suelo, un encuentro internacional en el que participaron más de 500 expertos de 78 países que contribuyeron a transmitir el mensaje de la importancia de disponer de unos suelos sanos, dado que son la base de la producción mundial de alimentos y deberían convertirse en un elemento clave en las políticas públicas.

«Los suelos son esenciales para lograr la seguridad alimentaria y la nutrición y tienen el potencial de ayudar a mitigar los efectos negativos del cambio climático», según Moujahed Achouri, director de la División de Tierras y Aguas de la FAO, quien llamó la atención acerca de que la presión sobre los recursos del suelo están llegando a límites críticos.

Los suelos, además de mantener el 95 % de la producción de alimentos, albergan más de una cuarta parte de la biodiversidad del planeta, son una fuente importante de productos farmacéuticos, y juegan un papel fundamental en el ciclo del carbono.

En la actualidad, se calcula que el nivel de degradación del suelo alcanza el 33 %, lo que es un porcentaje «alarmante» y tiene el potencial de poner en peligro la seguridad alimentaria y enviar a muchas personas a la pobreza, advirtió Achouri durante su intervención en la cita alemana.

Pero la gestión sostenible del suelo puede contribuir a la producción de más alimentos y más saludables. Por este motivo, la FAO ha lanzado un llamamiento internacional a los responsables de gestionar los suelos y del desarrollo de políticas para que trabajen juntos para reducir la degradación de la tierra y para recuperar los suelos ya degradados.

La protección de los suelos y tierras contribuirá a la consecución de al menos nueve de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por tanto, es necesario desarrollar estrategias adecuadas para controlar el uso de estos recursos. Al mismo tiempo, el éxito de la agenda post-2015 dependerá en gran medida de su aplicación efectiva a escala regional y nacional, por lo que encontrar vías que garanticen una financiación efectiva del desarrollo, el seguimiento de su aplicación y cómo asegurar la propiedad son asuntos que se encuentran en el centro del debate mundial actualmente.

La Semana Mundial del Suelo 2015 coincide con el Año Internacional de los Suelos, que pretende concienciar sobre los beneficios de los suelos para la salud humana y el desarrollo sostenible.

La reunión de este año ha destacado la necesidad de incluir las cuestiones relacionadas con el suelo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, que se discuten actualmente.

En la siguiente infografía, puedes conocer qué funciones de los servicios de los ecosistemas suministran los suelos y que hacen posible la vida en la tierra: el secuestro del carbono; el aprovisionamiento de alimentos, fibras y combustibles; la purificación del agua y la reducción de la contaminación de la tierra; la regulación del clima; el ciclo de los nutrientes; los suelos son el hábitat de numerosos organismos; y también son fuente de medicinas y de recursos genéticos; además, también contribuyen a regular las inundaciones; son la fundación de las infraestructuras construidas por el hombre; nos proveen de materiales para la construcción y son fuente de herencia cultural.

 

Los suelos, además de mantener el 95 % de la producción de alimentos, albergan más de una cuarta parte de la biodiversidad del planeta.

 

Además de la infografía, también te recomendamos la lectura de esta breve entrevista a varios expertos acerca de cuáles son los problemas principales a los que se enfrentan los suelos; qué medidas correctoras pueden ser adoptadas para hacer frente a la degradación del suelo y qué podemos hacer cada uno de nosotros para garantizar la continuidad del interés por conservar nuestra propia fuente de alimentos y vida.

 

Fuente: FAO.

Un comentario en “Los suelos deben ser un elemento clave en las políticas públicas por ser vitales para la seguridad alimentaria la mitigación del cambio climático

Deja un comentario