Los proyectos españoles AgriClimateChange, de recuperación del lince ibérico y BREAD4PLA, Premios Verdes de la Comisión Europea

En el marco de la celebración de los 25 años del Programa LIFE de la Comisión Europea, tres proyectos españoles han resultado ganadores de los Green Awards (Premios Verdes) por ser consideradas las iniciativas más destacadas llevadas a cabo en las categorías de «Acción Climática», «Naturaleza y Biodiversidad» y «Medioambiente» desde 1992. Los tres representantes españoles son AgriClimateChange, coordinado por la Fundación Global Nature, la reintroducción del lince ibérico en Andalucía, bajo la coordinación de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, y BREAD4PLA, coordinado por la Asociación de Investigación de Materiales Plásticos y Conexas (AIMPLAS).

 

Los tres representantes españoles ganadores de los Green Awards de la Comisión Europea son AgriClimateChange, coordinado por la Fundación Global Nature, la reintroducción del lince ibérico en Andalucía, bajo la coordinación de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, y Bread4Pla, coordinado por la Asociación de Investigación de Materiales Plásticos y Conexas (AIMPLAS).AgriClimateChange competía en la categoría de «Acción Climática», un proyecto que se puso en marcha con el objetivo de demostrar que la agricultura puede hacer frente eficazmente al cambio climático y que las acciones del sector agropecuario no son una limitación, sino que de hecho pueden representar una oportunidad económica para los agricultores (tanto a largo como a medio y corto plazo) .

Se desarrolló simultáneamente en cuatro países europeos (Francia, Alemania, Italia y España) entre septiembre de 2010 y diciembre de 2013, con el fin de determinar y apoyar prácticas agrícolas viables que contribuyan mejor a combatir el cambio climático. Para ello, entre las labores realizadas se desarrolló una herramienta para calcular las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de energía en las explotaciones agrarias que ha servido para demostrar prácticas sostenibles que han contribuido a reducir la huella de carbono sin afectar la productividad agrícola.

Las conclusiones obtenidas durante la implantación de AgriClimateChange han sido trasladas a las autoridades europeas (Parlamento y Comisión), así como a administraciones nacionales y regionales para fomentar su inclusión en la aplicación y reforma de la Política Agraria Común (PAC).

En la actualidad, la Fundación Global Nature y otras entidades participantes en el proyecto continúan trabajando en este ámbito en el marco de una nueva iniciativa europea denominada AgriAdapt, también apoyada por la Comisión Europea mediante el programa LIFE. El objetivo es reducir la vulnerabilidad de las explotaciones agrarias mediante la aplicación de medidas sostenibles desde el punto de vista ambiental, social y económico.

Por su parte, AgriClimateChange ha contado también con la colaboración del Gobierno de la Región de Murcia y  organizaciones de diversos países: Bodensee-Stiftung (Alemania), Solagro (Francia) y Communità Montana Trasimeno Medio Tevere (Italia).

También la iniciativa Dyemond Solar consiguió el premio en la categoría de «Acción Climática» por haber llevado a cabo un método innovador de producción de células solares no tóxicas sensibilizadas por colorantes, lo que ha conducido a mejoras ambientales en la fabricación de células solares y a la creación de muchos puestos de trabajo en Suecia.

Proyecto de reintroducción del lince ibérico en Andalucía

El proyecto de reintroducción del lince ibérico en Andalucía, que ha logrado el primer premio en la categoría de «Naturaleza y Biodiversidad», estableció como objetivos lograr la estabilización exitosa de las poblaciones de lince ibérico en España, con el fin de elaborar una estrategia global para la conservación de esta especie. Para ello, se ha involucrado a todos los sectores pertinentes y se han cubierto todos los aspectos necesarios para conseguir:

– El mantenimiento y estabilización de las poblaciones existentes de lince ibérico.
– El aumento del número de individuos.
– La creación de nuevos territorios.
– La conectividad entre subpoblaciones aisladas.

Además del apoyo de la Junta de Andalucía, esta iniciativa también está respaldada por el Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas (ICNF), los gobiernos de Extremadura, Castilla-La Mancha y la Región de Murcia y el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, que apuestan por iniciar la recuperación del área de distribución histórica del lince.

Cabe apuntar que a este proyecto se han sumado casi una decena de organizaciones no gubernamentales como WWF, SECEM, Fundación CBD-HABITAT, Associação IBERLINX, ADENEX, APROCA y FAC (estas dos últimas relacionadas con el sector cinegético), así como empresas privadas como ACAJÚ, Agroforex y Fomecam y, más recientemente, se han incorporado como nuevos socios el Ministerio de Fomento de España, Empresa de Desenvolvimento e Infra-estruturas do Alqueva S.A. (EDIA), Infraestruturas de Portugal (IP S.A.) y la Câmara Municipal de Moura.

BurrenLIFE es el nombre de la otra iniciativa que ha logrado el interés del jurado de estos galardones hasta el punto de hacerse con una estatuilla en esta categoría por ser pionera en la puesta en práctica de un enfoque nuevo de la agricultura y la conservación. Para implantarlo, sus promotores desarrollaron un plan de costes en 20 explotaciones agrícolas para proteger el paisaje único del Burren y abordar los problemas más apremiantes que afectan a esta región rural de Irlanda.

BREAD4PLA

En cuanto a BREAD4PLA, el consorcio del proyecto ganador en la categoría de «Medioambiente» es experto en cinco puntos clave para un sistema innovador de tratamiento de residuos, que condujo a la fabricación de nuevos envases para productos de panadería y bollería, lo que representó el cierre del ciclo de vida: el tratamiento de residuos de la industria panadera, la producción de ácido láctico a escala de planta piloto por vías enzimáticas, la producción de PLA (ácido poliláctico), la modificación de las propiedades del PLA mediante compounding y su procesado para la obtención de films, y finalmente, la validación de los nuevos envases para productos de panadería y bollería.

Con el apoyo de empresas como Panrico y Grupo Siro, se ha conseguido obtener ácido láctico a partir de la fermentación  de cortezas y residuos de pan de molde y bizcochos. A partir de este compuesto, se ha obtenido PLA, que permite fabricar un film con el que elaborar bolsas y bandejas para diferentes  productos del sector de la panadería y bollería.

BREAD4PLA está liderado por AIMPLAS (España) y participan en él investigadores del CETECE (Centro Tecnológico de Cereales de España), el Leibniz-Institut für Agrartechnik Potsdam-Bornim e.V. -ATB (Instituto de Agricultura de Alemania) y el Biocomposites Centre de la Universidad de Bangor (Reino Unido).

Junto a BREAD4PLA,SOL-BRINE ha sido la segunda iniciativa merecedora del galardón comunitario por haber hecho posible el reciclado de la salmuera en las plantas de desalinización en las islas mediterráneas, escasas de agua, lo que ha contribuido a transformar una amenaza potencial para los hábitats acuáticos en agua útil y sal seca.

Resto de reconocimientos

En la categoría de «Medioambiente», el resto de proyectos reconocidos por la Comisión Europea han sido:

EWWR, iniciativa reconocida por desarrollar métodos de prevención, reutilización y reciclado de residuos en toda Europa e impulsar la celebración de la Semana Europea para la Reducción de Residuos y otras actividades de sensibilización.

Los integrantes de la iniciativa From Roof to Road han demostrado cómo los residuos de asfalto pueden ser reutilizados para construir o reparar carreteras, en lugar de desecharlos como vertidos o quemarlos, con la consiguiente liberación de contaminantes a la atmósfera y el suelo.

El trabajo desarrollado por los promotores de LOWaste ha servido para materializar una forma efectiva de desarrollo de un mercado local de bienes a los que se les quiere dar una segunda vida, a través de la participación de operadores de residuos, pequeñas plataformas de reutilización y reciclaje, artesanos y pymes dedicadas a la fabricación de productos a partir de materiales recuperados.

En cuanto a la categoría de «Acción Climática», los proyectos que también llegaron a la final fueron:

Acumen, una iniciativa que ha demostrado cómo el metano de vertederos cerrados puede ser capturado y utilizado para generar energía, al tiempo que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Por su parte, los creadores de ClimaBiz han hecho posible que las empresas griegas aprovechen las oportunidades relacionadas con el cambio climático a través del desarrollo de herramientas innovadoras para estimar en términos monetarios los costes que implica el cambio climático para sus negocios y los costes de inversión necesarios para la adaptación.

Slide In se ha valido de viejas redes de tranvías en dos ciudades suecas para poner en marcha un sistema de autobús eléctrico novedoso, en el que los cables aéreos recargan las baterías de a bordo mientras los autobuses están en uso.

Por último, las demás iniciativas que competían en la categoría de «Naturaleza y Biodiversidad» fueron:

AlterIAS, iniciativa que ha desarrollado un código de conducta para reducir los daños económicos y la pérdida de biodiversidad causados por especies de plantas exóticas invasoras en Bélgica. Como resultado de sus investigaciones, los viveros han dejado de vender numerosas plantas exóticas invasoras y, a cambio, recomiendan la adquisición de especies autóctonas por parte de los clientes.

Los integrantes de la iniciativa From Roof to Road han demostrado cómo los residuos de asfalto pueden ser reutilizados para construir o reparar carreteras, en lugar de desecharlos como vertidos o quemarlos, con la consiguiente liberación de contaminantes a la atmósfera y el suelo.

Los técnicos que idearon Save the Raptors han logrado el establecimiento de nueve nuevas parejas reproductoras de las águilas imperiales en peligro en Bulgaria, con lo que la población reproductora total ha aumentado a 25 parejas. Además, también han creado puestos de trabajo a escala local en una región con la tasa de desempleo más alta del país.

Mediante la iniciativa SloWolf, se han implementado métodos genéticos innovadores para identificar ejemplares individuales de lobos y desarrollar planes de gestión en Eslovenia para ayudar a las personas a coexistir pacíficamente con esta especie.

Fuente: Comisión Europea.

Deja un comentario