Los proyectos de carbono forestal protegen 28 millones hectáreas de bosque

View from the Understory: State of Forest Carbon Finance 2016 (Visión desde el sotobosque: Estado de las Finanzas Forestales del Carbono 2016) es una publicación de los expertos de Ecosystem Marketplace, iniciativa de Forest Trends. Cubriendo el valor de los pagos de carbono forestal basados en resultados, el informe describe la perspectiva del sotobosque «creciente» —los esfuerzos fructíferos que fundamentan la idea de que la contribución de los bosques a la reducción del peligroso cambio climático puede ser medida y monitoreada de manera rigurosa y que la política climática forestal inclusiva puede alterar prácticas insostenibles de uso del suelo y contribuir a lograr los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

 

El informe describe la perspectiva del sotobosque «creciente» —los esfuerzos fructíferos que fundamentan la idea de que la contribución de los bosques a la reducción del peligroso cambio climático puede ser medida y monitoreada de manera rigurosa y que la política climática forestal inclusiva puede alterar prácticas insostenibles de uso del suelo y contribuir a lograr los Objetivos del Desarrollo Sostenible.Desde 2009, los especialistas de Ecosystem Marketplace han seguido la evolución de las negociaciones internacionales en materia de cambio climático y, en concreto, han seguido de cerca las decisiones enmarcadas en el exitoso Acuerdo de París firmado el pasado diciembre de 2015. Conocer si ese acuerdo reconocería el papel fundamental de los bosques en el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones científicamente no negociables era un asunto crítico.

El pasado noviembre el pacto universal acordado en la COP21 de la capital de Francia entró en vigor. Un tratado de tan solo 32 páginas de extensión en las que solamente dos párrafos con grandes implicaciones para los bosques a escala global y para aquellos que trabajan para crear nuevos mecanismos e incentivos para canalizar la financiación hacia la protección de los bosques.

El artículo 5 del Acuerdo de París envía una fuerte señal para gestionar y proteger los bosques del mundo y, en particular, propone impulsar el programa para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD +) y alienta a las partes a «tomar medidas para conservar y mejorar, según corresponda, sumideros de gases de efecto invernadero (…) incluso a través de pagos basados en resultados».

Por su parte, el artículo 6 establece un amplio marco de «enfoques de colaboración» que permiten el uso de los mercados de carbono. También sienta las bases para la «cooperación voluntaria» entre las partes que puede querer transferir «resultados de mitigación» como parte de un mercado internacional de carbono que reduce las emisiones al tiempo que promueve el desarrollo sostenible.

Los autores del documento recuerdan que la Organización Internacional de la Aviación Civil, que representa a las compañías aéreas que están fuera del Acuerdo de París, alcanzó recientemente un acuerdo paralelo para limitar las emisiones de los vuelos internacionales a través de un mecanismo basado en el mercado que podría incluir compensaciones de carbono forestal y del uso de la tierra.

Aunque estos dos desarrollos políticos envían señalas de un posible punto de inflexión en la escala de la financiación basada en resultados dirigida a los paisajes, la financiación del carbono forestal ya es una realidad para gobiernos, empresas e individuos que pagan las reducciones de emisiones verificadas por la deforestación evitada, la plantación de árboles, la mejora de la ordenación forestal y otras actividades de aprovechamiento de la tierra que almacenan carbono.

Los datos de Ecosystem Marketplace indican que los proyectos de carbono forestal protegen 28 millones hectáreas de bosque. Históricamente, las ventas de reducciones de emisiones han tenido lugar sobre todo en mercados «voluntarios», pero también en los mercados de «cumplimiento», y cada vez más en «pagos por desempeño» que no son de mercado. En conjunto, estos canales de financiación registraron del orden de 900 millones de euros de pagos nuevos por reducciones de emisiones forestales en 2015.

Los analistas de Forest Trends realizan el seguimiento de estos desarrollos y publican esta serie de informes desde 2009, cuando un acuerdo forestal inclusivo global sobre el clima estaba muy lejos de la ambición.

 

Los datos de Ecosystem Marketplace indican que los proyectos de carbono forestal protegen 28 millones hectáreas de bosque. Históricamente, las ventas de reducciones de emisiones han tenido lugar sobre todo en mercados «voluntarios», pero también en los mercados de «cumplimiento», y cada vez más en «pagos por desempeño» que no son de mercado.

 

Fuente: Forest Trends.

Deja un comentario