Los ODS están poco presentes en las memorias de las cotizadas españolas, pero cada vez son más las que los consideran clave para su estrategia

El informe La contribución de las empresas españolas a los Objetivos del Desarrollo Sostenible, elaborado por ESADE en el marco del Observatorio de los ODS de la Fundación Bancaria “la Caixa”, muestra que los ODS «están poco presentes en las memorias anuales de las empresas cotizadas». En concreto, solo la mitad (50,3 %) de las compañías analizadas aporta información no financiera sobre ellos. Pero «las empresas que adoptan una visión más a largo plazo, las multinacionales y también las de menor tamaño cada vez más consideran los ODS como un referente importante para su estrategia».

 

Las contribuciones realizadas por las empresas españolas a los ODS se basan en los indicadores establecidos por el GRI, que han sido organizados en torno a los 10 conceptos clave y los cuatro pilares del modelo cuádruple: gobernanza, economía, sociedad y medio ambiente.El documento incide en que muchas empresas se han dado cuenta de que, asumiendo los retos que plantean los ODS, pueden obtener nuevas oportunidades y reducir sus gastos, al tiempo que mejoran su reputación y fortalecen las relaciones con sus interlocutores principales: los clientes, los empleados y los reguladores.

Para la elaboración del análisis, se revisaron las memorias corporativas de 2016 de 143 cotizadas españolas de los sectores de bienes de consumo (21,7 %), servicios financieros (13,3 %), servicios inmobiliarios (13,3 %), ingeniería y otros (11,9 %), servicios de consumo (9,8 %), petróleo y energía (7 %), construcción (7 %), industria (6,3 %), tecnología y telecomunicaciones (5,5 %), ocio, turismo y hostelería (4,2 %).

Las contribuciones realizadas por las empresas españolas a los ODS se basan en los indicadores establecidos por el GRI, que han sido organizados en torno a los 10 conceptos clave y los cuatro pilares del modelo cuádruple: gobernanza, economía, sociedad y medio ambiente.

Las empresas tecnológicas y de comunicaciones son el sector con mayor número de empresas con informes disponibles no estrictamente financieros, con un 87,5 %. Les siguen los sectores de la construcción y energético (70 %), mientras que ingeniería, servicios financieros y el turismo se sitúan entre un 50 y un 60 %.

Los sectores con índices más bajos de reporting no financiero son los de bienes y servicios de consumo (41,9 % y 35,7 %, respectivamente), la industria (33,3 %) y los servicios inmobiliarios (31,6 %).

En el prólogo del informe, Ángel Pes, subdirector general de CaixaBank y presidente de la Red Española del Pacto Mundial, subraya que el primer mandato de los ODS es que debemos hacer más con menos: eliminar la pobreza y el hambre, facilitar el acceso a los alimentos, al agua potable y a la energía a toda la población del planeta para el año 2030. Al mismo tiempo, los ODS nos exigen reducir el impacto de nuestra actividad en el medioambiente: consumir menos recursos y hacerlo siguiendo un modelo productivo más equitativo, más eficiente y más limpio. Los ODS proponen un plan para avanzar hacia una economía mundial mucho más responsable e inclusiva con las personas y con el planeta».

Presencia de los ODS en las cotizadas españolas

— De las 143 empresas analizadas, más de 40 mencionan los ODS de manera explícita en sus informes anuales. Destaca el ODS 8 («Trabajo decente y crecimiento económico»), el ODS 13 («Acción por el clima») y el ODS 9 («Industria, innovación e infraestructura»). Los sectores con más empresas que incluyen los ODS en sus memorias son el tecnológico (62,5 %), el energético y el de la construcción (60 %).

— En cuanto a la adopción de los principios de economía circular en función de la existencia de políticas orientadas a cada uno de los cinco principios (reutilización, reciclaje, reparación, ampliación de la vida del productoy refabricación), el 22 % de las empresas no reportan ningún tipo de política de las mencionadas. El reciclaje y la reutilización (con un 43 % y un 33 %, respectivamente) son las políticas más habituales entre las empresas que reportan. Solo el 11,9 % presentan acciones dirigidas a ampliar la vida del producto y una minoría (menos del 3 %) reparan. Todavía no se ha detectado ningún caso que en la memoria explicite algún proceso de refabricación: «probablemente, este sea el paso más difícil de dar», apuntan los autores.

— Las empresas vinculadas a organismos promotores (como la Red Española del Pacto Mundial) presentan mejores resultados en cuanto a transparencia y voluntad de incorporar los ODS en sus memorias (en concreto, el 67 % de las empresas socias de la REPM, frente al 48 % de las firmantes y el 5 % de las no adheridas).

— El grado de compromiso con los ODS está muy relacionado con el nivel de criticidad de cada sector —en qué medida los ODS afectan al core business de las empresas—. El sector tecnológico es el menos crítico y el energético el más crítico. Un 64 % de las empresas colaboran ya con alianzas y organismos estratégicos con vistas a aportar a los ODS.

— Las políticas de retribución son opacas (ODS 8: «Trabajo decente y crecimiento económico»), así como el valor económico distribuido (especialmente en términos de fiscalidad y retorno a la comunidad).

— Solo un 22 % de mujeres ocupan puestos directivos, mientras que el número de consejeras es aún menor (políticas de equidad y de no discriminación). En ningún caso se alcanzan los mínimos establecidos por la Ley de Igualdad.

— La adopción de los principios de la economía circular todavía es muy incipiente. Las medidas más generalizadas son el reciclaje y la reutilización, pero todavía están por llegar cambios disruptivos como la refabricación.

— La información relativa a la eficiencia energética y a la gestión de residuos, vertidos y emisiones es deficiente y muy diversa en función de los sectores. En este ámbito, cabe destacar la apuesta por el uso de recursos renovables.

Cabe apuntar que «todas las empresas entrevistadas coinciden en señalar que los 17 ODS son muchos y demasiado ambiciosos para poder abarcarlos en su conjunto. Algunas explican, además, que, dado que se proponen y se han redactado pensando inicialmente en los estados, las empresas necesitan un cierto proceso de traducción y adaptación».

Recomendaciones

Analizados los resultados y tomando como referencia diversos informes, los autores proponen las siguientes consideraciones y recomendaciones:

— Los ODS no van dirigidos solo a las grandes compañías, las pymes también pueden y deben contribuir a ellos.

— No todos los ODS son igualmente relevantes para la empresa. Es imprescindible comprender bien los ODS, identificar aquellos que afectan directamente a cada área de negocio de la empresa y saber dónde pueden aportar realmente valor.

— Adoptando un enfoque estratégico para los ODS, la primera tarea debe ser realizar una evaluación de los impactos actuales, potenciales, positivos y negativos que las actividades de la empresa tienen sobre los ODS a lo largo de la cadena de valor (desde las materias primas y los proveedores, por ejemplo, hasta la distribución, el uso del producto y el fin de vida del producto). Esto ayudará a identificar dónde se pueden escalar los impactos positivos y dónde pueden reducirse o evitarse los impactos negativos.

— Dado que los recursos de la empresa son limitados y hay que optimizarlos, es preferible seleccionar y priorizar solo algunos ODS y metas y evitar la dispersión.

— Es importante establecer simultáneamente el vínculo entre los ODS y la estrategia de la empresa y entre los ODS y las mejores aportaciones e impactos que pueden tener las empresas en las zonas en que operan.

— La construcción de una relación inclusiva con las partes interesadas de la empresa, tanto externas como internas (stakeholders), es clave para el proceso.

— También se deben desarrollar interna y externamente políticas de comunicación para explicar qué tipo de contribución se quiere realizar y se está realizando. 08. Es necesario que las empresas dispongan de sistemas o indicadores de medición y evaluación relacionados con sus contribuciones a los ODS

Haz clic en la imagen para descargarte el informe completo desde nuestra Biblioteca.

 

La contribución de las empresas españolas a los Objetivos del Desarrollo Sostenible

 

Fuente: Obra Social La Caixa.

 

Deja un comentario