Los consumidores creen que las empresas deben ser responsables de solucionar la problemática ambiental

Un estudio del Forest Stewardship Council revela que más del 80 % de los consumidores piensa que las empresas han de ser las responsables de resolver la crisis climática mundial.

Imagen: A mainstream concern: FSC® Global Consumer Research Highlights

El pasado lunes, con ocasión del encuentro Sustainable Barnds London que se desarrolló en la capital británica entre el 18 y el 19 de noviembre, el Forest Stewardship Council (FSC) presentó un estudio que recogía datos aportados por los consumidores sobre su actitud hacia las marcas sostenibles. El espectro de consultados abarcó a usuarios de 11 países que participaron en la conferencia global de marcas.

El objetivo del informe es perfilar los valores ecológicos y los hábitos de compra de los consumidores en general en el escenario internacional, investigar la lealtad hacia las marcas verdes, observar la influencia de las marcas con fines de lucro en la compra de productos certificados FSC y analizar las barreras que impiden un comportamiento ecológico.

Las conclusiones recabadas demuestran que muchos de los consumidores mundiales asignan gran parte de la responsabilidad de resolver la crisis ambiental mundial a las empresas, dado que el 80 % de ellos aseguró estar de acuerdo con que sean las compañías las que asuman la responsabilidad de solucionar el problema del medio ambiente.

Asimismo, los datos recogidos demuestran la existencia de una interrelación entre las marcas de certificación y las grandes marcas empresariales: los consumidores confían más en las afirmaciones ambientales de las empresas que están respaldadas por marcas de certificación que indican que los productos proceden de fuentes responsables. Del mismo modo, las marcas de certificación son más convincentes para los usuarios cuando han sido aprobadas por firmas de confianza convencionales.

La credibilidad que ofrece un sello de certificación junto con el valor de una marca de confianza supone una influencia mayor que la que cualquier grupo puede ejercer por sí solo.

Por otro lado, el estudio reveló otros aspectos interesantes:

  • La mayoría de los consumidores están preocupados por la contaminación ambiental y el cambio climático global, y creen que pueden marcar la diferencia aumentando su gasto en productos ecológicos. Más del 80 % de los consumidores calificaron la contaminación del medio ambiente y el cambio climático/calentamiento global como asuntos que les causan gran preocupación.
  • Los consumidores responden a su preocupación por la contaminación y el cambio climático actuando de forma ecológica. La motivación para esta actitud es más alta si el comportamiento ecológico puede ser fácilmente incorporado a la vida cotidiana. Por el contrario, las acciones ecológicas son menos probables si el consumidor tiene que invertir tiempo y energía en llevarlas a cabo.
  • Desde una perspectiva global, la mayoría de los consumidores piensa que sus compras podrían marcar la diferencia y muchos tienen intención de aumentar su gasto ecológico en el próximo año. Asimismo, la mayor parte de las respuestas dadas revelaban la intención de los usuarios por pagar más por productos ecológicos y su rechazo a cambiar una marca verde por otra que no lo es.

El resultado del estudio lo podéis encontrar en nuestra Biblioteca:

Fuente: FSC

Deja un comentario