Los beneficios de las áreas protegidas españolas sobre la salud y el bienestar social

La Oficina Técnica de Europarc España y la Fundación Interuniversitaria Fernando González Bernáldez han colaborado en la elaboración del documento «Salud y áreas protegidas en España. Identificación de los beneficios de las áreas protegidas sobre la salud y el bienestar social». Esta obra profundiza en un aspecto que apenas ha sido tratado hasta ahora: las oportunidades existentes para potenciar los beneficios que aportan para la salud física y mental los espacios protegidos de nuestro país a través del cumplimiento de sus objetivos de conservación del patrimonio natural y cultural asociado.

En concreto, la Junta de Castilla y León ha promovido el proyecto «Identificación de los beneficios de las áreas protegidas sobre la salud y el bienestar social» para proporcionar un entorno favorable hacia los espacios protegidos desde el ámbito político, institucional y socioeconómico, así como para fortalecer la comunicación, educación y la conciencia social en esta materia.

Esta iniciativa se enmarca dentro del eje IV sobre apoyo social a través de la demostración de los beneficios y servicios de las áreas protegidas del Programa de Trabajo sobre las Áreas Protegidas 2009-2013. Desarrollada a lo largo de 2012 y el primer cuatrimestre de 2013, sus objetivos han consistido en identificar y dar a conocer los beneficios que reportan las diversas áreas protegidas españolas sobre la salud y el bienestar de la sociedad.

Se trata de una experiencia pionera en España que pretende propiciar a medio plazo y entre otras cosas un acercamiento entre las administraciones sanitarias, de asuntos sociales y ambientales con el fin de aumentar las posibilidades y el apoyo social a la protección y conservación de la naturaleza.

Algunos de los beneficios detectados de las áreas protegidas son:

–        Aportan escenarios donde desarrollar actividades deportivas al aire libre que no requieren infraestructuras específicas ni desarrollarse en grupo, con lo que dan autonomía y libertad para el que las realiza.

–        Ofrecen escenarios para el desarrollo de actividades recreativas y deportivas no competitivas, con lo que se promueve la salud social (cohesión de grupos sociales y familiares) y otros valores (solidaridad intra e intergeneracional).

–        Ofrecen oportunidades diversas para la recuperación de enfermedades, convalecencias y dolencias propias de las distintas etapas de la vida, particularmente las relacionadas con problemas cardiovasculares y óseos.

–        Son territorios desde los que es posible fomentar hábitos de alimentación sana a través del consumo de productos locales (promoción de productos kilómetro cero, marcas de calidad asociadas a los espacios protegidos y a los productos locales).

–        Aportan experiencias personales irrepetibles que fomentan la autoestima, ya que muchas actividades suelen conllevar un plus de dificultad o suponen metas simbólicas.

–        Son lugares con grandes oportunidades de trabajo con niños y adolescentes en la creación de hábitos de vida saludable y promoción del ejercicio físico. Además, también para la población mayor, a la que ofrecen alternativas acordes con su edad.

Tienes más detalles sobre la metodología empleada para la elaboración de este informe que también ha contado con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Patrimonio Natural de Castilla y León, la Fundación Biodiversidad y la Red de Espacios Naturales de Castilla y León en el siguiente enlace de nuestra Biblioteca:

Fuente: Europarc España

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.