Las emisiones globales de CO2 se estabilizaron en 2016 y disminuyeron un 3,5 % en España

La Fundación Empresa y Clima (FEC) presentó la semana pasada en Madrid el Informe de situación de las emisiones de CO2 en el mundo. Año 2016, cuyos datos revelan que las emisiones se estabilizaron a escala global, mientras que en España se redujeron un 3,5 % respecto a 2015».

 

Valvanera Ularqui, directora de la Oficina Española de Cambio Climático, avanzó que la futura Ley de cambio climático y transición energética incluirá (LCCTE) objetivos a medio y largo plazo, un mensaje que traslada certidumbre de cara a las inversiones. Las gráficas recogidas en la novena edición de este documento empiezan a mostrar cierta divergencia entre las curvas del PIB y las emisiones, lo que indica que empezamos a ser ligeramente más eficientes en el uso de la energía, según explicó Elvira Carles, directora de FEC. Esto ya se da en Europa y China, pero no en India, «donde las emisiones están por encima del PIB», destacó.

China, Estados Unidos y la India siguen liderando el ranking mundial de principales emisores, con un 28 %, 15,5 % y 6,4 %, respectivamente, del reparto del total de emisiones de CO2. En el caso de la India, ha registrado un aumento de un 2 % frente a los datos de 2015, mientras que los seis mayores emisores globales son responsables de un 60 % del total de emisiones.

En Europa, todos los sectores estabilizaron sus emisiones frente a los datos de 1990 y, en el caso de España, se superaron los 335 millones de toneladas de CO2e (-3,5 % respecto a 2015).

En el caso de nuestro país, la industria energética lideró la tabla de principales emisores en 2015 con un 29,5 % del total, seguido del transporte (24,1 %) la agricultura (13,8 %), industrias manufactureras y de la construcción (12,1 %), otros sectores (11,3 %), procesos industriales y uso de productos (9,4 %), gestión de residuos (4,5 %) y emisiones energéticas fugitivas (1,3 %).

La inauguración del acto contó con la presencia de Valvanera Ularqui, directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), y Rosa M.ª Sanz, directora de Recursos de Gas Natural Fenosa. La responsable de la OECC avanzó que la futura Ley de cambio climático y transición energética incluirá (LCCTE) objetivos a medio y largo plazo, un mensaje que traslada certidumbre. Asimismo, explicó que el borrador del anteproyecto de ley recoge un capítulo importante sobre adaptación al cambio climático, que persigue fomentar la buena gobernanza para abordar adecuadamente la vulnerabilidad de los sectores e impulsar las inversiones. La nueva ley también contendrá un paquete de financiación y otro con la gobernanza como protagonista, que estará dotado de un sistema de indicadores potente.

«La ley será exitosa si su aplicación es llevada a cabo e integrada en sus presupuestos en todas las carteras ministeriales». Como ejemplo de esto último, mencionó el análisis realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para evaluar el efecto del cambio climático en la salud de las personas.

La sensibilización e información a la sociedad también juega un rol importante en el borrador de la . En este capítulo, la acción de las empresas es fundamental, puesto que más allá de las acciones de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y pone el foco en ayudar al consumidor y a los usuarios a disminuir sus respectivas huellas de carbonos.

Según la directora de la OECC, la estrategia empresarial tiene que tener claro que la lucha contra el cambio climático tiene un destino marcado que no va a cambiar. Y reconoció que «es difícil combinar el corto plazo deseado de los beneficios o la rentabilidad con el medio y largo plazo de las necesidades reales».

Otro de los mensajes claves de la intervención de Ularqui fue que «es necesario invertir e innovar, y para ello se requieren palancas más grandes, sobre todo en los sectores de la edificación y transporte». «También hay que buscar soluciones para la agricultura y ganadería».

Por último, auguró que el siguiente debate que tendrá lugar en la próxima Conferencia de las Partes sobre cambio climático (COP24 de Katowice, Polonia) «es el de la ambición, tenemos la constatación de que no llegamos con lo que se ha hecho y que hay que dar más pasos», advirtió. Esto será necesario hacerlo buscando medidas y soluciones que «respeten la competitividad de las empresas y no pongan en peligro las inversiones».

Por su parte, Albert Grau, responsable de Relaciones Institucionales de Rockwool Peninsular, puso el acento en que «las acciones a pequeña escala como consumidores serán las que nos permitan aportar para avanzar hacia el cambio requerido. Si no, no conseguiremos nada». Al hilo de esto, Francisco Torrijos, jefe de Ventas Corporativas del Sector Privado de Epson, incidió en sus tiempo al micrófono en que «las emisiones de CO2 preocupan y las micro acciones importan».

La novena edición del Informe sobre la situación de las emisiones de CO2 en el mundo cuenta como patrocinador principal con Gas Natural Fenosa, y el patrocinio de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la Fundación Bancaria La Caixa, EPSON, Eldu y Rockwool.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.