La RSE en el sector público: el caso de Extremadura

El Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma de Extremadura consagra el fomento de la RSE como principio rector de los poderes públicos extremeños.

Desde aproximadamente el comienzo de la era industrial a mediados del siglo XVIII y hasta más o menos nuestros días, el modelo de desarrollo económico seguido en el mundo primaba que tanto los recursos naturales como los personales, sociales y de gestión debían estar a su servicio. Pero desde hace unos años, afortunadamente, este planteamiento ha dado un vuelco de 180º y tanto desde el mundo de la empresa privada como desde las instancias públicas se fomenta un modelo económico que garantice tanto la continuidad como el éxito de toda actividad empresarial desde una óptica responsable y comprometida.

Son varios aspectos los que han conducido a este cambio de rumbo: existe conciencia acerca del agotamiento a pasos agigantados de las fuentes fósiles de energía, sobre las consecuencias que la actividad humana tiene sobre el medio ambiente y cada vez son más voces las que se critican que los desequilibrios sociales han llegado a un extremo insostenible. Por todo ello, se hace necesario un cambio de paradigma y, para realizarlo con éxito, todos los agentes económicos y sociales (públicos y privados) deben involucrarse.

Como consecuencia de esta línea de pensamiento surgió la responsabilidad social empresarial (RSE), también llamada responsabilidad social corporativa (RSC), que es la contribución activa o voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de contribuir a la mejora de su situación competitiva y su valoración social.

La RSE hace referencia al buen gobierno de las compañías, a una gestión realizada desde la ética y la sostenibilidad. Se trata del conjunto de compromisos de carácter voluntario que una entidad adquiere para gestionar su impacto en los distintos ámbitos sobre los que actúa: laboral, ambiental, económico; todo ello, con el fin de hacer compatibles sus lícitas aspiraciones financieras de obtener el máximo beneficio posible con la generación de beneficios sociales.

En línea con estos principios, desde la última reforma aprobada (Ley Orgánica 1/2011 de 28 de enero), el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma de Extremadura consagra el fomento de la RSE como principio rector de los poderes públicos extremeños.

Para avanzar hacia dicho objetivo, los responsables de la administración del oeste español han puesto en marcha el Observatorio de Responsabilidad Social de Extremadura, una plataforma online que pretende ser una herramienta de ayuda para que las pequeñas y medianas empresas extremeñas incorporen a su gestión la RSE. Además, esta web también surge con la voluntad de convertirse en un instrumento de consulta, de intercambio de experiencias en materia de RSE, «así como en instrumento para el análisis, la difusión y la sensibilización sobre los valores de la responsabilidad social empresarial entre la ciudadanía, las empresas y el conjunto de agentes sociales», recoge la propia plataforma en su descripción. 

Ley de RSE extremeña

El documento normativo en el que se recogen los principios sobre los que se fundamenta la RSE que impulsa el Gobierno de José Antonio Monago es la Ley 15/2010, de 9 de diciembre. Esta define en su Título Preliminar la RSE como «la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores».

Asimismo, en el Artículo 4 del Título I, se especifican los elementos configuradores de la Empresa Socialmente Responsable de Extremadura, entre los que se cuentan la expresa definición del conjunto de valores y normas de la compañía mediante su plasmación en un código de conducta o instrumento análogo; la transición de estos valores y normas a sus trabajadores, proveedores, clientes, colaboradores, accionistas o socios partícipes, al entorno local y a la sociedad en general; y la comunicación de sus resultados de gestión estratégica de RSE, entre otros.

En el apartado 3) de este mismo artículo, se detallan los aspectos relacionados con el medio ambiente. Así, se cita que las empresas calificadas como “socialmente responsables” velarán por la «preservación del medioambiente mediante el desempeño de actividades internas de promoción, formación y educación. Además, deberán desarrollar una planificación medioambiental, que aparte de incluir el cumplimiento de los deberes en esta materia, establezca unos parámetros propios de la empresa sobre prevención, ahorro energético y reducción del impacto.

Otros aspectos subrayados en este apartado relativo al medio natural son el «establecimiento de sistemas de análisis, gestión y evaluación medioambiental; la reducción de costes mediante el ahorro de energía, reciclaje y transportes alternativos; el recorte de cargas medioambientales en los ciclos de producción de aprovisionamientos y suministros; la comunicación e información a la sociedad sobre su política medioambiental; la disminución de la contaminación del aire y el suelo; la reducción de la polución acústica y la evolución de las emisiones industriales generadas».

Duración de la calificación y otras iniciativas para el fomento de la RSE

Una vez una entidad reciba la calificación de “socialmente responsable” en Extremadura, la duración de dicho reconocimiento será de dos años, «debiendo mantener las condiciones que motivaron su otorgamiento, y será prorrogable una sola vez por igual periodo, previa petición de la empresa interesada con al menos tres meses de antelación a la finalización de la vigencia de la calificación anterior, y mediante la acreditación del mantenimiento de las condiciones que dieron lugar a su calificación».

Adicionalmente, aparte de poner en marcha el Observatorio de Responsabilidad Empresarial de Extremadura, más recientemente, la Junta aprobó el Decreto 110/2013, de 2 de julio, por el que creó el Consejo Autonómico para el fomento de la RSE, documento por el que también se regula el procedimiento para la calificación e inscripción en el Registro de Empresas Socialmente Responsables en la comunidad autónoma.

Fuente: RSExtremadura, Gobex, Juntaex

Deja un comentario