La Reserva de la Biosfera de las Marismas de Odiel amplía sus lindes en 11 800 ha y cubre un total de 18 958 ha

En la pasada 29.ª  reunión del  Consejo Internacional de Coordinación del Programa MaB (Hombre y Biosfera) de la Unesco, sus miembros han aprobado, a propuesta de España a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), la ampliación de la Reserva de la Biosfera de las Marismas del Odiel (Huelva). Gracias a esta decisión, este espacio protegido suma 11 800 nuevas hectáreas al pasar de las 7158 ha a las 18 958 actuales, cifra en la que se incluyen las 6429 ha de zona marina protegida.

Imagen: Mapama.

La ampliación incorpora los núcleos urbanos de Aljaraque (Huelva), Gibraleón, Cartaya y (Punta Umbría), cuya población asciende aun total de 34 791 habitantes y supone un paso muy importante para el desarrollo sostenible, económico, social, cultural y ambiental de los municipios del entorno de este espacio protegido. La ampliación incorpora los núcleos urbanos de Aljaraque (Huelva),  Gibraleón, Cartaya y (Punta Umbría), cuya población asciende aun total de 34 791 habitantes y supone un paso muy importante para el desarrollo sostenible, económico, social, cultural y ambiental de los municipios del entorno de este espacio protegido.

La Marismas del Odiel fueron declaradas Reserva de la Biosfera en 1983 y la ampliación del área protegida incorpora otros nuevos valores que fortalecen su singularidad natural.

Estas marismas están determinadas por la dinámica costera del litoral atlántico andaluz. Esta, junto con su carácter de marismas mareales, prestan a este humedal un fuerte dinamismo que particulariza sus paisajes, lo que los dota de un ritmo diario espectacular y una altísima productividad. La vegetación palustre se complementa con las especies propias del matorral mediterráneo y tiene, en su importante colonia de espátulas, unos de sus valores más destacados.

La reserva se emplaza junto a Huelva, la capital de provincia más occidental de Andalucía y puerto desde la antigüedad; por lo que la presencia humana es muy antigua y los usos urbanos son perfectamente visibles y perceptibles desde el área protegida, que cuenta con una normativa para su gestión.

Las actividades que se realizan en la reserva se relacionan con sus recursos naturales: salinas, pesca y ganadería, además de un turismo muy vinculado a su condición de espacio protegido, lo se complementa con acciones orientadas a la conservación y la educación ambiental.

Actualmente, España cuenta con 48 Reservas de la Biosfera que abarcan cerca de un 11 % del territorio y es el primer país del mundo en número de espacios protegidos declarados.

Fuente: Mapama, Junta de Andalucía, MaB.

Deja un comentario