La relación entre la biodiversidad y la productividad forestal es predominante en los bosques del mundo

El informe Positive biodiversity-productivity relationship predominant in global forests (La relación positiva biodiversidad-productividad predomina en los bosques del mundo) llama la atención sobre el hecho de que la relación entre la biodiversidad y la productividad del ecosistema ha sido explorada en detalle en la vegetación herbácea, pero los patrones en los bosques han sido estudiados en menor grado. Tras analizar 777 126 parcelas de muestreo con 30 millones de árboles de 8737 especies en 44 países del planeta, los autores de esta investigación, que cuenta con participación de científicos españoles, estiman que el valor económico de la biodiversidad en el mantenimiento de la productividad comercial de los bosques asciende a entre 166 000 y 490 000 millones de dólares por año.

 

Tras analizar 777 126 parcelas de muestreo con 30 millones de árboles de 8737 especies en 44 países del planeta, los autores de esta investigación, que cuenta con participación de científicos españoles, estiman que el valor económico de la biodiversidad en el mantenimiento de la productividad comercial de los bosques asciende a entre 166 000 y 490 000 millones de dólares por año.

A pesar de que esta cifra representa solo un pequeño porcentaje del valor total de la biodiversidad, dicho valor es de dos a seis veces superior a lo que costaría implementar de manera efectiva medidas de conservación a escala mundial. Ante estos datos, los autores subrayan que «estos resultados ponen de manifiesto «la necesidad de volver a evaluar la valoración de la biodiversidad y los potenciales beneficios de la integración y promoción de la conservación biológica en las prácticas de gestión de los recursos y prácticas forestales en todo el mundo».

El estudio, recientemente publicado en la revista Science y llevado a cabo por expertos de Global Forest Biodiversity Initiative (GFBI), subraya que dicha cifra es cinco veces superior al coste que implicaría la adopción de medidas efectivas para garantizar la conservación de dichos bosques a escala global. Asimismo, apunta que, de media, un 10 % de pérdida de biodiversidad conduce a una pérdida de un 3 % en la productividad. Esto significa que el valor económico de mantener la biodiversidad en aras de la productividad forestal mundial es más de cinco veces mayor que los costes globales de conservación.

La realización de este trabajo ha conllevado el análisis de la relación entre la diversidad biológica —número de especies de árboles— y la productividad, esto es biodiversity-productivity relationship (BPR, el efecto de la biodiversidad en la productividad de los ecosistemas). Conocer esta relación «es fundamental para nuestra comprensión de la crisis sobre la extinción global y su impacto en el funcionamiento de los ecosistemas naturales. La BPR ha sido un tema de investigación importante dentro de la ecología en las últimas décadas, pero solo recientemente se ha comenzado a desarrollar una perspectiva global al respecto», destacan los investigadores.

Según la justificación del estudio, «los bosques son los mayores repositorios de biodiversidad terrestre, pero la deforestación y el cambio climático amenazan a la mitad de las especies de árboles».

Los científicos afirman que la reducción de la producción forestal se vería muy beneficiada si, en lugar de potenciar los monocultivos, el foco de las políticas forestales se centrara en la mezcla de especies. Aunque se han hecho esfuerzos considerables para fortalecer la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad forestal en todo el mundo, las consecuencias de esta pérdida de diversidad suponen una incertidumbre importante para los esfuerzos de gestión forestal y de conservación internacionales en curso. La relación BPR representa un eslabón perdido fundamental para la valoración precisa de la biodiversidad global y la integración con éxito de la conservación biológica y el desarrollo socioeconómico. Hasta ahora, ha habido experimentos limitados basados en la diversidad arbórea, en los que la relación biodiversidad-productividad se ha explorado dentro de los estudios de observación a escala regional. Por lo tanto, la fuerza y la variabilidad espacial de esta relación permanece sin explorar en una escala global», reseñan los investigadores.

Tal y como inciden los expertos, sus resultados «revelan un efecto positivo constante de forma cóncava descendente de la biodiversidad en la productividad de los bosques en todo el mundo, lo que demuestra que una pérdida permanente de la diversidad biológica se traduciría en una reducción más rápida de la productividad de los bosques en el planeta».

Por otra parte, la relación BPR muestra variaciones geoespaciales considerables a lo largo de todo el mundo. El mismo porcentaje de pérdida de biodiversidad podría traducirse en un declive relativo mayor de la productividad de los bosques boreales del Norte de América, nordeste de Europa, Siberia Central, Asia Oriental y diversas regiones de África Central del Sur y Asia Central del Sur. Por otro lado, en áreas como el Amazonas, Oeste y Sudeste de África, Sudeste de China, Myanmar, Nepal o el archipiélago Malasio, el mismo porcentaje de pérdida de biodiversidad podría conllevar mayores pérdidas de productividad en términos absolutos.

Los resultados cosechados en esta investigación ponen de manifiesto el efecto negativo de la pérdida de biodiversidad en la productividad de los bosques y los beneficios potenciales de la transición de los monocultivos a especies mixtas en las prácticas forestales. «La relación BPR descubierta a través de ecosistemas forestales en todo el mundo se corresponde bien con los últimos avances teóricos, así como con los estudios experimentales y de observación sobre los ecosistemas forestales y no forestales. En función de esta relación, la pérdida de especies en curso en los ecosistemas forestales de todo el mundo podría reducir sustancialmente la productividad de los bosques y, por lo tanto, la tasa de absorción de carbono forestal lo que afecta a la capacidad de sumidero de carbono de los bosques», concluyen los autores del artículo.

 

Fuente: Science.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.