La Red Terrae acerca la economía circular a la restauración, la agricultura y la ganadería

La Red Terrae acaba de lanzar el manual Economía circular y agroecología: Integrando alimentos km 0 y gestión de biorresiduos, documento dirigido al mundo de la restauración (restaurantes) y a los pequeños agricultores y ganaderos con el objetivo de acercarles los principios de la economía circular y que, de ese modo, mejoren su imagen, eficiencia económica y energética y la sostenibilidad a través del establecimiento de alianzas.

El método Terrae ofrece a los restaurantes un sello que acredita que algunos de los productos que tiene se han producido agroecológica y localmente, lo que ayudará a un productor local en su camino hacia una nueva forma de profesionalización agraria. Tal y como avanzan en la introducción sus autores, Franco Llobera Serra, ‎consultor desarrollo territorial y agroalimentario, y Manuel Redondo Arandilla, técnico de la Red Terrae, la publicación recoge ideas básicas de una nueva forma de producir y comercializar, buscando alianzas y mecanismos de venta directa en la propia localidad y comarca. De ese modo, muestra alternativas muy interesantes para potenciar los negocios de aquellos «agricultores y ganaderos que se ven sometidos a una constante pérdida de renta agraria, por el aumento en el coste de los insumos estrechamente vinculados al precio del petróleo y el mantenimiento manera de producir y vender, que estén dispuestos a ensayar pequeñas producciones extensivas, agroecológicas o con razas y variedades autóctonas, con venta directa».

Además, también está dirigido a los «cocineros y restauradores, o comercios de proximidad, que se ven sometidos a una creciente competencia de precios por parte de las grandes cadenas y superficies comerciales y que son conscientes de la necesidad de ofrecer calidad y que esta se puede enfocar cada vez más a la calidad local, frescura y arraigo en la tierra de los platos y productos que se ofrece, además de a la calidad culinaria y la calidad del servicio».

«Una buena oferta local puede consistir en unas pocas especialidades de cocina casera, o un reducido número de tapas, o bien en una sofisticada, variada y creativa oferta de platos. En cualquiera de los modelos, el consumidor valora las producciones locales y ecológicas, los productos frescos y de temporada que podrán ayudar a un restaurante o comedor a diferenciarse sea cual sea su sofisticación culinaria y gama de precios», subrayan los responsables del manual.

Además, este curso y el método Terrae ofrece a los restaurantes un sello que acredita que algunos de los productos que tiene se han producido agroecológica y localmente, lo que ayudará a un productor local en su camino hacia una nueva forma de profesionalización agraria.

El objetivo de este manual es ayudar a construir alianzas estables entre agricultores -mediante la búsqueda de un mejor margen y venta directa-, y restaurantes, a través de la diferenciación de su propuesta gastronómica. A ambos se les ofrece participar durante un año, en prácticas de formación conjunta y colaborativa, con la colaboración de su ayuntamiento, y entrar a formar parte de un sello de calidad de difusión nacional. Uno de los objetivos de esta experiencia formativa es que los restaurantes se incorporen a la filosofía de slow food, (comida lenta, por oposición al fast food), mediante el consumo de productos de agricultores y ganaderos próximos que se estén orientando a modos de producción agroecológicos (locales y sin productos de síntesis) y a métodos de cocina tradicional.

Alimentos km 0 y gestión de biorresiduos

Desde Terrae, defienden la producción de alimentos agroecológicos, esto es, locales y de temporarada, y por gestionar adecuadamente los biorresiduos de cocina y otros urbanos (jardinería), en la materia prima de otra cocina. «Los residuos bien cocinados sirven para alimentar a la tierra, y cerrar el ciclo para que esta, a su vez, nos alimente a nosotros. Los biorresiduos permiten rediseñan un ecosistema social eficiente en la circulación de ida y vuelta de los alimentos. Los residuos de un restaurante que puedan ser cocinados por el agricultor, para alimentar la tierra y cerrar el ciclo para que esta, a su vez, alimente a clientes y comensales, que deben conocer este baile particular en que han participado los alimentos que ingiere», propone el manual.

La elaboración de Economía circular y agroecología: Integrando alimentos km 0 y gestión de biorresiduos se ha desarrollado dentro del proyecto de formación «Economía circular Terrae: empleo verde y alimentos km 0», del Programa empleaverde, iniciativa puesta en marcha por la Fundación Biodiversidad (Magrama), en el marco del Programa Operativo Adaptabilidad y Empleo 2007-2013 confinanciado por el Fondo Social Europeo.

Al pinchar sobre la imagen, podrás descargarte directamente el manual.

 

Desde Terrae, defienden la producción de alimentos agroecológicos, esto es, locales y de temporada, y por gestionar adecuadamente los biorresiduos de cocina y otros urbanos (jardinería), en la materia prima de otra cocina.

 

Fuente: Red Terrae.

Deja un comentario