La promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social en Europa

El Consejo Europeo de ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO) ha aprobado la resolución sobre La promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social en Europa, una decisión que implica el reconocimiento institucional y el apoyo al impulso de la economía social en el marco de la Unión Europea.

 

El Consejo Europeo de ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO) ha aprobado la resolución sobre La promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social en Europa, una decisión que implica el reconocimiento institucional y el apoyo al impulso de la economía social en el marco de la Unión Europea. El documento invita a los Estados miembros y a la Comisión Europea a que «establezcan, apliquen y sigan desarrollando, según proceda, estrategias y programas europeos, nacionales, regionales y locales para reforzar la economía social, el emprendimiento social y la innovación social».

Asimismo, reconoce que la economía social contribuye al logro de varios objetivos clave de la UE, entre los que se cuentan «un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, empleo de alta calidad, cohesión social, innovación social, desarrollo local y regional, y protección del medioambiente».

El texto también declara que la economía social constituye una herramienta importante que contribuye a garantizar el bienestar de las personas. «Y algo aún más relevante, la economía social es un sector que ha capeado la crisis económica mucho mejor que otros sectores y cada vez se reconoce más su papel a nivel europeo».

Así, se insta a que se tenga en cuenta la economía social, la innovación social y las políticas de inversión social en el marco de la revisión de la estrategia Europa 2020; se apoye el crecimiento de la economía social en Europa difundiendo las buenas prácticas y fomentando la creación de capacidad mediante la puesta en común de experiencias práctica; y se fomente y apoye la economía social ante las autoridades nacionales y locales en aquellos países en el que los índices de desempleo, y en especial de desempleo juvenil, femenino y de los grupos vulnerables, son elevados.

Por otro lado, se anima a las empresas de la economía social y a los emprendedores sociales a que intervengan activamente en el desarrollo de políticas y estrategias paneuropeas de fomento de su sector de actividad. Además, reconoce que «las propias empresas de economía social y emprendedores sociales deberían adoptar más iniciativas para favorecer el conocimiento y la percepción de su sector y su impacto, así como la cooperación entre ellos, con los poderes públicos y con otras partes interesadas».

Adicionalmente, se aboga por que los actores de la economía social se concentren «en los objetivos sociales incorporando una cultura de empresa y métodos empresariales adecuados, mejorando aún la representación de las mujeres y la juventud en la gestión, favoreciendo el proceso de innovación y experimentación y fomentando la cultura de la evaluación».

¿Qué se entiende por empresas de economía social? Son «un conjunto de organizaciones basadas en la primacía de las personas sobre el capital, que incluyen formas organizativas como cooperativas, mutuas, fundaciones y asociaciones, así como nuevas formas de empresas sociales; pueden ser consideradas vectores de la cohesión económica y social en Europa, ya que sirven para crear una economía social de mercado pluralista y resiliente. Actuando en el interés general, las empresas de economía social crean puestos de trabajo, aportan productos y servicios socialmente innovadores, facilitan la integración social y promueven una economía más sostenible y anclada a nivel local. Se basan en los principios de solidaridad y emancipación», subraya el documento aprobado por el Consejo Europeo.

En el ámbito de la concienciación, el reconocimiento y la educación, el texto propone una serie de medidas como:

– Mejorar la visibilidad de la economía social y del impacto que tiene en la sociedad.

– Hacer los esfuerzos necesarios para seguir estudiando la contribución real de la economía social a los principales agregados macroeconómicos.

– Estudiar cómo se puede supervisar mejor el avance respecto de la innovación social, usando de los indicadores sociales existentes basados en la activación, la emancipación y la participación de la comunidad, y recurriendo para ello a los informes estratégicos correspondientes presentados por el Comité de Protección Social.

– Cuando convenga, promover iniciativas de creación de capacidad para aumentar el conocimiento y la concienciación de los responsables políticos, los funcionarios y los profesionales sobre las características específicas de la economía social y de la empresa de economía social.

– Seguir desarrollando y apoyando la difusión de conocimiento y experiencia en relación con las empresas de economía social, rompiendo las posibles barreras artificiales y apoyando la consecución de economías de escala, por ejemplo con las redes nacionales y europeas.

En materia de innovación social, las propuestas son:

– Favorecer de manera más sistemática, en los planes europeos y nacionales, la comprensión de la innovación social para obtener mejores resultados sociales mejorando la interconexión de los diferentes ámbitos de políticas, favoreciendo los planteamientos integrados y fomentando unas asociaciones más amplias entre las partes interesadas.

– Seguir desarrollando un ecosistema apropiado para las empresas de economía social a escala de la UE y de los Estados miembros con el fin de liberar todo su potencial de catalizadores de la innovación social.

– La Comisión Europea y las autoridades nacionales, regionales y locales deben observar de cerca, cuando convenga, el impacto, la transferibilidad y las contribuciones de las nuevas asociaciones de innovación social reconociendo y apoyando a la vez el papel de cada uno de los participantes en el desarrollo y aplicación de las soluciones socialmente innovadoras.

En el marco del entorno normativo, algunas de las propuestas del Consejo Europeo son:

– Reconocer la importancia de unos marcos jurídicos sólidos y globales a la hora de liberar el potencial de las empresas de economía social y aumentar al máximo posible su incidencia social positiva en cuanto a empleo y crecimiento.

– Cuando convenga, concebir políticas específicas adaptadas al contexto nacional, en particular con miras a aprovechar totalmente la riqueza y la diversidad de las empresas de economía social de ámbito local.

– Cuando convenga, concebir iniciativas adaptadas al contexto nacional con el fin de dar apoyo al desarrollo de las empresas de economía social en cada etapa de su ciclo vital.

En el capítulo de acceso a la financiación, el texto establece:

– Analizar qué instrumentos financieros son los más adecuados y fomentar su difusión a todos los niveles con el fin de establecer un ecosistema financiero global y permitir el desarrollo y el crecimiento de las empresas de economía social.

– Facilitar el acceso a la información, así como ponerla a disposición y publicarla, en su caso desarrollando asociaciones, sobre las posibilidades de financiación para las empresas de economía social.

– Estudiar la necesidad de crear y desarrollar sistemas de garantía específicos orientados a atender la aversión del inversor al alto riesgo, satisfacer las necesidades de capital a largo plazo del sector y apoyar tanto a las empresas de economía social existentes como a las empresas emergentes socialmente innovadoras.

– Aprovechar activamente los instrumentos de la UE como los Fondos EIE, el programa EaSI y Horizonte 2020.

– Fomentar la movilización de los recursos privados en capital propio o asimilable como medio de impulsar el crecimiento de las empresas de economía social.

– Cuando proceda, apoyar la creación de empresas innovadoras y sólidas también en forma de proyectos de rescate por los trabajadores.

Fuente: Consejo Europeo.

Un comentario en “La promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social en Europa

Deja un comentario