La planificación de las compensaciones a la biodiversidad: 12 decisiones operacionales importantes

Una reciente publicación revisa los principios de las compensaciones de biodiversidad y resume una docena de decisiones que determinan de manera efectiva la credibilidad, la viabilidad y los costes de las compensaciones. Se trata de Planning biodiversity offsets: Twelve operationally important decisions (La planificación de las compensaciones a la biodiversidad: 12 decisiones operacionales importantes).

 

El documento 12 decisiones que determinan de manera efectiva la credibilidad, la viabilidad y los costes que representan las compensaciones. Estas decisiones cubren los tres ejes principales de la ecología, la biodiversidad, el espacio y el tiempo, así como consideraciones adicionales inherentes a la implementación de compensaciones a través de la restauración del hábitat y las medidas de protección. El daño ecológico causado por proyectos de infraestructura u otras actividades de desarrollo puede, en algunos casos, ser compensado mediante la restauración o protección de hábitats en otros lugares. Este proceso, que se asemeja al principio de «quien contamina paga», y suele ser denominado «compensación de biodiversidad» o «compensación ecológica» (en inglés se emplea el término biodiversity offsets). Estas son los resultados cuantificables en conservación derivados de acciones que compensan impactos residuales de los proyectos de desarrollo, una vez se ha llevado a cabo una mitigación de forma eficaz y completa.

El objetivo que se persigue con esta herramienta de conservación consiste en lograr la no pérdida neta de biodiversidad y, preferiblemente, alcanzar una ganancia neta de diversidad biológica respecto a la composición de las especies, la estructura del hábitat, las funciones de los ecosistemas y su uso y los valores culturales de la gente. Esto significa que todas las pérdidas ecológicas deben equilibrarse por completo con las ganancias ecológicas correspondientes producidas por las acciones compensatorias.

Los autores del documento publicado por el Consejo Nórdico de Ministros revisan los principios de compensación y recogen 12 decisiones que determinan de manera efectiva la credibilidad, la viabilidad y los costes que representan las compensaciones. Estas decisiones cubren los tres ejes principales de la ecología, la biodiversidad, el espacio y el tiempo, así como consideraciones adicionales inherentes a la implementación de compensaciones a través de la restauración del hábitat y las medidas de protección.

La compensación tendrá lugar necesariamente a cierta distancia del daño, implicará incertidumbres y retrasos temporales y la pérdida de biodiversidad nunca será reemplazada por exactamente lo mismo que resultó afectado, lo que significa que el tratamiento inicial del grado de flexibilidad permitido debe ser fundamental para cualquier proyecto de compensación.

Como los ecosistemas son diferentes, las 12 preguntas descritas en la publicación deben abordarse de forma sistémica cuando se sugieren compensaciones para un nuevo tipo de entorno. Hacerlo facilitará el diseño y la evaluación bien informados y transparentes de las compensaciones de biodiversidad.

Las recomendaciones aportadas en el texto están realizadas desde la perspectiva de la gestión ambiental y las organizaciones que supervisan la credibilidad de las compensaciones. «No pretende ofrecer una opinión sobre si las compensaciones deberían permitirse en primer lugar como una forma de implementar la conservación de la naturaleza; ni tampoco ofrecer consejos sobre cómo debe organizarse la gestión de las compensaciones o cómo la igualdad de las partes interesadas está garantizada en la compensación», aclaran sus autores.

Haz clic en la imagen para descargarte el documento completo desde nuestra Biblioteca.

 

Como los ecosistemas son diferentes, las 12 preguntas descritas en la publicación deben abordarse de forma sistémica cuando se sugieren compensaciones para un nuevo tipo de entorno.

*Esta noticia incluye la traducción de partes del documento original alojado en la página web del Consejo Nórdico de Ministros, cuya autoría es de Atte Moilanen, director de Investigación de la Universidad de Helsinki e investigador principal del Departamento de Geociencias y Geografía del Museo de Historia Natural de Finlandia, y Janne Kotiaho, profesor de Ecología del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de Jyväskylä.

 

Fuente: Nordic Council of Ministers.

Deja un comentario