La industria internacional del papel y el embalaje defiende la certificación forestal

Las 26 compañías de la industria del papel y el embalaje que integran el Grupo de Soluciones Forestales (Forest Solutions Group) del Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés) han unido sinergias para apoyar la gestión forestal sostenible en sus cadenas de valor.

Imagen: WBCSD

Entre todas ellas, son responsables de cerca del 40 % de las ventas anuales de su industria, por lo que el volumen de madera que emplean sus organizaciones al año no es nada despreciable.

Comprometidas con el propósito de avanzar hacia una gestión más sostenible de los recursos naturales que necesitan para el desempeño de su actividad, las integrantes del Grupo de Soluciones Forestales han emitido una Declaración de Liderazgo sobre el Valor y Futuro de la Certificación Forestal. En concreto, la declaración reconoce la importancia de reducir la pérdida y degradación de los bosques e insta a las empresas a establecer medidas prioritarias encaminadas al logro de este fin de manera inmediata y coordinada.

«Con la declaración y el compromiso adoptados, el FSG tiene como objetivo demostrar el liderazgo corporativo en la gestión sostenible de los bosques naturales y plantaciones, así como un uso más racional y la reutilización de los productos forestales», declaró el copresidente del grupo, José Luciano Penido.

Por su parte, Riika Joukio, vicepresidenta Senior del Grupo Metsä (Finlandia), defendió que «para satisfacer la creciente demanda global, tenemos que ampliar las prácticas de gestión forestal en una forma que mantenga su crecimiento y la vitalidad, mientras que garantice la protección de los ecosistemas , la biodiversidad y los medios de vida».

En palabras de James Griffiths, director general de WBCSD, «la declaración de liderazgo del FSG solicita a todas las partes interesadas aunar esfuerzos para innovar y lograr el crecimiento de los mercados de productos forestales. Los enfoques para ampliar el alcance y el impacto de las normas de certificación existentes deben abordar de mejor forma las necesidades de los pequeños propietarios de bosques, de la comunidad silvicultora, los pueblos indígenas y los operadores agroforestales».

Los responsables de las entidades firmantes de la declaración de liderazgo se comprometen a trabajar con las partes interesadas para difundir la gestión sostenible de los bosques; a apoyar y promover la expansión de la certificación forestal; a establecer objetivos de cara a 2020 para aumentar el uso de la certificación al comprar los productos forestales y fibra; y a promover mercados de productos forestales certificados.

Todo ello, con el propósito de garantizar que el suministro de madera sostenible sea verificado de forma independiente y contribuir a incrementar la certificación en su industria.

La certificación forestal es un mecanismo voluntario, orientado al mercado, que es compatible con una amplia gama de beneficios sociales, económicos y ambientales asociados a la gestión sostenible de los bosques. Según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO), solo el 10 % de la los bosques del mundo están certificados de manera independiente.

Las compañías que han ratificado este compromiso para avanzar hacia una gestión más sostenible de los recursos forestales son: AhlstromAltri, AprilEmpresas CMPCFibriaGrupo Portucel SoporcelInternational Paper, Metsä Group, Mondi GroupMWVSCA, SCG Paper, StoraEnso, Suzano Pulp and PaperUPM, Weyerhaeuser, Andritz, Azkonobel, Evonik Industries, Kimberly-ClarkMetso, Proctor & GamblePöyryPriceWaterhouseCoopers, SC Johnson y Unilever.

Como observadores del desempeño de las buenas prácticas adoptadas están The Forests Dialogue (TFD) & National Council for Air and Stream Improvement (NCASI).

Fuente: WBCSD

Deja un comentario