La FAO y Noruega colaborarán para facilitar a los países en desarrollo la monitorización de sus recursos forestales

El Gobierno de Noruega y la FAO han firmado un acuerdo por el destinarán 4,5 millones de dólares mejorar la capacidad de los países en desarrollo de controlar e informar sobre sus recursos forestales y los cambios que se producen en la superficie arbolada de sus respectivos territorios.

Por el acuerdo firmado, FAO y el Gobierno de Noruega destinará 4,5 millones de dólares mejorar la capacidad de los países en desarrollo de controlar e informar sobre sus recursos forestales y los cambios que se producen en la superficie arbolada de sus respectivos territorios.

El proyecto consistirá en la creación de una nueva plataforma tecnológica intuitiva que facilitará el acceso a fuentes de datos de observación de la tierra, entre los que se incluyen imágenes de satélite, de procesamiento e interpretación fácil.

«La nueva plataforma ofrece a los países un conjunto de herramientas eficientes para el seguimiento de los cambios en sus reservas de zonas forestales y de carbono, y para el desarrollo de los regímenes de ordenación sostenible de los bosques», explicó durante el anuncio del acuerdo Eduardo Rojas-Briales, subdirector general del Departamento Forestal de la FAO.

El acceso de los Estados a imágenes satelitales permitirá que lleven a cabo una vigilancia más eficiente de las condicione en que se encuentran sus bosques.

Herramientas eficientes para todos

El acceso a las imágenes de satélite puede ser difícil para los usuarios con malas conexiones de Internet, lo que plantea un serio desafío para los administradores de recursos naturales en los países en desarrollo. Además, los ordenadores obsoletos procesan datos muy lentamente. Pero el nuevo software de la FAO tiene como objetivo superar estos problemas al omitir la necesidad de descargar las imágenes localmente. Así, ofrece una solución escalable: un superordenador “en la nube” que permite que toda la descarga y procesamiento se lleve a cabo en otros lugares en los que las conexiones son buenas y tienen disponible una gran cantidad de potencia de cálculo.

Esta apuesta hará posible que numerosos usuarios de países en desarrollo con recursos limitados para comprar licencias de software de propietario tengan acceso a información rigurosa y útil a través de software de código abierto que se desarrollará bajo la iniciativa Open Foris de la FAO. Esta pondrá a disposición de todo el mundo y sin necesidad de licencia la nueva plataforma tecnológica de monitorización del estado de los bosques y permitirá al usuario final modificar el programa para adaptarse a sus fines.

El nuevo sistema ofrece hherramientas para obtener información sobre lo que sucede con los bosques y depósitos de carbono de manera que los países puedan llevar a cabo una gestión sostenible de los mismos.

Fuente: FAO.

Deja un comentario