La educación ambiental: la herramienta que necesitamos para el mundo que queremos

Hoy es un día especial porque se conmemora el Día Mundial de la Educación Ambiental, una herramienta dinámica y participativa que busca despertar conciencia ciudadana sobre las cuestiones ambientales que deberían preocuparnos a todos. Su reconocimiento como materia clave es fundamental en los tiempos que corren y, de hecho, en el caso de España se ha promovido una petición ciudadana que pide la inclusión de la educación ambiental en el currículum de la nueva Ley de Educación actualmente en proceso de negociación.

 

Los educadores ambientales nos facilitan la adquisición de conocimientos, habilidades y hábitos sobre aspectos tan relevantes como el respeto al medioambiente, la solidaridad y la responsabilidad con nuestro planeta.¿Qué hace un educador ambiental? ¿Por qué su labor es tan importante para todos, desde niños a adultos de cualquier rango de edad? Sencillamente, porque nos facilitan la adquisición de conocimientos, habilidades y hábitos sobre aspectos tan relevantes como el respeto al medioambiente, la solidaridad y la responsabilidad con nuestro planeta.

Ellos nos ayudan a entender que cualquiera de nuestras decisiones y actos tienen su eco en el medio natural y nos dotan de herramientas, ideas, métodos, soluciones y buenos consejos para que las adoptemos y hagamos con responsabilidad. Nos provocan, estimulan y despiertan nuestra curiosidad por conocer cómo funciona el mundo y sus porqués. Su vocación de docentes les lleva a buscar las mil y una formas de contar con un lenguaje sencillo y asequible para el público al que vaya dirigido cuestiones complejas, pero elementales para que tengamos una perspectiva real de los problemas y retos relacionados con el medioambiente que debemos abordar como sociedad.

Su conocimiento nos hace ver las cosas de otro modo. Desde un prisma basado en el conocimiento científico disponible y actualizado sobre distintas disciplinas relacionadas con el medioambiente, dan sentido a los hechos que se producen a nuestro alrededor y en el resto del mundo —que nos afectan más o menos directamente y que son más o menos extraordinarios—. Por ejemplo, nos explican que las cálidas temperaturas en pleno enero que se están registrando en partes de España y que muchos celebran no deberían ser motivo de contento, sino de llamada de atención. Porque el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera no permite que la energía que nos llega del sol vuelva al espacio y esto contribuye a incrementar el efecto invernadero, causa del calentamiento global.

También ponen blanco sobre negro a relaciones que a priori no resultan evidentes entre, por ejemplo, nuestra dieta, hábitos de consumo y cómo nos movemos en la ciudad y por el mundo y la escasez de agua, la contaminación, los huracanes, el incremento de las muertes prematuras en determinados grupos de riesgo y los anuncios sobre la desaparición de especies de fauna, flora y de ¡islas!

En definitiva, su labor es decisiva para conectarnos con el mundo, para que aprendamos a ser ciudadanos responsables, para formarnos y formar a nuestros niños en valores necesarios como el respeto e implicación para garantizar el bienestar de todos y del planeta. La educación ambiental es la herramienta que necesitamos para el mundo que queremos.

Para que la educación ambiental ocupe el lugar que le corresponde en España, ha surgido una petición impulsada por el Grupo de Trabajo sobre Educación Ambiental del Congreso Nacional del Medio Ambiente (Conama) para que esta herramienta forme parte del currículo de la nueva Ley de Educación.

Tal y como recuerdan los promotores de esta petición, «el Programa de Acción Mundial para la Educación para el desarrollo Sostenible “La Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) es reconocida internacionalmente como herramienta clave de la educación de calidad y facilitadora crucial del desarrollo sostenible”».

Además, subrayan que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por la comunidad mundial reconocen la importancia de la educación para la consecución de sus metas para 2030. En concreto, la meta 4.7 del ODS 4 sobre la educación aborda específicamente la Educación para el Desarrollo Sostenible y los enfoques relacionados.

Por todo ello, han lanzado una campaña de firmas que propone a la Subcomisión que negocia el Pacto Social y Político por la Educación los siguientes enunciados, entre otras propuestas:

  • Creemos firmemente que la Educación Ambiental, desde un enfoque sistémico y eco social, es una herramienta adecuada y útil para fomentar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Concebimos un perfil docente motivado, concienciado y comprometido con su labor. Para ello, la formación docente ha de estar actualizada e incluir metodologías innovadoras, así como recursos variados.
  • Apoyamos una formación docente que incluya Educación para la Sostenibilidad y Educación Ambiental.
  • Valoramos la importancia de la sostenibilidad curricular hoy más que nunca. Sugerimos que se incluya en los contenidos del currículum de manera transversal, además de poder crear una competencia o materia relacionada con la Educación Ambiental y los ODS.
  • En todos los niveles educativos, hay que fomentar un acercamiento cognitivo y afectivo hacia la naturaleza, presentando diferentes problemáticas actuales y trabajando habilidades y actitudes dirigidos a entenderlas y solventarlas.
  • Rechazamos que los educandos vivan ajenos a la naturaleza y apostamos por la naturalización de los espacios y centros educativos mediante la creación y el mantenimiento de zonas verdes en el aula, el centro y el entorno local.
  • Asimismo, las ecoauditorías, los incentivos y las certificaciones de calidad ambiental resultan interesantes para la sostenibilidad de los centros educativos.

Recuerda que hoy, como cada día 26 de cada mes, el equipo #EA26 impulsará entre las 18:00 y las 19:00 h un debate relacionado con la educación ambiental en Twitter. Sigue los hastags, #26E y #DíaMundialdelaEducaciónAmbiental y conéctate, participa y aprende.

 

Deja un comentario