La economía circular en Europa: Desarrollando la base del conocimiento

Circular economy in Europe: Developing the knowledge base (La economía circular en Europa: Desarrollando la base del conocimiento) es un reciente informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) en el que se describe el concepto de «economía circular» y se incide en sus características clave. El documento dedica especial atención tanto a los beneficios como a los retos que implica la transición hacia una economía circular y subraya las posibles opciones de medir el progreso en este sentido.

 

El documento dedica especial atención tanto a los beneficios como a los retos que implica la transición hacia una economía circular y subraya las posibles opciones de medir el progreso en este sentido.

El concepto de «economía circular» ha ganado tracción en la política europea como una perspectiva positiva basada en soluciones para alcanzar el desarrollo económico en un contexto de crecientes restricciones ambientales. Esto se refleja en el 7.º Programa de Acción Medioambiental, que identifica la «necesidad de un marco que dé señales apropiadas a los productores y consumidores para promover la eficiencia de los recursos y la economía circular». La economía circular también se ve cada vez más como una oportunidad de negocio, por ejemplo, a través de los esfuerzos de la Fundación Ellen MacArthur. Por otra parte, los países europeos indican cada vez más la economía circular como una prioridad política.

En diciembre de 2015, la Comisión Europea publicó Cerrando el ciclo: Un plan de acción de la UE para la economía circular, una nueva estrategia que tiene como objetivo apoyar la transición a una economía circular en la UE. El plan de acción establece un gran número de iniciativas que abordan todas las etapas del ciclo de vida, en combinación con objetivos concretos en materia de residuos y el desarrollo de un marco de seguimiento en cooperación con la AEMA. Así, se dan pasos importantes hacia una economía circular en Europa.

«¿Cuáles son los beneficios de una economía más circular y cómo pueden estos, así como los posibles efectos negativos, ser evaluados? ¿Qué hay que hacer para convertir la teoría en práctica, y qué obstáculos hay que superar? ¿Cómo pueden las políticas actuales, junto con las empresas y las iniciativas civiles de la sociedad contribuir a la transición? Hallar respuestas a estas preguntas puede ayudar a los responsables políticos, los inversores, las empresas, los consumidores y la sociedad civil a encontrar vías de transición en su mayoría prometedoras», explica Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la AEMA, en el prólogo del documento.

«Sin embargo, la base de los conocimientos actuales está más bien fragmentada. Es necesaria una mejor comprensión de diversos aspectos de la dinámica del sistema como las estructuras y funciones de la producción, la dinámica del consumo, los mecanismos financieros y fiscales, los factores desencadenantes y vías para el desarrollo de innovaciones tecnológicas y sociales», continúa Bruyninckx.

A través de la nueva serie de informes sobre la economía circular, la AEE aspira a dar respuesta a algunas de estas preguntas y a los vacíos de conocimiento. El público objetivo de esta serie lo conforman principalmente responsables de políticas de la Unión Europea a escala nacional, así como representantes del sector empresarial y la sociedad civil.

 

El plan de acción sobre economía circular de la UE establece un gran número de iniciativas que abordan todas las etapas del ciclo de vida, en combinación con objetivos concretos en materia de residuos y el desarrollo de un marco de seguimiento en cooperación con la Agencia Europea del Medio Ambiente.

 

Fuente: AEMA.

 

Deja un comentario