La dendroenergía tiene un gran potencial para reducir las emisiones globales de GEI y mejorar los medios de vida rurales

Un informe hecho público por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) llama la atención sobre el gran potencial de la dendroenergía  (uso de la madera como fuente de energía) en la disminución de las emisiones de globales de gases de efecto invernadero (GEI) y en la mejora de los medios de subsistencia rurales. Y es que un 7 % de las emisiones mundiales de GEI de origen humano proceden de la producción y el uso de leña y carbón vegetal, lo que en gran parte es consecuencia de una gestión forestal insostenible y de la fabricación del carbón vegetal y la combustión de la leña ineficiente. Disculpa, este contenido está restringido, debes o para acceder.

 

Deja un comentario